Algunos dicen que la escala de Sensación Térmica la inventaron los argentinos. No es verdad, incluso los norteamericanos a veces la usan, pero es cierto que es a ambos lados del Río de la Poca Plata donde se usa mas.
Esta claro porqué: es una manera de engañar hasta con la temperatura.
Cuando estuve haciendo unas prácticas de periodismo en el Diario La República, de Uruguay, el director (viejo buitre del periodismo) se jactaba de que le había dicho a un juez que a él no le interesaba la verdad, que a él sólo le interesaba la noticia. El juez se quiso enojar, pero el plumilla argumentó que si ni siquiera con la temperatura se podía saber cual era, porque luego estaba la sensación térmica, que cambiaba el frío o calor que se sentía, mucho menos con las noticias.
Pura sofistería. Las cosas son las que son y si la temperatura es de 4 grados Celsius, que es frío, son ganas de engañar decir que son Sensación Térmica -4 porque sople un viento del sur, de tantos km/h. ¿O es que el viento a 4 C congela el agua y la pone a -4 C? Ni modo.
Los latinochés se tienen que quitar de macanas y de victimismo. Sois amos de vuestro propio destino y teneis casi dos siglos de independencia. Como estados independientes Uruguay y la Argentina son más antiguos que Italia, Alemania, Checoeslovaquia (en sus diversos sabores), Egipto, India y todos los países de Africa y casi todos los de Asia excepto Japón y China.

Y si de tamaño hablamos, Argentina es del tamaño de la India y Uruguay, que se la quieren vender de pequeño y se lo han creído, es más grande que Inglaterra, Gales y Belgica JUNTOS.
E Israel cabe dentro de Tacuarembó.
Así que a no achicarse, latinochés.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.