El mejor representante del Constructivismo se exhibe en el MNAC de Cataluña

Torres-García = clasicismo-vanguardia

Llorens, fresca todavía su dimisión del patronato del Museo Carmen Thyssen de Málaga, es el comisario de la exposición Torres-García en sus encrucijadas, que se inaugura hoy en el el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y que podrá verse hasta el 17 de septiembre. Un conjunto para el que ha conseguido reunir más de 80 piezas procedentes de la colección familiar y casi todas ellas inéditas, que ponen al descubierto la enorme estatura de este artista hispanouruguayo que vivió saltando de un lado al otro del Atlántico, siempre en la nostalgia del lugar que acababa de dejar.

De hispano uruguayo nada, artista uruguayo simplemente y menos mal que no lo calificaron de catalán.  Muchos uruguayos protestaron en cartas ante esta manera española de lucir plumas de otros.

Hijo de un catalán de Mataró. Por parte de madre (uruguaya) nieto de canario y uruguaya. Su formación artística definitiva la obtuvo en París. ¿Porqué lo llaman «uruguayo-catalán» ?

Una muestra de buenas obras de Torres García de imágenes que tengo en el ordenador

Es particularmente conocida su representación de Latinoamérica, con el Sur orientado arriba y la Longitud y Latitud de Uruguay

☼  Un artista uruguayo, NN, me escribe

Pero es curioso cómo todo el mundo se quiere adueñar de las grandes figuras. El articulista lo llama «hispanouruguayo», que ya es toda una concesión por parte de un catalán. O algún redactor lo ha cambiado. En el recuadro a la derecha en cambio Torres es llamado directamente «uruguayo-catalán».
Ahora bien, yo diría que Torres es simplemente uruguayo. El que era catalán era su padre, que provenía de un pueblo llamado Mataró, a 30km de Barcelona como huyendo para Francia. En cambio su madre era uruguaya de padre canario (de las islas, no de Canelones) y madre criolla. Con ese criterio también podría ser llamado «uruguayo-canario», aunque para oídos uruguayos sonaría rarísimo.

El padre, que se arruinó por la quiebra de un banco montevideano y luego por segunda vez por un cambio en las leyes uruguayas referentes a ciertas importaciones/exportaciones que él hacía, decide volver a su Mataró natal y llevarse a su familia.

Como consecuencia, Torres recibe su formación artística inicial en la Barcelona de entonces, cuna del «noucentisme» y otras variantes del «art nouveau» en boga entonces. Incluso llega a trabajar con Gaudí en las obras de la Sagrada Familia, aunque se ignora qué hizo. También trabaja con Gaudí en la remodelación del altar mayor de la catedral de Palma de Mallorca. El artículo de El País habla de que intervino en las vidrieras, aunque yo tenía entendido que fué en el altar, que lleva el sello inconfundible de Gaudí. No sé, la verdad, pero a fin de mes tengo que viajar a Palma y voy a visitar de nuevo la catedral y a verificar.

Pero esta formación inicial catalana fue apenas el comienzo de su carrera. Luego estuvo en París, donde se integró en el movimiento «fauvista», que luego abandonó para crear el «constructivismo» con que es más conocido. Por otra parte él dijo que su formación artística definitiva fué obtenida en París.

Por estar, estuvo incluso en Madrid, donde naturalmente nadie le dio bola y aguantó malamente apenas un año y medio.  Como positivo, a través de Barradas conoció a García Lorca. Pero al final no aguantó la mediocridad del Madrid de entonces y se volvió a Montevideo. Claro que el Montevideo de entonces también le debió de resultar insufriblemente mediocre, pero ya estaba veterano y no se movió más de allí. Como dice una de sus biografías: «Inmediatamente sintió una profunda admiración por Montevideo y sus habitantes. La desilusión vino poco después, cuando Torres se percató de que aquella ciudad de Montevideo que tenía todo el aire de gran metrópoli del siglo XX en lo material, se nutría en cambio, en lo artístico, de las manifestaciones más pobres y anticuadas». Estamos hablando de 1934, y menos mal que se vino porque dos años más tarde comenzaba en España la guerra civil.

Les cuento esto por si alguno quiere mandar una nota de protesta a El País o al museo de arte catalán. Veo que algunos ya lo han hecho…

La escuela del Constructivismo de Torres García (no fue el inventor de esta corriente, pero es su representante mejor) continúa muy bien hoy en día.

PARA SABER MÁS

☼  Un buen artículo, biografía y otras obras en  Wikipedia Torres García

☼  Rafael Barradas, otro pintor uruguayo de principio de siglo con alguna presencia en España y amigo de Torres García

☼  Fauvisme

☼  Constructivismo

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.