Vladimir demuestra que el hombre que vale, vale para todo

El Primer Ministro de Rusia, antes Presidente, antes aún el capo de la KGB, judoka, aviador, cazador y que salvó a su país -ayudado por el petróleo y el gas, pero el hombre jugó con las cartas que tiene- ahora se une a Churchil y a Hitler como pintor de fin de semana.

Algunos dicen que pinta mejor que Churchill y que Hitler.  En todo caso en una subasta para la caridad uno de sus cuadros alcanzó casi 800.000 euros.

Representa un paisaje ucraniano batido por la nieve y el hielo después que nos cortó el gas a los europeos por portarnos mal.

Está bien que Vladimir gas-Putín haya destinado este dinero a los pobres.  Nos recuerda a aquel santo famoso «que con caridad sin igual, mandó hacer este hospital ¡Y primero hizo los pobres!».

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.