La Jungla funcionarial latinoamericana y tercermundista o sea que no sólo en España

Resulta que nuestro Estanciero Oriental tiene una hija doctora que está haciendo obra santa en una misión religiosa en Africa, en Angola por más señas.  O sea, en la jungla y de verdad.

Ansiosa su señora y madre de la doctora, y también él naturalmente por ver a su hija en tan encomiable misión deciden ir a visitarla desde Uruguay, y también darse un garbeo por Angola, Namibia, Zimbabwe, Zambia y Sudáfrica.

Un moderno Livingstone mi amigo, o al menos turistas de lo difícil.

Pero como en todos los países tercermundistas, y algún europeo que padecemos por nuestros pecados originales, o sea España, el peligro no son los cocodrilos ni los leones ni los caníbales.

El peligro son los funcionarios de la embajada.

El relato de las dificultades que tuvo de obtener la visa por estupidez y mala idea de la funcionaria angoleña tiene su gracia. Recordemos para el poco ducho en la geografía latinoamericana, que el Río de la Poca Plata tiene 450 Kms de ancho, o sea un río ancho como de Madrid a Alicante o de Alicante a Ibiza y que hay dificultades de puentes cortados por terroristas argentinos y Kircheneros, o sea .

——————————————————————————————————————-

Alvaro, te cuento para amenizar este día gris de por aquí y para bajar revoluciones, todavía estoy histérico

A cuatro días de irme, de la embajada de Angola -vía comisionista enviado- me comunican que no me dan la visa. Y me dijo, andá vos, esto solo se arregla personalmente, si se arregla

Bue… a la madrugada salimos para Buenos Aires el 25 de agosto, a hacer nuestra propia Declaratoria, el viaje muy bien, hacía tiempo que no pasaba por los puentes del Paraná, y menos por el ex corte a Gualeguaychú (dicen que se reabre, digo se recierra el domingo).

Luego de perderme nada más que dos veces en la entrada a BA, llegué a la Embajada después de hacer 3 km extra por cuadras largas, luces, calles cerradas, vías de tren y contramanos que no te dejan entrar. El horario de 7 a 13, el Exmo. Sr. Consejero (pedí hablar de jefe a jefe) no ‘tá, está en un Congreso. Aleluya!! y ahora qué hago? la chiquilina recepcionista curiosamente de Minas, me vio cara de oriental abombao y poco acostumbrao a estos menesteres, se compadeció de su compatriota desorientao, y me dijo: yo te aviso cuando llegue, pero no antes de las 2.

Entonces a Mercedes se le ocurre ir a Puerto Madero, sobraba tiempo… Media hora en llegar, otros 10 minutos para estacionar es increíble que no haya un solo lugar, recién habíamos conseguido hacerlo, salimos del auto y no habíamos andado 100 metros cuando avisan: llegó a las 12  va a estar hasta la 12 y media.  Bueno, te imaginás el drama para cruzar el microcentro porteño y las erradas después de calles, etc., embotellamientos, todo lo de la entrada pero al cubo por la hora impropia, pleno mediodía. Además que Mercedes decía, es para allá, y yo es para acá… y no era para ninguno de los dos lados.

Llegamos una menos cuarto, pedimos para hablar, y nos atendió la misma que nos había recibido la visa que tampoco estaba temprano. Entonces fue ella a conversar con el Exmo.

¿Qué pasaba? Que la señora de idioma afri-portu-ñol, leyó que éramos solteros (se equivocó la muchacha de la agencia que llenó el formulario y nadie se dio cuenta), y entendió que como la entidad invitante era la Misión Salesiana de Luanda, yo era misionero, porque se le ocurrió nomás, porque pongo siempre jubilado que es lo más interesante para viajar.

Entonces, o yo era casado y por lo tanto no era misionero, o era un mentiroso porque había puesto soltero. Y me decía «eu so católica», y yo con ganas de contestarle «eu quero asesinarte». Llego a la conclusión que pensó, uruguayo, paraguayo, misionero de dónde, este debe ser bruto degenerado y mentiroso, y se le habrá cruzado el obispo Lugo por su oscura mente. Hubo que explicarle detalladamente que aunque me invitaba la Misión, yo no era misionero (lo debería haber creído si hubiera conocido mi piadosa vida), y que por lo tanto podía ser casado y tener unos cuantos hijos, según rezaba la libreta de casamiento.

Que por otra parte estos son negros, negros, no azules como los haitianos también muy oscuros, sino negrísimos. Y el presidente se llama José Eduardo, lo único que me ocasionó simpatías angoleñas hasta el momento.

La gracia de la doña, me costó dos viajes a Buenos Aires y el comisionista, las visas, todo me debe haber salido como 10 mil pesos, si no me quedo corto. Todo sea por las semilas de baobab, para que con su sombra protejan mis sembrados futuros de ñame para la comida de olla del establecimiento, y mijo para hacer cerveza y exportarla a Burkina Faso

En fin, el domingo partimos, esperemos no nos partan

Pepe, el Estanciero Oriental ,,

Por Armando

5 comentarios en «Un Oriental quería ir al África»
  1. De donde saca usted que el rio de la Plata tiene 450 kilómetros de ancho? Ha estado usted por allá?
    Ha consultado alguna enciclopedia?
    Mejor corrija el dato, por favor.
    Un abrazo

  2. Nada menos que 20 años estuve. 450 Kms o más, depende de por dónde se mida, y la distancia Buenos Aires- Montevideo es por lo menos eso.
    Y en realidad no es un río, es un estuario porque ése es su régimen de mareas.
    Pero Uruguayos y Argentinos, en esto coinciden los dos, insisten en llamarlo falsamente «río» porque la legislación internacional de navegación en estuarios es completamente diferente y la navegación en estuarios es libre internacionalmente, en ríos no. Y con la envidia, odio y miedo que le tienen a Inglaterra tienen miedo que la Royal Navy suba por el estuario hasta Buenos Aires, como ocurrió varias veces en el pasado.

  3. Puers sigo sin estar de acuerdo. Yo también he estado por aquellos lares y supongo que las enciclopedias las escriben `personas sensatas. Dígame donde ha encontrado ese dato que dita usted, por favor.

  4. Por ejemplo puede consultar esta página que , quizás, le pueda orientar un poco y supongo que debe ser bastante más seria que los datos tan optimistas y tan inexactos que expone usted. Dice lo siguiente esta página:

    «Su longitud es de 330 kilómetros con un ancho que va desde 7,5 kilómetros en su parte más estrecha, hasta 220 kilómetros en la desembocadura en la cual se mezclan sus aguas con las del mar.»

    http://www.cennave.com.uy/content/view/252/137/

    Un abrazo

  5. El Río de la Plata es el río más ancho del mundo, si lo queremos considerar un río, porque en realidad es un estuario.
    Aunque quieren dar como final del río una línea entre Montevideo y Punta Piedras, eso es un absurdo hidrológico.
    Yo tengo medida la salinidad a la altura de Montevideo, nunca encontré valores superiores a 5por mil 5%o, lo más frecuente 1,8%o.
    La salinidad marina es de 35%o 35 gramos de sal por litro.
    Lo correcto es medir la desembocadura entre los puntos extremos de Maldonado/Punta del Este y Punta Norte en Argentina, incluyendo la bahía de Sanborombón.
    Incluso en Punta del Este, aunque parezca mar, la salinidad nunca es marina.
    Esa distancia es superior a 450Kms.
    http://en.wikipedia.org/wiki/File:Plata_buenos_aires_montevideo_map.PNG
    Creo que ese mapa aclara bastante bien las cosas.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Bah%C3%ADa_de_Samboromb%C3%B3n

    Esto se complica porque las definiciones de estuario incluyen el régimen de mareas e intrusiones de agua salada. En ese sentido el Río de la Plata es un estuario, el agua de mar llega a penetrar en ocasiones incluso muy arriba del Río Santa Lucía, que provee a Montevideo de agua potable.
    Pero las implicaciones políticas y de defensa naval de aceptar el Río de la Plata como estuario son tan graves que los dos países a sus orillas se niegan rotundamente a aceptar esos límites de atlas europeos claramente interesados.
    ¿O cree Ud que la Encyclopaedia Britanica es neutral en un tema así?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.