Caído en acto de servicio en Afganistán

El sargento Moya fue alcanzado por una bala disparada por insurgentes, en un enfrentamiento en las colinas de Baghdis.

La misión española colabora en pacificar esta región, y entrenar a las fuerzas afganas del Nuevo Ejército Afgano para que se hagan cargo cuando los Aliados y la OTAN abandonen el país.

Han sido 97 las bajas españolas en esta guerra.

Actualmente hay 1.500 soldados españoles encuadrados en esta acción de seguridad y progreso.

Las provincias afganas son traspasadas a responsabilidad del Nuevo Ejército Afgano a medida que las fuerzas nacionales están bien preparadas, y por decisión de las autoridades elegidas.

Los soldados españoles en esta región luchan contra bandas insurgentes y contrabandistas de opio y heroína que a menudo disparan contra el personal desde largas distancias o usan minas que explotan a su paso.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.