Acabo de ver en la TV que Sizewell B, una gran central nuclear del Reino Unido parón brusco por un problema, el que sea.

Cientos de miles de hogares, empresas y negocios se quedan sin electricidad, coincidió con otro problema en una central térmica a carbón. Sin duda otras centrales tomarán la posta y suministrarán corriente a los afectados, que incluye parte de Londres y otras ciudades importantes.

Pero Sizewell B tardará muchos meses en volver a funcionar. Esto es algo que los proponentes de la energía nuclear no cuentan porque no saben, no se enteran. Cuando una central se detiene, y ni digamos cuando el parón no estaba programado sino que es por accidente o emergencia, la central tarda meses en volver a funcionar. En el mejor de los casos. Esto no es volver a apretar el botón de arranque, es un proceso industrial muy delicado. Es una fábrica de electricidad no el motor del coche que se caló.

En el caso de un país potente como UK, donde hay muchas centrales nucleares y además térmicas a carbón y gas, potentes hidroeléctricas y algo eólico, y sin embargo causa problemas muy graves. Imaginense lo que sería en Uruguay si una central nuclear que aportaría un porcentaje enorme de la electricidad, sufre un parón técnico, no pensemos en cosas peores. Un desastre con malas y caras soluciones, que duraría mucho tiempo.

Otro problemón: se dispara el costo de limpiar las nucleares desactivadas.

El costo previsto de limpiar de radiactivos las centrales nucleares, veo en la BBC, vuelve a dispararse: más de 73 mil millones de libras, multiplique por dos para pasar a dólar.

19 nucleares que trabajaron desde los 50 deben ser desmanteladas en los próximos años. Esta estimación es antes de hacer poco y nada, que en estas cosas los gastos cuando entras realmente a la tarea se disparan.

Cuando pusieron la primera central nuclear en este país el ministro de la cosa dijo que la electricidad nuclear iba a ser tan barata que no iban a poner contador en las casas, para qué. Todo el mundo a pagar lo mismo consuman más o consuman menos [es curioso que eso de todo quisque a pagar lo mismo les gusta mucho a los ingleses, para no darse trabajo de calcular nada, sale más barato y ya a principio de año saben exacto cuanto van a recaudar].

Too cheap to meter, había dicho el ministro.  Es una mentira famosa aquí.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.