«The Big Die Off, Severe Slump», así cuenta Der Spiegel el desplome de la venta de coches y fabricación de autopartes en Alemania

Sólo 181.500 nuevos vehículos fueron registrados (¡y atención a esa palabra!) en Alemania en Enero, con caídas de ventas en algunas marcas de hasta el 30% en Porsche, 20% en Audi, BMW, Mercedes y Ford.

Una gráfica de la caída en venta de autopartes fabricados por empresas independientes, pero empresas que en algunos casos ya trabajaban en el siglo XIX y ahora se enfrentan al cierre

acabó el 'estímulo', acabó la venta
acabó el estímulo, acabó la venta

Pasó el efecto de subvención del gobierno a cambiar el coche viejo, y cayó la venta de coches en Alemania.

En el sector de las autopartes hay como 1000 empresas que ocupan a 320.000 trabajadores: pues despidieron a 48.000 y cerraron 73. Y hay cientos de miles de obreros en Kurzarbeit, o sea que cada dos es un parado en efecto.

En España en cambio venden más coches.  Porque el Estado sigue con la subvención al comprador, esto es un fraude o desesperación.

Las ventas de coches suben por quinto mes consecutivo

En enero se matricularon 70.130 turismos, el nivel de 1997

La gasolina en forma de ayudas del Plan 2000E permite que el sector de la automoción al menos siga con su traqueteo lento hasta que escampe la recesión. En el mes de enero se matricularon en España 70.130 turismos, lo que supone una subida del 18,1% sobre el mismo mes de 2008. Hay que recordar que en enero de 2009 las ventas cayeron el 41%. Las matriculaciones en el primer mes de 2010 se sitúan al nivel de 1997 y muy lejos del periodo 2004-2008 cuando en ese periodo se matriculaban una media de 110.000 turismos.

En conjunto, las tres organizaciones esperan que el mercado se mantenga a cierre del actual año en un nivel similar al de 2009, cuando se vendieron en España 952.772 unidades.  (El País/Madrid 2-2-2010)

No se puede descartar tratándose de España el fraude habitual de los concesionarios que matriculan ellos el coche aunque no tengan vendido, para poder conservar la relación con la empresa.

En todo caso que el estado subvencione la compra de automóviles que si no las empresas quebraren, muestra la desesperación de estos tiempos de crisis.  Cuando cese el estímulo no venderán y chau pinela.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.