La Unión Europea debería prohibir a los ingleses cambiarse el nombre

Man charged with kidnap and sex assault of 10-year-old boy as he walked to the shops and abduction of second child, 11

Michael Jackson, 49,  from Oldbury, West Midlands is accused of the kidnap and sexual assault of the child in Oldbury on Sunday.

Jackson is reported to be a pirate radio DJ who changed his name from Albert English to impress a former girlfriend.

Este degenerado secuestró al niño que había ido a comprar caramelos a una tienda cercana, lo desnudó y encadenó a un radiador y lo sometió a abusos.  Una mujer que pasaba vio al niño por la ventana y avisó a la policía, que ya lo estaba buscando avisados por la madre.   El coso este también había secuestrado a una niña de once años en otra ocasión.

Vivía con otros delincuentes en un hostal de acogida de gente así.

Más allá del caso, el problema para el mundo, para Europa y para España en particular es que este país se libra de su escoria dejándoles cambiar el nombre por un recurso  que se llama poll deed  (los ingleses siempre con su camelo de inventarse nombres astutos que no quieren decir nada): van al juez, pagan 30 libras y se cambian el nombre; les dan documentos, pasaporte con el nuevo nombre y se largan a España, donde saben que la policía es torpe y la gente es idiota y se creen que un inglés emigrante es un lord, cuando esta gente son peores que los moros o los gitanos rumanos; y son peores porque son más inteligentes, tienen más preparación y experiencia, no son unos pobres torpes, son malvados no gente que nunca tuvo oportunidades en la vida.

No hace mucho se dio el caso de uno, violador y cruel, reo condenado, que al salir se cambió el nombre a King (no me acuerdo el nombre completo) y se fue a España, donde va toda la escoria de Europa, por la droga, el vino y el desenfreno y la facilidad para cometer delitos, la impunidad legal y la estupidez policial.

Este King se casó con una española idiota, una típica vacaburra española que a lo mejor se pensó que casarse con un inglés se había casado con un ser especial.  Cometió dos asesinatos de mujeres, era un violador serial killer, dos asesinatos que se sepa este émulo de Jack The Ripper. Recién al segundo lo cazaron al animal.

Como se había cambiado el nombre eso dificultó su identificación, una víctima se hubiera ahorrado de tener el nombre original.

Y con el cachondeo que es la justicia en España capaz que ya está en la calle.

Cómo y porqué las españolas se pueden casar con ingleses de los que no saben nada, me deja turulato, se ve que la cultura del español/española es de las películas.  No se dan cuenta que tras una apariencia cortés y educada son los monstruos mas rastreros que hay.

Pero el daño está en permitirles cambiar el nombre.  Lo hacen, el gobierno les deja, con astucia, para que se larguen a cometer crímenes en otros países y se libran así de ellos.

La Unión Europea lo debe prohibir tajantemente, y para empezar todo aquel y en especial aquella (que las inglesas aunque algo menos delincuentes que los hombres, tela con ellas también)  que se cambie el nombre y por sucesivos matrimonios, deben estar los anteriores bien impresos en su pasaporte, al ver Inmigración en España que tuvo otro o varios nombres ficharlo inmediatamente y avisar a la policía local del  delincuente que les llega, hacerlo ir a comisaría todos los días  (a lo mejor al ver que lo controlan se larga a Tailandia o a Camboya, a comerse gente ahí) y aún se debería mantener una lista a nivel europeo inmediatamente para consultar por las policías y no sólo por Interpol.

El que se ha cambiado el nombre es un delincuente, seguro, y además da muestras de ser un delincuente en especial peligroso por calculador e inteligente. Debe ser controlado.

Y España debería fichar cuidadosamente a todo inglés que permanezca en España más de tres meses, sobre todo si se encuentra en la Franja de Edad Delincuente, entre los 16 y los 50 años de edad.  Soy partidario de que les claven un identificador en el hueso, como a los perros para poder identificarlos bien.

Se me dirá, qué pasa con los albanokosovares, mafias, y escorias varias.  Si no son esos más peligrosos aún.

Ocurre que si miramos a Europa, parece un embudo y en el fondo del embudo está España haciendo de tapón, toda la mierda humana cuela para abajo, y se queda retenida en el tapón.  Razón de más para que en España el Ministerio del Interior debería ser de actuación severísima lindando con la ferocidad, y todo extranjero ser supercontrolado  –bastante tenemos con aguantar la delincuencia nacional propia, quienes en todo caso deberían ser reeducados en Campos de Reeducación; y de entrada enseñarles a leer y escribir, que los delincuentes españoles simplemente no saben.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.