La energía disponible para las sociedades y personas está disminuyendo sin retorno. Por eso la decadencia de Occidente

Llevamos cinco años en el Pico Petrolero, es decir, que ya no se puede producir más de lo que se produjo en 2005, Y ESO A CUALQUIER PRECIO QUE SE PONGA EL PETRÓLEO.  Porque si no el pico sería futuro, bastaría subir el precio a 100, a 15o dólares, a 200 dólares y los productores amablemente producirían más  –¡qué más quisieran ellos si no hay reservas ya para aumentar nada!

Contrariamente a lo que escribió un indocumentado editorialista de El País/Madrid si sube el precio no van a producir más ¡para bajar el precio, ja, ja!  ¿Y entonces para ellos dónde está la ganancia, si producen más a menos precio?  El País/Madrid, digo sus arrogantes editorialistas, están demasiado acostumbrados a que no los retruque nadie con razones.  Bué, aquí estoy yo.

→  El País, Madrid entiende mal la amenaza del crudo ← ←

Es peor aún, Señor Presidente.  En 2005 se producía en promedio 73.718 Mbd, (millones de barriles por día) y el precio promedio del barril eran u$d 57. El año 2005 fue el año del Pico Petrolero (la IEA dice que 2006, no discutamos por unos meses que da igual).

Este año el promedio en nueve meses son 73.436 Mbd es menor, y no aumenta la producción aunque ya está el precio alrededor de u$d 90 y no aumenta porque no puede aumentar por más tela que le echen.

En Septiembre 2010 la producción C+C fue 73.596 Mbd o sea que no va a superar 2010 aquel pico de 2005, imposible.  Aunque daría igual que se supere un poco o que sea un poco menos, la realidad que estamos en la cumbre de un pico de producción llevamos en ella cinco años, y de ahí caeremos  –sólo sabremos que hemos caído tras unos cuantos años de caer, es evidente a los ojos.

Pero es peor aún, Señor Presidente. Año tras año, inexorablemente, desciende la calidad de ese crudo.  Las arenas asfálticas de Canadá requieren gastar mucha energía y cara para transformarlas en petróleo, no es petróleo dulce de pozos fáciles.  El petróleo de las plataformas marinas a kms de profundidad bajo el mar es caro y peligroso, o sea más caro.  Los asfaltos de Venezuela se transforman en petróleo con dificultad y caro  –muchos países como Uruguay no pueden refinarlos en ANCAP diseñado para petróleo no para asfalto sulfuroso.

Así que aunque esa cifra de extracción es más o menos una recta, la energía neta para la sociedad es menor año tras año.

Hemos consumido -el plural es excesivo- la mitad del petróleo existente en el mundo, y no,  no quedan grandes yacimientos por descubrir.  Fue la mitad buena, fácil y barata ya sólo queda petróleo malo, caro, difícil de extraer y purificar.

PS. Agrego gráfica del costo de producción de petróleo a diferentes productores, según diferentes calidades y tipos de geología -«todo no es lo mismo y conocer consiste en conocer las diferencias» agl.

Es un cártel, lo van a cobrar al máximo no al mínimo

Gráfica de The Oil Drum

Pero es peor aún, Señor Presidente. Año tras año, inexorablemente, aumenta la población mundial, con lo que la energía disponible para cada habitante disminuye y eso es así también en España, en Reino Unido, en Europa, en los EEUU y en el mundo entero.

Pero es peor aún, Señor Presidente. Año tras año los países productores y cuya producción es la misma en el mejor de los casos, consumen ellos más y más de su producción -los viles egoístas- y Venezuela y Arabia y Méjico, incluso Argentina, prácticamente le regalan el combustible a sus ciudadanos con lo que no tienen interés en ahorrar y por ejemplo Venezuela está plagada de gigantescos SUVs americanos, les sale regalado conducir.

Esto quiere decir que de su producción menos y menos queda para exportar por lo que el precio del barril realmente en el mercado sube sin parar.

Estos tres factores, unidos, explican porqué el crecimiento del PIB mundial (o español) es imposible ya.

La IEA estima que cada u$d 10 que sube el petróleo el PIB de los países industrializados desciende 0,4%  –eso son promedios; está claro que en el caso de España que tiene que importar todo su petróleo (y gas y carbón) es peor aún (otros países por ejemplo EEUU produce la mitad del petróleo que consume).  En todo caso la subida de 60 u$d/barril que será (probablemente) la diferencia entre finales de 2008 y promedio de 2011 (estará por encima de 100, lo anuncia Goldman Sachs) se realiza en una disminución del PIB mundial de -2,4%.  Eso es mundial; en la geológicamente desafortunada España peor aún y si al raquítico crecimiento y dudoso del PIB le restamos 2,4% (o más) el resultado es una debacle de proporciones históricas.

Nuevos y diferentes métodos y tácticas son necesarias para lograr crecer el empleo sin esperar un crecimiento económico imposible.

Algunas de esas tácticas están explicadas en este blog, ahí donde lo dice.

PS.  Algunas personas, sin pensar mucho en el problema, creerán que se puede salir aumentando las exportaciones. Incluso el gobierno lo dijo. Y las exportaciones han aumentado, pero mala barraka, también aumentó el déficit precisamente por aumentar las exportaciones !!  Esto es así porque sólo se puede aumentar la producción aumentando el consumo de energía y las importaciones de bienes de equipo. Con lo cual el neto fue una pérdida.  Y esto mismo le está empezando a pasar a Alemania, que aumenta sus exportaciones pero le aumenta el déficit, aunque los diarios españoles no lo dicen por el papanatismo que tienen con Alemania y porque no saben alemán. Pero yo leo alemán y por eso lo sé.

PS 2.  El pensamiento o el análisis más tradicional, absurdamente, no tiene en cuenta los límites del crecimiento dados por la disponibilidad de materias primas, a cierto precio, y en especial las energéticas.  Veamos por ejemplo un artículo de Sami Naïr que no se fija más que en deuda, en finanzas y en salarios.

Sami Naïr (Tlemcen, Argelia, 23 de agosto de 1946) es un politólogo, filósofo, sociólogo y catedrático argelino nacionalizado francés, especialista en movimientos migratorios y creador del concepto de codesarrollo.

Es una de las voces destacada del progresismo en Europa, asesor del gobierno de Lionel Jospin de 1997 a 1999 y europarlamentario hasta 2004, es vicepresidente desde 2001 del Mouvement des citoyens o Movimiento de los Ciudadanos.

SAMI NAÏR

Consumismo, sueldos bajos

Así, en Europa, no se habla ahora más que de «crisis del euro», de posibles «defectos» por parte de ciertos Estados, como si éstos fueran los responsables de la catástrofe, olvidando ya lo que ha hecho estallar la crisis mundial en el origen de la desestabilización del euro: el ahogo de las hipotecas basura y, más fundamental, del mercado inmobiliario en EE UU. /…/

Explicación: los unos sostienen que lo que está en el origen de la crisis son solo los préstamos hipotecarios; los otros, que, en Europa, es un defecto de flexibilidad del euro, que no ha sabido adaptarse a las fluctuaciones de coyuntura provocadas por la crisis; otros todavía incriminan la circulación descontrolada de capitales, los paraísos fiscales, la ausencia de transparencia que envuelve la actividad de los actores financieros, el papel de los grandes bancos que están a punto de quebrar pero que no podemos dejar que caigan en quiebra, las estadísticas truncadas de los Estados cogidos en falta, el papel hegemónico y más que egoísta de los gobiernos más poderosos de la zona euro, el sistema monetario internacional enteramente dominado por el G-2 (la alianza de facto entre el dólar y el yuan chino); en fin, el liberalismo desbocado preconizado por la OMC en el sistema de los intercambios comerciales mundiales, que, al poner a competir a unos países con sistemas sociales diferentes, destruyen los logros sociales de los más desarrollados. /…/

Arriesguemos aquí una hipótesis, que los futuros analistas demostrarán o invalidarán. La causalidad en feedback de la crisis es en realidad la pareja contradictoria que se ha establecido, desde el principio de esta globalización liberal, en torno a los años ochenta del siglo XX, entre la extensión de producción infinita de mercancías a bajo precio, que exigía el desarrollo igualmente infinito del consumo, y el recorte salarial en todas partes para producir estas mismas mercancías y para luchar contra la inflación. En líneas generales: un movimiento mundial de alza del consumo y de deflación global de los salarios bajos y medios.

¿Pero cómo pagar todo lo que es ofrecido con unos salarios bajos? La respuesta es simple: con el crédito, la deuda. Es por eso que estos últimos 30 años han sido los de uno de los más apabullantes endeudamientos de la historia del capitalismo. Los países de la Unión Europea en dificultades lo saben mejor que nadie: la deuda privada en España es hoy en día una de las más importantes en Europa; el enriquecimiento hipotecario de los hogares españoles ha resultado ser una cuerda de estrangulamiento. /…/

Como comprueban y queda demostrado incluso los intelectuales europeos de mayor categoría y mejor formación están onnubilados por la interpretación economicista de la crisis, de la gran Depresión 2.0 en que vivimos. Y sin embargo los cambios y medidas no tienen efecto y empeora la situación  –Irlanda, los países europeos periféricos, los propios EEUU la crisis empeora y en 2011 será peor aún.

Pero hay pensadores japoneses que opinan lo mismo que yo, que es el encarecimiento de las Materias Primas energéticas ::

LOS PAÍSES INDUSTRIALES CREYERON QUE IBAN A SEGUIR DOMINANDO, LES LLEGÓ SU HORA

La Gran Depresión 2.0 causada por el Pico Petrolero y el consiguiente Crash financiero mundial demuestra que hay un cambio drástico en el capitalismo.

La posición favorable que tenían en el comercio multilateral ha desaparecido porque no pueden ya bajar los precios de las materias primas debido a la competencia superior de los países en via de desarrollo.

Esto va a empeorar y su crecimiento económico se reducirá o será negativo.

Todas las recesiones ocurridas fueron debidas a problemas con el petróleo, esta es la más drástica de todas.

El tema fue estudiado por los japoneses Mizuno y Kayano en «Cho-Makuro Tenbo, Sekai Keizai no Shinjitsu» («Ultra-macro Outlook — The Reality of the World Economy»)

Terminó la globalización , bienvenidos al nuevo orden mundial.

Rising oil prices, the recession and a new world order

A discussion between economist Kazuo Mizuno and Tsuda College associate professor Toshihito Kayano, which was carried in a book, is based on a bold hypothesis and is inspiring.

In the book, titled «Cho-Makuro Tenbo, Sekai Keizai no Shinjitsu» («Ultra-macro Outlook — The Reality of the World Economy«), Mizuno and Kayano discuss the global economy from an ultra-macro economic viewpoint. They assert that the current recession is not just a problem involving the cycle of business conditions but is a result of a drastic change in the current of capitalism.

They pay close attention to the fact that the trade bargaining position of developed countries has declined because they have become unable to beat down the prices of natural resources, particularly oil, with the rise of emerging economies. Furthermore, developed countries have lost their superior positions as economic nationalism has heightened.

In plain words, developed countries are no longer able to make profits if they maintain their policies that had long been regarded as orthodox. This is clearly shown by the fact that they cannot put the brakes on the decline in workers’ wages even if their economies improve. This is a big headache for both the United States and Japan.

The United States attempted to retain its economic supremacy by transforming itself into a financial empire. At one time this move appeared successful, but the financial crisis triggered by the collapse of Lehman Brothers has demonstrated that such a measure has its limits.

The trade bargaining position of developed countries is expected to continue to worsen with the rise in prices of natural resources, so developed countries’ economic growth will remain slow.

The discussion between Mizuno and Kayano resembles what Jeff Rubin, an economist with a Canadian investment bank, wrote in his book, «Why Your World is About to Get a Whole Lot Smaller

Like Mizuno and Kayano, Rubin attributes the ongoing global recession primarily to the rise in oil prices. He urges those skeptical about such an assertion to analyze all the recessions in the post-war period. He says the fingerprints of oil clearly remain in all post-war recessions, and the current one is no exception. A rise in interest rates, which is responsible for the bursting of the real-estate bubble in the United States, was triggered by skyrocketing oil prices.

China is a major factor behind the rise in oil prices. Additionally, however, oil producing countries’ self-consumption of oil has sharply increased, and their capacity to export oil has declined. The amount of gasoline that an average U.S. driver consumes in a month is equal to that required to operate a man-made ski ground in a scorching desert in Dubai for only a day.

There is a large amount of oil reserves in oil sands in Canada as well as in other countries that are not traditional oil-producing states. However, such oil is expensive.Since the production of less expensive oil by traditional oil-producing countries has already peaked, globalization can no longer be maintained. Rubin concludes that the world has no choice but to contract.

However, the rise in oil prices is not necessarily a bad thing. As the price of crude oil has risen to over 100 dollars per barrel, the amount of steel and perishable food China exports to the United States has sharply declined. As a result, domestic steelmakers in the United States are now being required to sharply increase their output, while farmers have begun growing vegetables again in their farmlands that they had once abandoned. This suggests that the United States can survive without China.

Oil will never be exhausted but its price is rising. Globalization was a mere dream that quickly vanished. These two books are useful in learning the new reality of the world. (By Michio Ushioda, Expert Senior Writer)

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.