Esto es insoportable. Qué cinismo que tienen. No hay palabras para describir a los sudacas.

Este destructor de su propio país, CULPABLE, que habilita la oficina de pasaportes hasta los domingos, para que se largue su gente como válvula de escape de su perverso gobierno de incompetentes ancianos delincuentes le echa la culpa a otros países de que no le solucionan los problemas a él. A ellos, porque esto fue en el México de los Espaldas Mojadas, así se ven ahora uruguayos y argentinos: Espaldas Mojadas por culpa de los comunistas.

«Que no se olvide el letrista (como dice la canción de Jaime Roos y Raúl Castro) que sus antepasados llegaron a nuestras tierras y fueron recibidos con los brazos abiertos, por los uruguayos, los argentinos, los paraguayos y los bolivianos de aquella época; respetando sus derechos, cobijándolos y dándoles una nueva oportunidad de vida», declaró ayer Vázquez a radio El Espectador.

Dijo el Vendedor de Infelices Ilusiones, toma tango, Tabaré.  Una canción del tiranuelo Raúl Castro, dice, lo qué:  a este hombre le falla el cerebro, esto es demasiado pintoresco hasta para el Continente de los Charlabaratas.

Aquellos que tu dices Antepasados no «llegaron a nuestras tierras», mentiroso: FUIMOS LLAMADOS POR VUESTROS GOBIERNOS.

Y no fuimos ayudados EN NADA. Por vuestros viles y ladrones gobernantes.
Aún he tenido que leer yo a imbéciles argentinos y uruguayos mal nacidos decir que «les dimos casas, les dimos empleo.»: La puta madre que te parió mal nacido ladrón hijo de ladrón: A ningún emigrante español, italiano, judío, europeo se le DIO nada.
Casa, la que se comprara con su dinero. Trabajo, el que se consiguiera. Ayuda, ninguna.

Aún decían los gandules mal nacidos: «Tenemos que traer italianos, para que trabajen la tierra».  ¿Si es tu tierra, porqué no la trabajas tú, gandul?  Ah, comprendo, es que está muy abajo.  Si estuviera a la altura de la cintura, el uruguayo la tierra la podría trabajar.

Así os veis.

¿O este vendedor de ilusiones pretendía que los españoles, italianos, judíos se dedicaran a bichicomes, como os dedicáis tantos nacidos ahí? ¿Cuántos judíos del carrito conoces?
Debe ser puesto público, es tarea reservada a orientales.

Os corroe la envidia. Habéis destruido vuestro país porque os lo mandó la URSS, que utilizó a los necios insensatos de un país comodón y lleno de gandules para declararle la guerra a los EE.UU., secuestrar al embajador británico Geoffrey Jackson, causar una guerra civil.  Vosotros lo hundisteis, vosotros lo tenéis que levantar: pero no valen.
Y ahora os va a destruir el petróleo. Culpable: vuestra inacción.  Claro, los que tienen cojones para el trabajo se están largando todos, no os quieren dar de comer a vosotros.

El Senado uruguayo: votó una declaración unánime de alerta contra la misma, en el entendido de que «constituye una violación a los derechos humanos básicos y en particular al derecho a la libre circulación internacional».

Los Cenadores uruguayos pueden venir a Europa, pagando ellos, todo lo que quieran.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.