Rodrigo Rato se quiere comer Cajamadrid y se cambia la chaqueta, ¡ se hace el socialista !

Rodrigo Rato, ministro que fue de Economía del Nefasto Innombrable, el ministro que vendió lo que era de todos los españoles: Telefónica, Tabacalera, Hidrola, Campsa y Argentaria.  Se lo vendió a sus compinches socios y amigos.

Estuvo tres años al frente del FMI, en cuanto consiguió una pensión vitalicia de $80.000 anuales, se largó.  No lo podían ni ver en el FMI, porque no sabe nada de economía, es un nulo total jaleado por sus adulones y conmilitones.

Su familia tenía un banco, el Banco Siero: quebró hace años.  Cuando asumía de ministro los empleados de una fábrica de mejunges que tenía estaban en huelga, ocupando un paseo de Madrid: se declaró insolvente para no pagarles.

En fin, del Raton es contar y no acabar.  Pues ahora se quiere comer Cajamadrid y se hace el sociata, como que iluminado por Keynes, a ver si cuela.

El que fuera ministro de Economía del PP asegura que la eficacia de la economía de mercado «se tambalea» y que es necesario «cambiar de ideas
La fe neoliberal de Rodrigo Rato está en crisis. El que fuera paladín de las bonanzas del mercado como ministro de Economía, primero, y ex director general del FMI, después, ha declarado hoy que algunos de los principios que han fundamentado la teoría económica en las últimas décadas se han «tambaleado». Pone en cuestión, incluso, el papel y la eficacia del mercado.  Público, Barcelona.

Tergiversar, mentir y marear, eso si que lo saben hacer bien.  El Raton debe estar ablandando el terreno para pedir ayuda del Estado para esa caja destruida por los pepotes de Aznar y Rajoy, y ponerle rueditas y llevarsela para su casa.

Por Armando

Un comentario en «Raton quiere comer queso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.