En Managua se reunieron representantes de 15 países muy pobres y retrasados que necesitan comida y sus millonarios capos en vez de plantar, declaran.
A esta charla intrascendente acudieron los presidentes Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Óscar Arias (Costa Rica), Manuel Zelaya (Honduras), René Préval (Haití) y el anfitrión, Daniel Ortega (Nicaragua). Además, participaron el primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves; el vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Esteban Lazo; la canciller de El Salvador, Marisol Argueta, y los ministros de Agricultura de Belice, Panamá y República Dominicana y Canciller de Mexico y Costa rica.
Reunión de pastores, oveja muerta.
Antes de la firma de la declaración de Managua, los representantes del ALBA [Venezuela y sus miserables mandados: Cuba, Nicaragua, Bolivia] arremetieron contra los países industrializados y culparon de la crisis al neoliberalismo, al libre comercio y al “imperio”, en alusión a Estados
Unidos.

Da vergüenza entender la gravedad del problema y las medidas de charla barata aprobadas.

» La declaración final del encuentro propone a los Gobiernos incrementar la producción de alimentos destinando a la agricultura mayores recursos financieros y técnicos; también Venezuela, a través de su canciller, Nicolás Maduro, propuso un plan de siete puntos, en el que ofrece crear un “fondo agrícola-petrolero”, un banco latinoamericano de productos agropecuarios y la apertura de una cartera agrícola con un capital inicial de 100 millones de dólares. . . . Se instó, además, a las naciones latinoamericanas a cobrar un impuesto a las líneas aéreas para financiar un fondo para la producción de alimentos agrícolas. «

México, Costa Rica y Salvador no firmaron el documento baboso e intrascendente. Un pedazo de papel higiénico que no van a cumplir ni los mismos sudacas que lo firmaron.

Curiosamente no asistieron a esta reunión de hambrientos: Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Perú, Chile, Colombia.
Precisamente los que exportan alimentos.
¡ No querían tener que pagar la cena !

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.