«Las torres que desprecio al aire fueron/ a mayor pesadumbre se rindieron» a las ruinas de Itálica

En otro alarde de arrogancia los sauditas construyen la torre más alta del mundo, con el dinero de la gasolina del mundo.

1 Km de alta, en Jeddah. Dos mil millones de dólares construirla, por la familia binLaden

Qué gusto le dará al piloto que le meta una bomba de 10.000 kilos y caiga y arrase todo el nuevo barrio con su peso.

Candidatos no faltan. Aunque ya no esté Saddam Hussein, lo harán los persas, o los turcos, o los israelitas.

Aunque mi candidato a derribarla es la USAF, cuando se arme podrida, que se armará.

Es interesante que la excusa sea crear empleo para los saudiés, cuando todo el mundo sabe que son unos haraganes y que todo el trabajo duro lo hacen los esclavos que traen engañados de la India, Pakistán y Bangla Desh.

Los sauditas no son conscientes de la hostilidad que todos tienen hacia ellos, se van a enterar cuando las cosas empeores.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.