En España dicen en la tv «Hacienda somos todos». No se si es verdad pero desde luego ANCAP no son todos los uruguayos. ANCAP es los que viven de ella, y viven muy bien.
Es hora de acabar con esta fantochada de monopolio múltiple que sólo ha conseguido para Uruguay abortar su industria química, de energía y de bebidas.
Es hora de acabar con las anomalías del Estado Batllista que ha logrado para su país, pobreza, retraso, desempleo, la emigración desesperada, y que ahora exprime aún mas a los pocos ciudadanos que trabajan en un sistema de Comunismo Chapa 15 inviable.
Quitate esa infeliz inlusión de que a lo mejor tu hijo lo pueden acomodar en ANCAP, a lo mejor cae algo, a lo mejor, capaz que… Iluso. Debería estar ya claro que la Clase Política sólo reparte puestos entre los familiares. Incluso puestos malos, como el del novio de la hija de Arismendi. Es una Clase social, no esta abierta a ti o los tuyos, es para los hijos de: los hijos de Michelini, de Sanguinetti, de Arismendi, de Abdala, de Batlle. Pon los nombres que quieras, tú los sabes y tú no estaras nunca entre ellos.
Objección. «Pero al ser del Estado nos beneficiamos todos, mientras que si fuera dividida y privatizada se beneficiarían los empresarios.»
Respuesta. Muy falso. Esa es la astuta mentira que los chupópteros de ANCAP, los que viven del ente monopolístico le dicen a la ciudadanía. Lo sostienen los lamentables profesores de historia que cantan loas a un presidente de hace un siglo, de un tiempo en que quiza fue bueno. Pero los defectos nunca se cuentan, porque el público, vilmente engañado no entiende El Tercero Excluído: que si en lugar del ente monopolístico hubiera numerosas empresas en régimen de competencia (aún tal cual es ella en la realidad) pagarían al Estado en impuestos y cargas sociales muchísimo más y trabajarían muchas más personas. Por lo tanto la riqueza de los trabajadores sería mayor, el Estado más rico y los delitos menores, la degradación social menor.
¿O no esta claro que si se vive bajo el régimen del Comunismo Chapa 15 debe ser este sistema el culpable principal de los males del país?
Echarle la culpa a las anémicas empresas privadas y a los acosados productores rurales es de sarcasmo, es de comunista cegado por la ideología y que se niega a aceptar la evidencia: que es la mano muerta del Estado la que pesa sobre el uruguayo como una losa de plomo.
¡ PRIVATIZARLO TODO. HASTA LA POLICÍA !
Pero como todo no se puede hacer de golpe, veamos lo que se puede hacer en la empresa mas importante y más interesante para el empresario nacional y el inversor extranjero, en los sectores que mas empleo y bien pagado tiene el país. Presentare algunas alternativas.

DIVIDIRLA EN MUCHAS EMPRESAS. Puesto que van a ser empresas privadas es de cajón que el monopolio estatal en Alcoholes cesa inmediatamente. Por lo tanto abrirán distintas empresas fabricando Grappa, Caña, Ron, Ginebra y un largo etcétera de bebidas destiladas. Además de acabar con la ironía de que en un país con un monopolio de la destilación de alcohol, se contrabandee cachasa de Brasil, es evidente que estas empresas tienen que arriesgar su dinero, contratar personal, pagar sus cargas sociales y nómina, buscar mercados y suministradores y un largo etc de actividad comercial. También está claro que la Nueva Espinillar (por bautizarla así) conservara una posición de privilegio en el mercado liberalizado, por la posesión de destileria y marcas y el acostumbramiento del público.
Lo mismo con los combustibles, que al cesar el monopolio se instalarán de Shell, Texaco, Petrobras, BP y otras que se creen nacionales. También esta rama separada del ente tendra una posición dominante, pero no monopolística ni absoluta. ¿Bajara la nafta entonces? No sea ud iluso. Bajara o subira según manden, pero el efecto principal es sobre el empleo y las aportaciones al Estado, muy positivo.
Similarmente con todo el ramo en que trabaja el monopolio. No menos de veinte empresas nuevas deberán desgajarse del monopolio estatal, por líneas, localidades, ramos e incluso marcas.
Otro efecto positivo es que al ser empresas privadas y no el cuento del Estado, y como no flotan en el aire sino que están en el terreno del Departamento que sea y la Intendencia, deberán pagar impuestos locales a las tasas locales, cosa que ahora graciosamente ANCAP no hace.

HACER COMO GORBACHOV. Darle a cada empleado de la empresa acciones de la empresa privatizada. Tendra otro efecto positivo sobre la anémica Bolsa del Uruguay, que más que una Bolsa parece un monedero. En efecto sería una forma de Capitalismo popular.
OFERTA DE ACCIONES. A comprar las empresas desgajadas por empresarios e inversores nacionales o extranjeros. El Estado ingresaría inmediatamente una fortuna por esta venta, que si invierte bien puede usar en modernizar el país. Empezando por pagar la deuda externa, por ejemplo.

¿QUIEN SE LAS QUEDARÍA? Casi da igual, la cuestión es que sean empresas privadas y si por ejemplo ocurre como en Rusia con Roman Abramovich y todos los demás plutócratas rusos, que son todos judíos y arramplaron con todo en confabulación con el Partido Comunista tras el golpe de Yeltsin, da igual.
Los Poetas del Odio envenaron una generación para que destruyera el Estado Batllista e instalar el Comunismo tipo Cuba. Pasan los años se ha visto que era un camino inviable, fracasado en el mundo entero, incluso en Cuba: como me contó una exiliada cubana a mí, «en Cuba distingues a las putas de las cubanas decentes porque las cubanas decentes no llevan bombachas. Solo las putas se lo pueden permitir.»
Sería un caso de justicia poética que el hijo del espía ruso, -un falso yugoeslavo y que casi seguro era judío- enviado a destruir el Uruguay durante la guerra fría, arramplara con todo ANCAP. Dividir y privatizar el monopolio. Así por lo menos no podrá arramplar con todo.

Por Armando

2 comentarios en «Privatizar ANCAP»
  1. El articulo esta equivocado, gracias a las empresas publicas es que Uruguay vive, la deuda externa no se paga vendiéndolas, la deuda externa es una deuda política no económica nunca se puede pagar con las regla de juego actuales.

  2. A la hora de comer, comemos, y a la hora de pagar que pague su puta madre eh?
    La deuda es dinero no política, la deuda os la habéis comido, porque con ella se pagó y se paga a los maestros, a la universidad, a los militares, a los empleados públicos, a los jubilados y un larguísimo etc porque si no, no existiría la deuda.
    Y se pidió porque el país está arruinado y no puede vivir sin pedir plata.
    Eso, igual que una persona que necesita dinero para vivir como cree que se merece de bien, y no lo gana, y tira de tarjeta de crédito.
    ustedes los sudamericanos tienen todos un morro que se lo pisan. Y jamás aceptan que son responsables de sus propios actos.
    ¡Toma chocolate!
    ¡Paga lo que debes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.