¡ Mala baraka !

En Southampton, Inglaterra, los bomberos acudieron al hospital, por una operación delicada. Un señor ahí, con el pene introducido en un tubo de acero, y no se lo podían sacar.

Lo anestesiaron y los bomberos cortaron el tubo usando una sierra circular y poniendo cuidado. La operación tuvo éxito, el hombre pequeño quedó intacto aunque algo machacado. El doctor opinó que probablemente esta persona no se vuelva a meter en similar situación.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.