Un miembro de la Intelligentsia española compara esta crisis con la de 1898,  y se equivoca totalmente

Andrés Ortega, en el diario de la Intelligentsia española, publica un artículo interesante porque en su completamente equivocado análisis de la realidad nos permite entender cómo los mejores pensadores nacionales ven este grave proceso, cómo se equivocan al pensar que esto es un problema de voluntad no más, en imaginar desesperados que hay una solución política, (que no se le ha ocurrido a nadie, pero haberla hayla quieren creer), en eso no se diferencian nada del camionero que dice -«ya se saldrá, otras veces se salió!» o una solución financiera, incluso un rearme moral que pueda sacar a los ciudadanos del abismo en que caen y de la desesperanza que los invade.

Y hasta Niño Becerra hace como que se lo quiere creer, y escribe Italia como ejemplo  :

En el 29 sucedieron cosas muy parecidas, por lo que tranquilos: se acabara saliendo.

(es muy significativo que el catedrático cometió un ERROR FREUDIANO:  escribió «se acabara saliendo» y no «se acabará saliendo»)

Compara Andrés Ortega estos tiempos con aquellos de 1898 -cuando España pierde Cuba y las Filipinas, derrotada por las ambiciones imperialistas de los EEUU.

El Maine estalla en La Habana ¿accidente, autoatentado, provocación?

La desmoralización de España

(Pegaré el texto del artículo al final para que sea más fácil leerlo)

A ese artículo puse varios comentarios en el sitio, que la tolerancia del diario permitió.  Los voy a poner aquí, algo ampliados por más espacio.

☼ Para empezar, que aunque en un aparte el autor habla de La terapia de la verdad, la verdad y la realidad física y geológica del problema de España le es absolutamente ocultada o escamoteada al público esa verdad, sea por miedo político o sea por ignorancia supina de la Intelligentsia, todos de letras y muy ignorantes de la ciencia y de la ingeniería. ¡Esas falsas metáforas médicas!

Carlos Alonso Zaldívar, diplomático y ensayista, considera que “la mentira domina cada vez más el debate público. El Gobierno está constantemente tratando de vender falsas esperanzas. La oposición vende propuestas de pequeños remedios. Pese a todo eso, la gente percibe que vamos a peor. Pero todavía insuficientemente. Nos espera un futuro peor de lo que la gente supone. Lo que habría que hacer es ir con la verdad por delante y con un plan para superarla. Decir claramente: nos esperan unos cuantos años peores que hasta ahora; solo haciéndoles frente saldremos bien; si no, nos seguiremos arrastrando quién sabe hasta cuándo”.

Un problema de esta terapia es la falta de liderazgo político para plantearla y la carencia, hoy por hoy, de un plan para salir de la crisis más allá de la creencia de que las reformas funcionarán y generarán crecimiento.

Como ven de este discurso, es el discurso dominante entre la Intelligentsia, sea el diplomático Zaldívar sea Andrés Ortega sea Joaquín Estefanía, sean quienes sean porque todos dicen lo mismo, todos se imitan, todos se repiten y copian, no saben salir. Existe, se quieren creer un ignoto desconocido y posible plan para superarla, saldremos bien o se puede, se generará crecimiento ¡de peores hemos salido, en peores garitas hemos hecho guardia!.

La terrible realidad:  que jamás se regresará a 2007, que NO se puede lograr crecimiento, que el país se precipita al abismo ESA ES LA VERDAD que no se puede decir, y que el público, obscuramente, ya empieza a entender.

☼ Mis Comentarios -desde mi naufragio personal, para parafrasear a Cabeza de Vaca: Naufragios y Comentarios

☼  1º. AGL El error de este artículo y de las opiniones de la Intelligentsia española que lo ilustran, es creer que la solución es política porque las causas se imaginan que son políticas y por lo tanto tomando decisiones políticas acertadas se puede cambiar esta acelerada destrucción del país. Quieren creer, en su error, que esas alternativas acertadas existen, que tienen que existir! Aunque nadie sepa cuales, ni como ni cuando.

Pero una comparación con la España de 1898 -que el intelectual no supo hacer- nos muestra algo diferente y muy grave: la población entonces eran 19 millones de personas, hoy 46 millones y no es el país ni un cm2 más grande. Aquella población era pobrísima, 70% analfabetos, eran enfermos tuberculosos, hambrientos llenos de piojos, el cuerpo sucio, vestidos de ropa vieja y sucia, la casa llena de chinches, tísicos escuchimizados por el hambre y la sífilis, 50% de mortalidad infantil, trabajaban hasta los domingos por una pitanza, moralmente repulsivos -el último país en mantener la esclavitud matando a los negros bajo el látigo del capataz en las plantaciones de Cuba, y venían de un siglo de guerras civiles, de asesinarse en las Guerras Carlistas.

.

☼ 2º. A principios del s.XX la industrialización, el carbón y el uso del vapor, más adelante la electricidad, la mecanización del campo (todo eso llega 50+ años después, dos generaciones o tres después que en Europa), lento aumento de la educación (a principio de siglo en la Cataluña que se imaginan diferente, próspera, culta, los mecánicos y conductores de tren eran todos franceses porque los naturales no valían para nada) el aumento de producción y consumo de energía y bienes mejora esta especie de Turquía al Oeste.

Los fertilizantes nitrogenados y luego el petróleo importado pero barato disparan la prosperidad -excepto por el desastre de la Guerra Civil: el nivel de 1936 recién se recupera en 1959: ¡gracias franquistas por destruir el país, estos bienes os debemos y deberemos!) y desde 1959 España conoce un lento, continuo y a veces rápido aumento de su standard de vida. Esta experiencia de progreso vivido por las generaciones post-1959 (casi todo el país) y la súbita riqueza extraída de la deuda termina en 2008, pero el público cree, porque es lo que ha conocido, que ser rico es el modo natural de vida español, lo ha vivido ¿quién se lo ha robado?.

* Recordemos aquí cuando el filósofo Savater, en los años de la impudicia y el consumismo, escribió y yo lo leí con estos ojos: » que nacer español era como que te tocara la Lotería Primitiva, uno de esos días que los millones le caen a mucha gente», en comparación con tener la desgracia de haber nacido en algún país tercermundista.

Ya ven la Intelligentisa que tenemos en España y ese mediocre no es de los peores

Cerrado el grifo de riqueza prestada que no ganada, y como carecemos de Petróleo, de Gas Metano y de Carbón y NO se puede pagar la factura petrolera y energética, España va al muere, un inevitable desastre.

.

☼ 3º. La Geología por lo tanto manda, la base física condiciona la vida social y ya se impone a un país carente de combustibles lo que hace la vida industrial imposible -argumentar que Alemania, Francia, Japón, Corea tampoco tienen combustibles es equivocado, porque tienen industrias y empresas y España es un país desindustrializado, basta comparar las empresas de Francia con los Díaz Ferrán, Mario Conde, Ruiz Mateos, etc, y otros no da la tierra.

¿Quién es el Renault, Casio, Sony, Mitsubishi, Samsung etc de España? Nadie, no hay, España es incapaz ya hasta de diseñar y fabricar sus propios CETMEs -y supo y pudo, pero esa industria y personal fue destruido por el corrupto Aznar y su corrupto Trillo, ministro de la guerra, eso fue ignorado por ZP y su tarada ministra de la guerra, Carmen Chacón: lo que puede hacer un pequeño país como Austria ¡o Polonia, o Sudáfrica, o Croacia! ya no lo sabe hacer España.

NO es que no lo puede hacer, es que ya no lo sabe hacer, y recuperar una industria bélica de armas livianas así, el personal de investigación y desarrollo, los doctores especialistas en física de materiales, los ingenieros de metales especialistas en aceros, diseñadores con conocimientos y años de experiencia los técnicos de fresadoras y toda la maquinaria industrial, miles de especialistas con generaciones de experiencia, todo eso lo destruyó los gobiernos de la taradez y no excluyo a nadie, eso ya no se puede recuperar porque cuesta fortunas y generaciones de hacerlo.

Esto se puede extender a otras actividades productivas.  ¿Quién es el Samsung o el Sony, Ericson de España? Nokia era una empresa finlandesa de la madera, se elevó a la electrónica.  ¿Creen Uds que los pimentoneros murcianos o los de las alcachofas y pepinos de Almería los van a imitar?

En 1898, en aquellas condiciones, la población humana había superado la capacidad portadora del territorio, menos técnicamente: no se les podía alimentar. Hoy España importa la mitad de su alimento, todo su combustible, caemos hacia 1959 o algo peor. Jamás regresaremos a 2007, y podemos llegar hasta a perecer de hambre, pronto.

.

4º. Llegado el Pico Petrolero que ha causado la Gran Depresión 2, la mayor factura externa es la importación de combustibles, sin petróleo y gas sobra la mitad de la población de España: pero esa factura NO se puede pagar ya. Por lo tanto se imponen cambios drásticos en el modo de vida, políticamente imposibles a una población engañada que cree tiene derecho a vivir como en 2007. La fascinación del obrero por su máquina y la libertad que le dio le impide entender, por ejemplo que bajar la velocidad máxima en carretera a la mitad, reduce el consumo a la 4ª parte  -el que tenga prisa que tome el AVE, para eso está. O implantar cartilla de racionamiento, incluso simplemente altas tasas por circular.

Ven que eso es una bomba político-social, entonces el gobierno hace lo único realmente posible: el desempleo al causar exclusión y miseria los parados no consumen gasolina y el consumo baja -7% anual.  Subir la electricidad también baja el consumo de gas  -no se obligó a poner calentadores solares en los edificios ni siquiera de nueva construcción, por corrupción del ministro de ZP.

Y la gente come menos, baja la factura de alimentos, de ropa y cositas

.

5º. Llegado a esta etapa la inquietud social ya se transforma en secesión política. Las regiones algo menos pobres se imaginan que independientes les irá mejor, más bien sus élites depredadoras creen que podrán continuar impunemente con el saqueo del presupuesto nacional, esto es particularmente verdad en la supercorrupta Cataluña ladrillera.

Del pacto fiscal a la secesión

Con la crisis, la idea de la independencia cala como solución

El PSC abrirá un debate social sobre la independencia

Mareados por la falta de oxígeno en el aire de Madrid, la intelligentsia cree que España puede ser madre de nuevas naciones, bien educadas, buenas, prósperas y civilizadas cuyos ciudadanos se van a lavar los dientes y duchar todos los días. La realidad es que si se van la Cataluña y el País Vasco no creo que a los madriles les puedan dar de comer los manchegos, estamos viendo para lo que les da el caletre a esos chupacirios:  bajó aquella marea de riqueza , ahora a los bañistas se les nota quienes perdieron el short y están todos con el que te dije al aire.

☼   El mecanismo diabólico que nos lleva a la Guerra Civil, el independentismo ladrón,  ya se pone en marcha ante vuestras vistas

Muchos catalanes ya elogian en público la limpieza étnica, tipo Yugoeslavia y el asesinato de los inmigrantes españoles: esto publicó hoy La Vanguardia, en un artículo sobre la manifestación independentista de hoy, donde asistieron dos millones de personas,

☼ si, sense la xarnegada espanyolista (s’ha de ser curt per defensar un pais que t’ha esfonsat en la miseria i obligat a emigrar de la teva terra) no hi hauria problema. pero aquest problema s’acaba amb una bona desratitzacio i eliminacio de plagues. foc i garrotada

Que traduzco para ilustración de algún lector extranjero que no entienda la jerigonza

☼ Sí, sin los inmigrantes españolistas (hay que ser idiota para defender un país que te ha hundido en la miseria y obligado a emigrar de tu tierra) no habría problema, pero este problema se acaba con una buena desratización y eliminación de plagas, fuego y ahorcarlos.

Vivimos malos tiempos, preludio del  horror: se pondrán mucho, mucho peor; esto no es 1898, esto que vivimos es comparable a La Caída del Imperio Romano en el siglo V, es comparable a la invasión de Muza y Tariq conquistadores de España en 711, comparable a Napoleón en 1808 y como en aquellas crisis históricas NO hay gobernantes capaces, y yo estoy en el Exilio, o sea que vais al muere

.

☼ 6º. Es interesante que se compare la España que hoy se hunde con la Europa que en 1946 se levanta de las ruinas. Hoy eso sería, hoy eso es, imposible, porque en 1946 había petróleo barato  -los grandes yacimientos de Texas le dieron a los EEUU la victoria sobre Alemania, Italia y Japón, tres países carentes de petróleo, los historiadores interpretan la 2ª Guerra Mundial como una guerra por el petróleo- eso fue lo que permitió la recuperación del mundo, y de los EEUU también.

El país que caiga ahora no se levantará nunca jamás

No, las energías alternativas no son solución, porque son electricidad no combustible.

En cuanto a la gran historia española, que mencionó alguien, la insignificante Escocia -son menos de 5 millones hoy, y eran 1 millón en el siglo 18- ha hecho más contribuciones a la ciencia y la cultura universal que la ignara Península al Sur de los Pirineos.

De ninguna manera somos la 8ª potencia mundial, ni siquiera la número 20, las cifras de PIB son falsas totalmente y en realidad estamos por debajo de Argentina, una patraña de este y del anterior gobierno, en la caída ya hemos pasado a Irlanda, hacia abajo, y superamos a Grecia acelerados al abismo, pronto.

Ya que Ortega critica el pesimismo 1898: es peor, España va al muere.

Los españoles están desmoralizados, viven una crisis de autoestima. Las encuestas muestran que ven cada vez más negro no ya su presente, sino su futuro. Costó mucho, décadas, que recuperasen la confianza en su país. Esta confianza se ha quebrado de la mano de la crisis económica, de los problemas que conlleva para todos y para cada cual, y de las perspectivas de un rescate (no ya de la banca sino del Estado) que, tal es el abatimiento, mucha gente empieza a querer que llegue cuanto antes si ha de venir. Y por detrás, hay una crisis de la política.

La pérdida de Cuba en la guerra con Estados Unidos de 1898, el “desastre”, fue el detonante de una reflexión de España sobre sí misma que impulsaron las generaciones intelectuales del 98 y del 14.

“Desde entonces”, escribió Vicens Vives, “el pueblo español ha buscado, como si fuera un elixir milagroso, una estructura política y social que corresponda con sus aspiraciones”. Con la Transición, durante tres décadas, creyó haberla conseguido, pero de nuevo emerge la idea de fracaso.

 Una psiquiatra cree que ver que no hay nada bajo control genera ansiedad

Para el historiador Santos Juliá no hay comparación con el 98: “Aquello fue otra cosa. Soldaditos macilentos que volvían en sus trajes de rayadillo, después de un desastre de derrota a una patria con un Estado literalmente en la ruina, o sea, quebrado y quebrantado: las gentes les llevaban bocadillos para que no murieran de inanición. Fue como la traca final de la mirada sobre la decadencia de España, que había inquietado a los liberales y conservadores del XIX”.

De hecho, se tardó mucho en recuperar la autoestima nacional, probablemente hasta el ingreso de España en la hoy Unión Europea en 1986, o en el euro en 1999. Y ahora el posible rescate no ya de la banca sino de las finanzas públicas se vive, en palabras del Financial Times, “como una humillación”, en una España que creía haber puesto fin a su diferencia secular con Europa.

¿España deprimida? ¿Desmoralizada? Los psicólogos y psiquiatras se resisten a extrapolar la psicología individual a la social. Aunque hay una relación. La crisis está generando estrés en los individuos (por pérdida de empleo, incertidumbre, reducción de salarios, subidas de impuestos y carestía de la vida, etcétera). Y este estrés ha degenerado en desmoralización, individual y colectiva, cuando no depresión. “Cuando se somete a la persona (y a la sociedad, en cierto modo, también) a un estado de estrés mantenido, este se convierte en algo superior a lo que el organismo puede reducir con sus recursos psicológicos naturales”, señala la psiquiatra Lola Morón. “Cuando controlamos la situación, la sensación de amenaza desaparece. Pero, cuando es de descontrol, se recrudece. Eso pasa ahora también en la sociedad. Tenemos una sensación de vulnerabilidad constante, de que las cosas no están bajo nuestro control, y esto nos sitúa en un estado de alerta constante que acaba produciendo ansiedad y angustia en los individuos”, prosigue. Y añade: “Acaba por producir desmoralización y desesperanza. También produce un estado de apatía, ya que perdemos las ganas de pelear. Al principio se intenta, pero la apatía vence”.

Y, en efecto, en esta España no hay espíritu de lucha para hacer frente a las dificultades. Aquí, tras cuatro años de crisis económica que se ha extendido a la política, reina la desmoralización. En Italia, más bien la ira —o, vulgarmente hablando, el cabreo— con los políticos.

Protagonistas de la Transición se preguntan si aquello valió la pena

La percepción no tiene por qué responder a la realidad. Hay dos Españas. No de acuerdo con la división tradicional entre una retrógrada y otra modernizadora, o entre la oficial y la real, sino entre una España que funciona y otra que no. La primera está formada por empresas punteras, grandes, medianas y pequeñas, que innovan y exportan. También cabe incluir un sector turístico que sigue siendo muy competitivo. La segunda es la ligada al ladrillo, ahora en crisis, o a sectores sin competencia real en su seno. Hoy domina la sensación de que España es toda como esta última, cuando no es así. Además, el paro, la crisis y alguna reforma (pues se han hecho pocas de verdadero calado) están teniendo efectos positivos en la recuperación de la competitividad española (y de los países intervenidos), como señalaba el semanario alemán Der Spiegel, citando un estudio de la Asociación Alemana de Cámaras de Industria y de Comercio. Pero esto no cala, pues predomina el abatimiento, y estos avances no se traducen en mejoras para las personas. Más bien, lo contrario.

En las últimas décadas, este país ha vivido un enorme progreso económico, político y social. El progreso se ha roto. No es tanto la sensación de que de nuevos ricos hemos pasado a nuevos pobres como de que nos hemos quedado sin objetivos y sin horizontes, o con un horizonte en el que los hijos vivirán peor que los padres. Algunos protagonistas de la Transición empiezan a preguntarse si acertaron y si aquello valió la pena.

¿Ya no somos ejemplo? Elementos esenciales de esa construcción están siendo cuestionados, como el Estado de las autonomías y hay una pérdida de la credibilidad de casi todas las instituciones. Pero, sin embargo, más allá de la admiración por el personaje, el sepelio este verano de Gregorio Peces Barba reflejó que había añoranza de esos tiempos en que por encima de la lucha política hubo capacidad de consenso.

La terapia de la verdad

La desmoralización viene también de la falta de perspectivas para remontar la crisis. Ningún político se atreve realmente a decir la verdad. Desde luego, el Gobierno prefiere el paso a paso, “la tortura de la gota malaya”. Pero algunos observadores estiman que para superar el “feed-back de iteración-depresión hecho a base de mentiras piadosas a las que siguen realidades crueles”, es necesario decir la verdad.

En esta línea, Carlos Alonso Zaldívar, diplomático y ensayista, considera que “la mentira domina cada vez más el debate público. El Gobierno está constantemente tratando de vender falsas esperanzas. La oposición vende propuestas de pequeños remedios. Pese a todo eso, la gente percibe que vamos a peor. Pero todavía insuficientemente. Nos espera un futuro peor de lo que la gente supone. Lo que habría que hacer es ir con la verdad por delante y con un plan para superarla. Decir claramente: nos esperan unos cuantos años peores que hasta ahora; solo haciéndoles frente saldremos bien; si no, nos seguiremos arrastrando quién sabe hasta cuándo”.

Un problema de esta terapia es la falta de liderazgo político para plantearla y la carencia, hoy por hoy, de un plan para salir de la crisis más allá de la creencia de que las reformas funcionarán y generarán crecimiento. Otro es si realmente se cura una depresión diciéndole al paciente la verdad de lo que le espera. La respuesta, según Lola Morón, psiquiatra, es “rigurosamente no. La depresión solo se cura con fármacos o con el tiempo. Sí se les abre una pequeña puerta de esperanza cuando se les dice que su padecimiento es tratable y reversible”. Y es tratable y reversible. Cada vez hay más gente en España tomando antidepresivos y ansiolíticos. “Los fármacos en una sociedad son leyes: leyes que cambien la política, la paralizante relación de la política”, dice el sociólogo José Antonio Gómez Yáñez, de la Universidad Carlos III.

Finlandia vivió momentos de crisis cuando se derrumbó su mercado con la Unión Soviética en 1991. Fue capaz de generar un amplio consenso social y político, y una estrategia de país que acabó resultando un éxito. España es una sociedad más compleja. Pero salir de la depresión requiere para los españoles la elaboración de un amplio acuerdo nacional con una estrategia-país, dificultada cuando a veces dominan los nacionalismos estrechos, soberanistas o españolistas. Es necesario que los españoles sientan que participan en la solución no solo asumiendo costes, sino también decisiones de futuro.

Por otra parte, la salida neta de capitales es notoria (y legal; puede haber otra parte oculta). En el primer semestre de este año superó los 219.000 millones de euros, frente a un saldo positivo en el mismo periodo del año anterior. Es decir, que no solo los extranjeros no invierten, sino que mucho español ha estado desinvirtiendo y sacando depósitos al extranjero, lo que ahora es más fácil gracias a la UE y a la electrónica. Pero esto significa que muchos de los tenedores de esos capitales son los primeros que han dejado de creer en España. Y la gente lo percibe. Si la élite no cree en el país, ¿cómo se va a pedir que confíen los ciudadanos?

También pesa en el abatimiento la pérdida de peso de España en el mundo, y especialmente en Europa. Durante muchos años, España adquirió un peso relevante. La crisis lo ha rebajado. Además, el mundo ha cambiado. También para España. El caso más claro es América Latina, donde la actitud paternalista ya no tiene cabida. Es casi al revés: es América Latina la que ahora ayuda a España.

Un factor que contribuye al abatimiento es la falta de vertebración de España que hace sumamente difícil llegar a un proyecto de país para salir de la situación actual. A ello cabe añadir que la gente siente hastío del enfrentamiento político, y también que hoy por hoy no se les presenta una auténtica alternativa.

Y la crisis económica ha provocado no una crisis política, sino una crisis de la política, a la que han contribuido también los casos de corrupción. Según Fernando Vallespín, expresidente del CIS y catedrático de Teoría Política de la UAM, a través de las encuestas se detecta que “los ciudadanos no ven a los políticos como capaces de resolver sus problemas, sino como un problema más. Y esto suscita inevitablemente la cuestión de la deslegitimación del sistema democrático tal y como está concebido, y abre las puertas a la aparición de discursos populistas en la derecha y la izquierda. Pero a ello se suma en estos momentos la falta de liderazgo para dirigir a la sociedad en esta crisis”.

Santos Juliá ve en esta desafección hacia la política el único punto de comparación con el 98, “la desafección a los políticos como tal clase política; no a tal o cual partido, ni a tal o cual dirigente, sino a los políticos como clase, y de rechazo a la política como actividad; desafección y algo más que lleva a protestas multitudinarias, o acampadas en la calle, algo desconocido en aquellos tiempos”. Y, añade, “en este punto de la desafección igual alcanzamos los lamentos de nuestros bisabuelos y quizá hasta los superemos porque ahora el ruido que se puede formar cuenta con más altavoces y más potentes”.

La pérdida de peso de España en el mundo acentúa el abatimiento

Además, “tras la esperanza que supuso para muchos la llegada del PP al Gobierno, se ha producido una fuerte frustración de expectativas que, junto el empeoramiento de la situación económica y social, ha llevado a la sociedad a esta desmoralización”, según la socióloga Marta Romero.

La desmoralización deriva también de que los ciudadanos sienten que las grandes decisiones sobre España se toman fuera y tampoco ven que la solución pueda venir de fuera. La crisis de liderazgo en España se enmarca en una crisis de liderazgo en Europa. Y esta, a su vez, en la pérdida de cohesión y peso de Occidente ante el ascenso de otras potencias, como China. No es que hayamos pasado a la modesta España a la que se refiere Enric Juliana en su libro del mismo título. El verdadero peligro es vivirlo como una España derrotada, pues con la desmoralización no se logrará nada. Si arraiga este sentimiento, tardaremos años en recuperarnos.

☼ Para saber más ☼

☼ Altamente recomendable:

El análisis que el Dr Turiel hace de la manifestación independentista de hoy en Barcelona

Independència

☼ Colapso de España -Gráfica aterradora

☼ Otra vuelta de Espiral de la Destrucción

 

.

,,

Por Armando

10 comentarios en «Respuesta a ‘ La Desmoralización de España’, de Andrés Ortega en El País-Madrid»
  1. Hola !
    .
    Los columnistas proponen, y la editorial acepta y publica. Si éso publicado en El País es de lo mejorcito que el panfletón madrileño puede ofrecer, pues es de análisis el tema.
    .
    Es como cuando decíamos por aquí que si Mr Rajoy era (sigue siendo ?) el líder de la manada, pues ya podíamos imaginarnos cómo sería la manada, y como pruebas a la vista.
    .
    Igual publicaciónes así llegan a destino buscando pinchar, y el optimismo ó escepticismo de una persona es directamente proporcional a su autoestima…
    .
    Salú ! … (que hará falta) …

  2. Estimados todos
    España está inmersa no solo en una desintegración económica sino también política, en una dislocación que podría llevarla a una balkanización, el país está absolutamente quebrado y sin poder siquiera declarar un default como lo hizo la Argentina , sin recursos y superpoblado y lo que es peor sin siquiera saber adonde está el origen del mal que los acaba
    .
    He comentado por acá de mi estancia Española y de la altanería ignorante y arrogante de tantos y tantos encargados o responsables de tomar decisiones , lo que se le ha venido a España no es casual, han vivido muy por encima de sus posibilidades , de préstamos , y encima no percibían lo errado de esa conducta .y de la exposición suicida que tomaban
    .
    Hoy veo manifestaciones nacionalistas claramente secesionistas en Cataluña , escuchaba la radio Argentina , radio Continental y le preguntaban a un tal Enric , respondía lo ya sabido que están hartos de España , que no la sienten como cosa suya y que todo va a ser separarse y mejorar, yo me preguntaba ante tal disparate …¿ será que no saben que no tienen recursos energéticos, que están superpoblados , en overshoot, que les falta hasta agua , que tienen como 700 000 musulmanes residentes, que la mayor parte de los alimentos que consumen son importados y que el cambio climático los va a impactar en forma terrible tornando a Cataluña aún más árida de lo que ya es…..? pués no lo saben , ni ellos ni , los políticos ni el caganer del preseppio a lo que parece .
    .
    Tenemos que tener en cuenta que Cataluña es la región más culta de España así es que hay que imaginarse a las demás .
    En el blog de AMT The oil crash le dan más importancia a hablar de separatistas , de separadores y de separabobos que de granjas alternativas o de irse buscando las habichuelas en un escenario plausible de desplome y de sálvese quien pueda en una España que involuciona más hacia las guerras carlistas o el vivan las caenas que hacia la novela de anticipación cenital
    .
    En fin como decía un jefazo de Industria de la Junta de Andalucia, en unas jornadas con los propietarios de gasolineras:
    «Miren uds. este tema solo hay dos formas de resolverlo; o lo arreglamos como caballeros, o como lo que somos….»
    saludos

  3. “Miren uds. este tema solo hay dos formas de resolverlo; o lo arreglamos como caballeros, o como lo que somos….”
    Ja, ja, muy bueno.
    .
    Lo de que Catalunna sea la región mas culta ni siquiera es verdad ya, es que los tipos son unos finchados y están siempre batiendo su propio bombo.
    Tienen muy malos resultados escolares, castilla león, Madrid y Cantabria los superan en cultura, probablemente otras provincias.
    No es en vano que a Barcelona la llaman, el Titanic, y que se ha hundido.
    .
    Para decirlo en Inglés: They are full of shit.

  4. Podría indicar más exactamente el artículo de la Vanguardia?
    Quien lo ha escrito y si hay enlace?

    Gracias.

  5. No es un artículo, es un comentario bien necio dentro del artículo y no tengo idea si todavía permanece o lo borraron.
    Sabe Ud, ese tipo de expresiones son bien frecuentes en las conversaciones, muy pocas veces alcanzan a imprimirse pero me pareció importante documentarlo, aunque levante ronchas a unos y a otros, porque expresa lo que algunos o muchos piensan y en este país el ocultamiento y la hipocresía es pan de todos los días, y así vamos al abismo.

  6. Franklin Delano Roosevelt.
    “Los propietarios y administradores de la prensa determinan qué persona, qué hechos, qué versión de los hechos y qué ideas deben llegar a el público”.

  7. Es una demostración de que la mente en España está muerta, de que este es un país que está cada vez más tarado, que el artículo de Ortega la única respuesta o comentario que tuvo o al menos que yo encuentro buscando en Google, algún comentario de alguna entidad, el único que sale es el mio.
    .
    Y la manifestación del otro día en Barcelona fue más comentada en The Guardian de Londres, cuento cuatro artículos dedicados al tema, que en los diarios españoles.
    .
    Nos estamos quedando sin país y esta gente ni se entera.
    No me extraña, con gobernantes como Cospedal, que quiere que los diputados trabajen gratis (¡ella cobra tres sueldos, la ex madre soltera!) y le ríen la gracia en este país de fatos, de necios perdidos.
    .
    El que no cobra, se cobra

  8. […] aware of the process that destroys our country.if you want to learn more, for example start atRespuesta a ‘ La Desmoralización de España’, de Andrés Ortega en El País-Madridand follow the links and tags on Pico Petrolero, Colapso, Gran Depresión 2, and other […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.