El desprecio hacia su población, nombrar Ministros responsables de la Seguridad Pública a personas incompetentes con el resultado de crear delincuencia y fomentar el crimen ha sido el resultado del gobierno del médico Tabaré Vazquez y del Frente Amplio.

Este incompetente, un Vendedor de Ilusiones ha roto el Contrato Social.

CONTRATO SOCIAL

Contrato social es una expresión que se utiliza en la filosofía, la ciencia política y la sociología en alusión a un acuerdo real o hipotético realizado en el interior de un grupo por sus miembros, como por ejemplo el que se adquiere en un Estado en relación a los derechos y deberes del estado y de sus ciudadanos. Se parte de la idea de que todos los miembros del grupo están de acuerdo por voluntad propia con el contrato social, en virtud de lo cual permanecen en dicho grupo.

El contrato social, como teoría política, explica, entre otras cosas, el origen y propósito del Estado y de los derechos humanos. La esencia de la teoría (cuya formulación más conocida es la propuesta por Jean-Jacques Rousseau) es la siguiente: Para vivir en sociedad, los seres humanos acuerdan un contrato social implícito, que les otorga ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad de la que dispondrían en estado de naturaleza. Siendo así, los derechos y deberes de los individuos las cláusulas del contrato social, y el estado la entidad creada para hacer cumplir con el contrato. Del mismo modo, los hombres pueden cambiar los términos del contrato si así lo desean; los derechos y deberes no son inmutables o naturales. Por otro lado, un mayor número de derechos implica mayores deberes; y menos derechos, menos deberes.

O para ponerlo más simple: en una sociedad civilizada no te puedes tomar la justicia por tu mano. Es el Estado quien tiene esta responsabilidad. De lo contrario se cae en un estado de Naturaleza Libre, en que el más fuerte domina.

Uruguay hace rato que dejó de ser una Sociedad Civilizada.  No únicamente con estos incompetentes, que son simplemente los penúltimos de una larga lista. La responsabilidad de los Partidos Tradicionales y del Gobierno Militar de Facto en no implantar un duro código penal ha sido determinante.

Luego llegaron los que no sirven para nada.
En un país donde los ladrones asesinos por la espalda son puestos en libertad por la justicia el Contrato Social ha muerto. Sólo cabe tomarse la justicia por su mano, como en los tiempos prehistóricos.

En un país con tres millones y medio de personas, menos habitantes que Madrid o Barcelona, donde la droga circula impunemente, sólo puede ocurrir por complicidad o abandono de las autoridades.

Esta anciana absurda hundida en la demencia senil, que funge de ministro del interior habla de los asesinos menores de 18 años como «criaturas bellas.»  Los romanos mandaban a los jóvenes de 12 DOCE años a las legiones, a matar y morir.

Por Armando

Un comentario en «Tabaré a roto el Contrato Social»
  1. No entiendo cual es la idea de este articulo. Propones que la solucion para la delincuencia es tener casitgos mas duros a edades mas tempranas? Tu argumento es porque los romanos a los doce anios iban a la guerra? Para eso han pasado siglos de historia para que pienses que la solucion es meter presos a todos los menores de edad que estan fuera de la ley? realmente sos un iluminado no entiendo como no sos presidente o ministro del interior!!!! Disculpame pero no comparto tu idea y no es que defienda a Tabare. De paso seria mejor que critiques sus decisiones politicas argumentando lo cual seria valido y no diciendo que Tabare no sabe que hacer con la energia porque es viejo. Lo cual me parece una falacia y un falso argumento. Porque entonces a todos los viejos, que son de otra generacion y cultura los deberiamos tirar al Rio de la Plata para que no molesten porque son de otra epoca. No seria mejor proponer maneras de generar empleo, que haya politicas sociales para los adolescentes, que la educacion sirva para algo para que en vez de robar vayan al liceo, que los padres tengan trabajo para que ellos no tengan que andar en la calle robando, etc.? no se yo no soy linguista, politologo o lo que sea pero lo dejo ahi ustedes vean.

    Respuesta
    Pangloss, filósofo, en Candide, de Voltaire: «Todo va bien, en el mejor de los mundos posibles». Hay un momento en que la tolerancia con el crimen y el delito, ya no es bondad de espíritu sino cobardía y abandono de responsabilidad. Y además la delincuencia es una forma de cultura, con lo que la vida para los no delincuentes -que están manteniendo la sociedad- se vuelve intolerable. El delincuente recidivista debe ser progresivamente castigado con penas más y más largas y severas: porque mientras está en la cárcel no puede delinquir.
    La cuestión de la reeducación yo la apruebo, aplaudo: pero se hace poco y mal porque cuesta mucho dinero, exige contratar mucho personal y pagarle. Y conozco a una profesora que da clases en el concar, algo se hace.
    Pero el delincuente, en recuperación o en almacenamiento, largas penas. Usted está admitiendo que es más negocio en Uruguay robar que trabajar, hace poco lo explicó un economista en El País. Note Ud, que el Frente Amplio no escribió el Código Penal, ya lo comenté. Fueron otros inútiles.

    Los ancianitos bellos. Eso de tirarlos al Rio de la Poca Plata, lo escribió Ud, no yo: por algo será que se le ocurrió. Pero entre matarlos, según Ud critica, y hacerlos gobernantes, que es lo que critico yo, queda un gran espacio.
    El uruguayo padece de Viejofilia y otras memeces: Tabaré, 70 años; Batlle, ¿son 90 o son 100?; Mujica, más de 70; Astori, más de 70. Lacalle, otros 70 y tantos.
    Se nota que Ud es joven. No pasa nada, eso se cura con el tiempo. Ya verá cuando pase los 50 y la tremenda caída de capacidad que hay, incluso caída del Coeficiente Intelectual. Pregúntele a un médico si no me cree a mi, demostradísimo. Y no hablo de ir a echar el segundo polvo, y no poder. Hablo de cosas mas mentales.
    Ahora, si los de 75 años valen para gobernar, entonces poner la edad de jubilación, para todos, a los 75 años. ¡Menudo alivio para el presupuesto!
    Las personas mayores de 60 años no pueden tener posición de responsabilidad en un país, y ademas tantos, eso es otra estafa uruguaya: y van. Lo que pasa, que el viejo odia a los jóvenes y lo que perdió de capacidad lo ganó de astucia y mala intención.

    Los argumentos pseudohistóricos. Una característica de nuestra formación uruguaya es el excesivo predominio de la Historia en el Liceo. No está mal enseñada, si uno la quiere aprender pero un defecto es el nulo conocimiento sobre cómo otras sociedades modernas funcionan. Es una enseñanza «vertical», del pasado al presente, en vez de «horizontal y comparativa», el mundo de hoy, tal cual es.
    En los países anglosajones, hoy, los mayores de doce años tienen una elevada responsabilidad penal, progresiva con la edad y el desarrollo mental y emocional (juzgado por psiquiatras), queda en gran parte a criterio de los tribunales dentro de un marco jurídico. En los países hispánicos, no es Uruguay un caso aparte, hay como un automatismo judicial incompetente, resabio de un tiempo en que los menores delincuentes no llegaban al grado actual, los mayores tampoco, eh. Y ejemplo del retraso profundo de lo judicial y social uruguayo.
    La historia que pasó importa poco y nada, los mismos miles de años han pasado para los ingleses -largas penas a la cárcel- y los americanos, y los chinos, perfectamente capaces de aplicar la pena de muerte a un menor subnormal y criminal.
    Y lo veo bien. En Uruguay no, claro, Uruguay sin criminales no puede vivir.

    El empleo, la panacea.
    Sí que lo es. Panacea, etimológicamente, quiere decir «el remedio que todo lo cura». Precisamente yo he propuesto aquí 1000 veces, OK, que sean unas pocas menos, las Energías Alternativas como creación de buenos empleos numerosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.