La delincuencia y corrupción de los valencianos no tiene límites

Se ríen de España los que medran de ella

¿La reacción de estos grotescos impresentables?  Tratan de anular a las fiscales para que el caso se hunda.

Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, se ha despachado a gusto contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que ha llamado «incompetente, ignorante, inmoral político y miserable» por sus medidas «salvajes» para afrontar la crisis.

Esta gente quiere hundir al hombre que trata de curar los daños causados por el insostenible modo de vida de los españoles.  Los pepotes, y los peores de ellos los valencianos, ignorantes, descerebrados, barriguitas, comilones, aprovechados, petardistas, puteros y por fin corruptos a tope niegan que se acabó la fiesta y pretenden ponerle rueditas al Banco de España y llevárselo para su casa.

Pero Barberá no se ha quedado ahí y también ha anunciado su insumisión a la hora de pagar. Tras denunciar que los ayuntamientos, los pensionistas y los funcionarios tengan que «pagar el pato» del déficit público estatal, ha reiterado que el ayuntamiento de Valencia sólo acometerá recortes y abonará sus deudas con el Estado si dimite Zapatero: «Primero, que se vaya, y luego pagaremos».

También ha afirmado que el Ayuntamiento de Valencia no devolverá nada al Estado

Si estos grotescos (grotesco viene de gruta) continúan en el poder en Valencia y a peor se alzan con el gobierno, la miseria y la muerte reinarán en toda España.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.