(Escrito y publicado cuando la invasión de las Fuerzas del Bien a Irak

HOJEADO
El número de TIME dedicado a España lo viché en la tienda, yo no gasto plata en porquerías. Esto lo empezaron los socialistas que cuando ganaron las elecciones inmediatamente compraron NEWSWEEK y los españoles empezamos a leer los más entusiastas y floridos comentarios sobre nuestro país. Luego dicen algunos que los periodistas escriben lo que les manda el jefe.
Se nota que ahora gastan más dinero, TIME es más cara. Qué notable, desde que hacemos todo lo que nos dicen los EEUU somos los mejores de Europa. Ahora España es un país en el que se puede confiar, nos dicen, antes se ve que no.
Queden las cosas claras: yo estoy a favor de la invasión de Irak y Afganistan, me parece necesario y bueno derribar a ese vil tirano Saddam y a más que estando ahí 1 500 mozos españoles y miles más de otros paises europeos y de los EEUU, es nuestro deber apoyarlos. Pero publicar tantas mentiras sobre lo bien que va el país es chocante.

La posición de Felipe Gonzalez de oposición a la guerra: estoy seguro de que si él hubiera sido presidente, en vez de 1500 soldados españoles habría quince mil en Irak; este hombre es el que nos metió en la NATO/OTAN.

Me encantó el comentario de una lela ahí, sobre la inmigración de musulmanes a España, una de estas lelas ricas que nunca convivirá en su escalera con argelinos: dice que el español no está acostumbrado y hay mucho que educar.
Tiene razón, a los musulmanes hay que educarles, integrarlos en el modo de vida occidental, crearles hábitos de trabajo, enseñarles nuestro idioma, darles formación, hacerles olvidar la brutalidad en que se criaron de niños, los hábitos de violencia que les inculcó su familia, obligarles a respetar a la mujer, la libertad religiosa que nunca han conocido y los derechos humanos. ¿Supongo yo que eso fue lo que quiso decir cuando dijo que hay mucho que educar ? ¿NO?? ¿Que no fue eso? ¿Que es a los españoles a quienes hay que educarlos en la criminal forma de vida de los musulmanes? ¿Que los fieros varones musulmanes no tienen obligación ninguna de respetar nuestra forma de vida ya que son ellos los que han ido a nuestro país y no nosotros al de ellos?
Me lo temía.

LEIDO El artículo de D. Baltasar Garzón Real, juez de España y parte del extranjero, titulado Tiempo de canallas ( El País/Madrid Sábado 18 Feb-04).
Baltasar Garzón, lleno de santa indignación, arremete contra los males del tiempo instando a los españoles (porque no creo que sea muy leído en los EEUU) a la intransigencia ética, a no desentenderse de las injusticias y las atrocidades del mundo, a más responsabilidad y menos indiferencia, a no adormecerse y a unirse a los que en forma «revolucionaria si quieren» buscan «un mundo más solidario, más justo, más libre y en paz.»

Yo (que sólamente soy un pobre biólogo, no un juez de fama planetaria) recomiendo en cambio la indiferencia frente a los que nos recomiendan nuevas formas del «vivere pericolosamente» del fascismo; recomiendo dedicarse a laborar el huerto propio -recomendado por Voltaire, ese sí peligroso revolucionario siempre prohibidísimo en España por sus amos, los curas, y sus instrumentos de toda la vida, los jueces- hacerse duro en el escepticismo y la incredulidad frente a estos manipuladores de la opinión pública; no creer a quienes nos recomiendan que luchemos por un mundo mejor desde la representatividad de la democracia -sólo resulta en que los de arriba medrarán a costa tuya, con esa coartada- y si nos quieren enternecer con la visión cargante para los sentidos y la conciencia, de un negrito muriéndose de hambre (de cada euro que le des al que te quiere chantajear tu alma bondadosa, un euro entero se quedará el que te lo pide, me consta) considera que si tantos millones de etíopes no tienen de comer, es porque su población ha superado la capacidad portadora de su territorio y por lo tanto es justo y obligado que mueran.
Hazte duro: éstos que quieren medrar a costa tuya lo son por nacimiento y crianza mucho más.
No creo que los miles de jóvenes terroristas de la ETA que los jueces españoles merecidamente meten en la cárcel, tras cometer crímenes ínfames, los cometieran por el vil metal. Lo hacen movidos por un ideal pervertido; jamás han ido éstos jóvenes a la guerra, voluntarios que no conscriptos, impulsados por un dinero o por una pensión. Es indiferente que su sueño sea NUESTRA PESADILLA: lo peor que hay en éste mundo son los ideales y los idealistas: no nos anuncian nada bueno.

Estos kamikazes que se quieren cargar la civilización occidental -a golpe de Boeing- lo hacen movidos por exaltados ideales políticos y religiosos, no por la indiferencia, el aburguesamiento y el pasotismo, ya se han encargado sus jefes de inculcarles la militancia y el activismo.

D. Santiago Ramón y Cajal, nuestro único premio Nobel en ciencias español, allá por el 1920, cuando las tormentas que se cernían sobre España ya las podía notar su mente esclarecida, les recomendó todo lo contrario de lo que hoy nos recomienda D. Baltasar Garzón Real, juez.
(Es que los jueces, como los amigos, han nacido para fallar).
Ramón y Cajal les recomendó hidrato de cloral y opiáceos a los españoles, siempre demasiado excitados; el premio Nobel recomendó calmantes (en su época había menos que hoy, la química ha adelantado mucho), abogó a favor del escepticismo y de la incredulidad frente a los entusiasmos del tiempo suyo, se la veía venir: no le hicieron caso, y unos pocos años después, la Guerra Civil, causada por los energúmenos que nos instan a luchar por un mundo mejor, energúmenos medradores de izquierdas o de derechas, moros o cristianos, demócratas o tiranos.
En los tiempos actuales disponemos de más seguros modificadores del humor. Consulta a tu médico, pregúntale por el Prozac y otros SRI. Son maravillosos, y son legales (con receta: todo acto médico se cobra; hace bien el médico, ése sí sabe laborar su huerto) y te permitirán funcionar sin angustia y sin atoros. Todas tus funciones físicas, mentales y psíquicas, igual: pero con menos amplitud de onda, si entiendes lo que quiero decir. Por ponerte un ejemplo: que si te llaman al trabajo para decirte que se te ha muerto tu madre, probablemente te quedes hasta la hora de cierre sin mayor angustia -la cosa ya no tiene remedio y a qué apresurarse.

ESCUCHANDO
De Ella Fitzgerald: Vote for Mr Rhytm – I can’t stop loving you.

LEYENDO
* Uno más o menos: Species of Spaces and Other Pieces, de Georges Perec. Este hombre se empeña en observar, pone toda su alma en observar y en eso se queda, pues no sabe escribir una historia media decente. Sus juegos de palabras son malos hasta en francés, su idioma original. Leído este libro uno sabe de dónde salió su Vida -manual de usuario: una imitación de Le diable boiteux. Le elogio su capacidad visual y después de todo el hombre es un animal eminentamente visual.

* Uno bueno (releo). Viaje a la Alcarria, de Camilo J Cela. Nuestro genio lo escribió en una semana de invierno, por la Navidad de 1947 y otra semana que había empleado en el viaje, en julio de 1946. Parece un milagro, escribir un libro excelente en una semana o dos, y a más que la sencillez es lo más difícil, pero a los escritores no hay que creerles todo. ¿Qué hizo en el intervalo, año y medio, con el libro? Supongo que rumiarlo, como un buen animal.

POESIA
Abomina del pensador, húyele al sabio
Aquél que estruja la razón y el seso.
No se hizo la miel para su labio
Ni sus labios se han hecho para el beso.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.