Texas: Heredarás el viento
Le pagan 500 u$a/turbina/mes
Cobra 500 u$a por mes por turbina en su tierra Le pusieron 78 turbinas Van a instalar 76 más

En Sweetwater, Texas (es el ejemplo) el petróleo se termina. Aún sigue saliendo pero los “nodding donkeys”, (burros cabezoneando) las torres extractoras cada vez sacan menos petróleo de cada vez venas más pobres. Normal, inevitable.

Los tejanos han encontrado otra fuente de dinero: las torres eólicas. Las compañías eléctricas les pagan 500 dólares por mes y por torre, por tenerlas en su tierra y generar electricidad.

Petróleo muerto, viva el viento

Es facil hacer el cálculo en Uruguay, donde la electricidad es incluso más cara que en Texas. 500 dólares por turbina, pongamos un estanciero que le instalan 20 turbinas en su terreno, son diez mil dólares por mes, 120.000 dólares al año por sentarse a oir silbar el viento.
No le saca ese dinero a las vacas.

Potencia, electricidad, riqueza
En Texas esta nueva industria potencia el desarrollo y ha valorizado las tierras.
Mucha gente pasaba de rico petrolero a pobre arruinado, esto no pasa con el viento y los tejanos que dejan poner eólicos en sus tierras dicen que ahora duermen tranquilos, oyendo silbar el viento entre las aspas, que le da dinero.
Y en muchas zonas de Uruguay el viento es fuerte y constante.
Ese buen dinerito el hombre lo tiene que meter en banco, invertir, resulta en prosperidad para él y para todos.

Crea empleos técnicos de todo tipo, e instalación y mantenimiento.
Estas torres tienen 20 pisos de alto y las aspas mayores que las alas de un avión de pasajeros.

Dos técnicos mantenimiento
Electricistas, mecánicos, mantenimiento: empleos técnicos bien pagados.

Aquí el cuarto de control en Sweetwater
general-electric-control-800-sweetwater.jpg

Muchas de las compañías que se han instalado en Texas a generar electricidad son europeas como Iberdrola de España y otras alemanas.
Mayor electrificación y generación nacional de energía y combustibles significa prosperidad para todos.
Un país de trabajadores y técnicos, no un país de importación, de burócratas mal pagados, delincuentes y bichicomes del carrito comunista.

A diferencia del negocio ruinoso que ha hecho Uruguay con el gas argentino importado, pierden millones de dólares al año y no tienen gas. Porque no hay, y de donde no hay, no se puede sacar.
Uruguay paga casi 4 millones de dólares AL MES a la Argentina, por no recibir gas por los inútiles gasoductos.
Son los negocios del comunismo chapa 15 y del comunismo. Seguro que algún burócrata corrupto, o muchos, se forran por no hacer nada.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.