Aquí El Estanciero Oriental tomando mate a la sombra de un gigantesco baobab, en Angola.

Fue a visitar a la hija, que es doctora y está haciendo obra santa curando enfermos en un hospital de las monjas en África, continente con muchas tragedias humanas es cosa sabida.

A notar en la esquina de la foto unas gramíneas, son esas hierbas más altas que él.  Y si se fijan al fondo se ve el campo con esa hierba.  Está claro que cuando el hombre antepasado se bajó de los árboles se tuvo que poner de pie y estirarse para ver si venían los leones.  Y es tal cual, en África es todo así, y yo he estado, y cuando te ves en medio del pajonal ese y no ves nada y tienes que saltar para ver un poco ahí lo entiendes de dónde venimos los humanos.

En Uruguay no hay ni un sólo baobab, (en Brasil, Recife, hay plantados)  pero al volver donó semillas al Jardín Botánico, o sea un enriquecimiento científico y biológico del país.

A notar el verdadero tamaño del imbundeiro, como lo llaman en Angola al baobab.

Adansonia digitata, África con estanciero uruguayo a la sombra

Al baobab lo llaman «el árbol que crece para abajo«, porque tiene bajo tierra la misma masa que en la superficie.  Eso para Uruguay -y si vamos al caso para España- tendría un valor ecológico enorme al producir tanta materia vegetal y almacenar agua en la raíz.  Un sólo baobab te mantiene una ecología, docenas de especies viviendo de él y sobre él y bajo el árbol. Incluyendo las personas, porque tiene mucha utilidad y los frutos son comestibles, de hecho se importan y venden en Inglaterra, ricos en minerales y vitamina C.

En las ciudades africanas los frutos del baobab se consumen mucho.  Hay quien lo critica, porque antes en el monte africano, no mato diría un angoleño, la gente lo comía y escupía las semillas, salen nuevos árboles.  Pero en la ciudad las semillas van a parar a la bolsa de basura, no germinan y eso es malo, muy malo para África.

☼  De plantar algunos en Uruguay crecerían mucho más rápido que en Angola por la razón que allá hay muchos meses de sequía mientras que el clima subtropical húmedo de Uruguay lo alimentaría de agua con más frecuencia. Puede plantarse cerca de la costa porque es tolerante de la sal.

Debería hacerse por el método que expliqué en el artículo Fosfato para Mujica, haciendo primero un hoyo de tres metros de diámetro y tres de profundidad, rellenado de buena tierra.

Un árbol uruguayo muy relacionado con los baobab es el Palo Borracho, Chorisia spp o Ceiba speciosa que también se planta mucho ahora en España por sus bellas flores grandes, rojas, blancas o violetas y tronco ornamental, cuajado de espinas así como las ramas.

Alto valor paisajístico que tendría para Uruguay algunos caminos o entradas largas a estancias, bordeados de Baobabs y/o Palos Borrachos, como en esta foto tomada en Madagascar.

Adansonia grandidieri

PARA SABER MÁS

Palo borrachohttp://en.wikipedia.org/wiki/Ceiba_speciosa

Baobab Adansonia spp  http://en.wikipedia.org/wiki/Baobab

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.