Pronto estaréis los uruguayos mandados por nuevos amos, los Oligarcas como en Rusia.
¡Festejen, uruguayos, festejen!
La historia económica de Rusia tras la caída de la URSS es una de un saqueo despiadado de lo público y un encumbrarse de los delincuentes más desalmados creados por el comunismo.

No era lo que quería Gorbachev, pero así le salió.
Cuando Gorbachev liquidaba la URSS todo era del pueblo, y las empresas públicas (no había otras) eran por lo tanto del pueblo (esa entelequia o abstracción, pero formada por personas) y de los empleados que trabajaban en esas empresas.
Ahora que los comunistas están privatizando las empresas públicas uruguayas cabe la pregunta:
¿Reparte el gobierno acciones entre los empleados de esas empresas y entre el pueblo en general como hizo Gorbachev?

.

¿O se lo comen todo los nuevos amos?

Una vez comentaba yo con el anterior dueño de la empresa donde yo trabajo en Inglaterra, (un inglés riquísimo que además de esto posee financiera en Chipre, propiedades inmobiliarias, una empresa en Filipinas, acciones en bolsa) que cuando Felipe y Aznar privatizaron en España (pues cuando Franco, asombrosamente, el estado nacional fascista era el titular de teléfonos, electricidad, transportes, puertos, carbón y un largo etc) que Felipe y Aznar no nos habían repartido a los españoles acciones de esas empresas, como hizo Gorbachev.
El inglés se rió.
-«Es que uds hubieran sabido qué hacer con ellas, porque sabéis lo que vale una acción. Los rusos ni sabían, y los oligarcas se las robaron.»

A los rusos Gorbachev les repartió a cada ruso acciones, y especialmente a los empleados les dio acciones de sus empresas del petróleo, aluminio, acero, de todo vaya. Todo era de ellos.
Luego los oligarcas judíos rusos se las robaron.
Y no tolero que nadie me acuse de antisemitismo: el que vale, vale. Y prácticamente todos los oligarcas rusos, los Abrámovich, Berezovsky, Sendic -uy, no, este es uruguayo. Se me ha colado- son judíos. Por algo será.
Luego Abramovich iba al obrero ruso, le decía, ese papelito no vale nada, te lo cambio por un sandwich, y el breva se lo daba.
O como los nombres estaban apuntados en libretas escritas a lápiz, Abramovich los borraba y se ponía él.
Y otras astucias asombrosas que lo han llevado a él y a los suyos a ser los amos de Rusia.
(Luego llegó Putin y harto de que los oligarcas usaran esos dineros robados para comprarse equipos de fútbol y castillos en Inglaterra puso un poco de orden, con el plomo y el veneno. Y hasta hoy)

En la privatización de Pluna por estos hombres de paja de Chávez hay cosas asombrosas.
Si Leadgate, Conviasa y otros montajes de Chávez quieren a Pluna en principio, con su dinero lo hagan.
No hombre. Con su dinero lo hacen las empresas capitalistas. Los comunistas lo hacen con el dinero tuyo.
Si necesitan aviones, en el mercado venden. Compren con su dinero.
Ah, no. Salgan Uds de garantia, es decir, el estado uruguayo.
Y más a lo peor, CUANDO LLEGUE LA REDUCCIÓN DE PLANTILLA Y ECHEN A LA CALLE A LA MITAD DE LOS DE PLUNA, cosa segura, os la harán pagar a vosotros, todos, todos.
Con los cuentos comunistas de costumbre.
Dirán que solidaridad: pero los amos no les dieron acciones a los obreros, la quieren toda para ellos.

Los pueblos tienen los empresarios que se merecen.
Y vosotros os merecéis a vuestros nuevos amos.
Un ejemplar: su propuesto Presidente de Pluna, Sr. Carlos Alfredo Bouzas Marchese.
En su currículo luce como idoneidad y condiciones personales: -casado, dos hijas y un nieto; -dirigente de AEBU en dos oportunidades; -miembro del comando clandestino de la CNT ilegalizada; -miembro de la mesa representativa del PIT-CNT; -presidente del Comité de Base Portones -coordinadora K- del Frente Amplio.

Esta es la gente que se dedicó toda su vida a hundir a las empresas de Uruguay, que ahora las venden a Chávez y a otros como él para enriquecerse.

Y Raúl Sendic privatiza ANCAP, la mayor empresa del país. No otra cosa es asociarse con empresas de Venezuela y de Irán.

Vuestros nuevos amos. Surgidos de la delincuencia y la asociación para delinquir, ven en esta la última oportunidad de enriquecerse. Tienen prisa, saben que en un año van a la puta calle.
En Rusia, tras los oligarcas apandar todo, empezaron a matarse entre ellos por robarse unos a otros.
Será cosa de esperar un poco.

Pero, uruguayo, le podrás preguntar a Tabaré ¿Dónde están mis acciones de Pluna, de ANCAP, de la compañía del gas, de la UTE, del Puerto, del Banco de Seguros, etc?
¿Porqué es todo vuestro ahora, si erais unos pobres como yo?
A mi no me disteis ninguna acción, que ahora en bolsa valdría un dinero, podría venderla, heredarlas mis hijos.

Así es como se saquea un país comunista como es el Uruguay.
¡Festejen uruguayos, festejen!

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.