Otro chancho con los PIIGS. Y otra chancha alemana también

Acabará haciendo la mitad de la mitad

Este nuevo gobierno en el Reino Hundido dice cosas muy extrañas.  Que van a imitar medidas tomadas por Canadá y recortar como hicieron ellos — ahora los del diario de la City le avisan que tendría que recortar en ese caso 140 mil millones del presupuesto.

Pero yo lo que no entiendo es el razonamiento de hacer como los canadienses o como nadie, yo creía que estas cosas eran objetivas basadas en unas cifras y cálculos.  Porque imitar a Canadá, un país gigantesco de hecho el país más grande del mundo, con inmensas riquezas y recursos, esas famosas arenas asfálticas, y muy poca gente.

Aplicar lo que funcionara en Canadá (o no, quién sabe lo que fue y no los cortes)  a una isla pequeña, superpoblada y con recursos de materias primas, petróleo y gas y carbón casi agotados y, además, subir el IVA y otros impuestos.

Nos han estado puteando a los españoles y otros mediterráneos acusándonos de vividores y manirrotos, y ahora dicen que ellos están arruinados por mal gastadores y vividores.Y le echan la culpa al gobierno anterior, mandanga ya muy escuchada y que lo dicen todos los incompetentes para tapar sus carencias.

¡ Volvé, Mr Brown !  Todo está perdonado.

Si hay tanto déficit es porque Mr Brown le ocurrió esta terrible cosa, la Gran Depresión II y el Crash Financiero y el hombre lo aguantó como aguantan los hombres y hemos comido todos los días, hay poco paro y el Reino Unido con Mr Brown era envidiado, puesto de ejemplo e imitado.  Los ingleses tenían empleos de postín, administrativos y gerentes a porrete, y los polacos en Inglaterra sudamos la camiseta.  Yo he conocido un país, Inglaterra, próspero y habitado por buenas personas en general, o al menos con buenos modales es de agradecer.

Estos Con-Libs no dan mucha confianza.  Parecen unos aficionadillos.

Como se comprueba si no te la hacen a la entrada te cogen a la salida.  Pero estas medidas dolorosas en buen castellano lo que significan es brutal desempleo y pobreza. ¿Dolorosas para quién? No será para Cameron que es millonario ni para Merkel.  Qué cinismo, a estos les sería doloroso pasar por la guillotina, de la gente les suda la polla, o la cotorra, y eso en particular esta mujer fantasmona que está demostrando que no vale para nada y ya lo había dicho yo.

La Sra Merkel siempre ha sido un desastre de gobernante; lo que pasa que Alemania marchaba sola esa máquina y marchaba bien, ahora que Alemania va mal se le nota la incompetencia y su absoluta falta de preparación.
Sí, falta de preparación. Esta Sra es simplemente Licenciada en Filología Rusa…  ¿Ah, no, que es Dra. en Física Cuántica?  Pues una disciplina abstracta, difícil y exigente que no le permitió formarse en Leyes porque no es abogada, ni formarse en Economía, ni formarse en Administración Pública, ni en Administración de Empresas, ni en Sociología ni en nada relevante a su cargo de gobernante.
Ocurrió que esta Sra es de derechas y alemana e inmediatamente los de derechas y españoles se pusieron a jalearla a ciegas, parecen tan reflejos como el perro de Pavlov, que sonaba la campanita y babeaba, aunque no tuviera el plato de comida delante.

Los de derechas se creen que si una persona ha valido para algo, entonces ya vale para todo y con la soberbia que los caracteriza se meten como Cameron y como Merkel a gobernar.  Ni Cameron ni Merkel tuvieron jamás un puesto de responsabilidad, Cameron trabajaba en Relaciones Públicas en una empresa de su padre, Merkel era funcionaria universitaria, un chollo sin responsabilidad.

¡Y como mienten! Rebajar Alemania en 15.000 la cifra de funcionarios y 40.000 menos en las fuerzas armadas. ¿Es que las FF.AA. no son en realidad puestos de trabajo?  O sea que son 55.000 en realidad, pero dicho así en dos empujones te entra más fácil.

Solamente los 70 mil millones de libras en recortes que propugna Cameron (no los 120 mil millones que le dicen algunos) a estilo Canadá, significan perder un millón de puestos de trabajo en Reino Unido  –lo acabo de oír en la BBC.  Le sumamos los de Merkel y de los demás y Europa se va a tomar por donde cargan los camiones.

☼  Para mostrar que no soy sólo yo quien critica a Merkel,  copio aquí un artículo que sale esta madrugada en El País/Madrid.  El mio es más personal, yo creo que Merkel no sabe nada, el catedrático que lo escribe responsabiliza al egoísmo alemán y dice que Merkel está loca y nos arrastra a todos al desastre.  ¡ La tercera vez que Alemania arrastra a Europa al desastre !

 

ANÁLISIS: El deterioro de las finanzas públicas

Merkel como problema

CLAUDI PÉREZ 08/06/2010

La nostalgia por el viejo marco. Los traumas del pasado. La disciplina, el rigor, la estabilidad, el culto por la austeridad, el fetichismo del déficit. Hay un buen puñado de razones para explicar el golpe de mano de Alemania, un severo recorte del gasto público en plena crisis fiscal, en pleno marasmo de dudas sobre el futuro del euro. Todas esas razones se resumen en una: la ortodoxia. La constitución germana prohíbe el déficit público en un país que tiene siempre presente -siempre- que los alemanes perdieron todos sus ahorros dos veces en el último siglo, y lo único que hace la canciller Angela Merkel (cuyo extraño parecido con Margaret Thatcher empieza a ser no solo físico) es cumplir a rajatabla la norma. ¿A qué precio? Con esa jugada -lícita: al fin y al cabo el resto de países hacen lo mismo- amenaza con condenar a Europa a una recaída en la recesión, a un largo estancamiento; puede truncar de raíz una recuperación que apenas asoma la cabeza. Es un viejo error reducir el gasto público y subir los impuestos antes de que la economía salga de la crisis. Es contraproducente. Pero los viejos errores tienen esas cosas: la mala costumbre de regresar.

Una vez más, Europa tiene un problema con Alemania, el país que más se ha beneficiado del euro y el que más provecho ha sabido sacar del proyecto europeo en los últimos años. Una vez llegada la crisis (y no cualquier crisis), este último gesto pone de relieve que los intereses nacionales siguen siendo lo primero. Todo lo demás son palabras. Grecia, Portugal, Irlanda y España han aprobado planes de austeridad por obligación: los mercados mandan, los Gobiernos obedecen, esa es la cruda realidad cuando un país ha vivido por encima de sus posibilidades, cuando la política económica es tan discutible. El caso alemán es diferente. Alemania se ha beneficiado de la crisis fiscal de la periferia de Europa. Los tipos de interés de su deuda están en mínimos históricos. Su posición fiscal no requería ese tipo de medicina. Con esa decisión, los intereses del bund alemán bajarán aún más, pondrán más presión sobre la deuda de los demás. En otras palabras: Merkel condena al resto de dirigentes políticos a aprobar nuevos -y dolorosos- planes de recorte del gasto, o a acelerar reformas estructurales a la alemana si no quieren ver el riesgo país aún más arriba. El área euro convertida en área marco. Menos gasto público, menores sueldos para los funcionarios, menos inversión, esas cosas. Esas cosas que no suelen ser una alfombra roja para la recuperación.

Alemania es la China de Europa: ahorra mucho, su economía se basa en las exportaciones, tiene un abultado superávit comercial. Y traslada esos desequilibrios al resto (cuando un país tiene superávit, otro debe tener déficit). Los organismos internacionales apuntaban hacia una posible salida de la crisis: Alemania debía incentivar su anémica demanda interna para que toda Europa pudiera salir del pozo. Llegada la hora de la verdad, Berlín hace justamente lo contrario. Y obliga a todos los demás a tomar la misma medicina si no quieren probar el látigo de los mercados. La fórmula alemana lleva 20 años funcionando, pero tiene un problema: si los demás la copian no habrá forma de salir del túnel y se confirmará eso de que es un mal de esta época que los locos guíen a los ciegos.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.