La Naturaleza es justa en su crueldad.  Los hijos de hombres famosos y de genios, generalmente son unos inútiles

Es una suerte, si bien se considera. De lo contrario los Aristócratas sea de la Propiedad, sea de la Inteligencia, sus descendientes serían los amos de la humanidad y eso por Naturaleza.  Por Genética si lo quieren llamar así. Pero no ocurre, y con mucha frecuencia los hijos de genios son enfermos mentales, o nulidades y eso cuando existen porque ya observó Don Santiago Ramón y Cajal (Charlas de Café, passim) que el genio suele ser infértil y que por eso el Sabio trata de trascender enseñando a sus alumnos.

Pero en el caso particular que estudiamos: el hijo de Fidel Castro, Ingeniero él (se lo regalaron sus estudios) fue encargado de dirigir la construcción de una central nuclear en Cuba.

Fracasó absolutamente, porque no vale para nada, y ahora se dedica a administrar la fortuna familiar, robada por la aristocracia comunista al pueblo de Cuba, unos esclavos y encima muertos de hambre.

Lo mismo ocurre con sus hermanas, de distintas madres que empreñó el líder cubano.  Alguna es famosilla de la política, por ejemplo una hija se dedica a defender los derechos de los homosexuales (muy perseguidos en Cuba, por jatos) y otras cositas fáciles, de culos y coños.  Para lo política sirve cualquiera un poquito espabilada y si eres hija del Supremo, todo a tu favor.

En cuanto a los hijos de Sendic (de diferentes madres también:  los comunistas siempre encuentran coños fáciles, qué suerte que tienen) uno curiosamente tiene el título de ingeniero y se dedica a cualquier otra cosa, seguramente consciente de sus  limitaciones.

En cuanto a Raúl Sendic, que es mamporrero moderno -hizo unos cursitos de Reproducción Animal en Cuba, y cuando regresó al Uruguay intentó enchufarse en la Universidad Uruguaya, pero todavía no habían caído tan bajo-  y desgraciadamente para el Uruguay con responsabilidades vitales en el campo de la energía -fue Ministro un corto tiempo, y ahora Director de Ancap- un audaz que de mal biólogo quiere hacer de peor ingeniero, fracasó a modo en el tema del bioalcohol, en el tema del biodiesel, en muchos otros delirios y grandezas que bocinó en todas partes, y encima, con sus relaciones con Irán hasta pone en riesgo al Uruguay.

Nueva Aristocracia Comunista: Una Visión Histórica.

En la época anterior a la Revolución Francesa una camarilla de aristócratas reinaban en cada país europeo.  Era el Antiguo Régimen, que fue arrasado y gillotinado y acabó a sangre y fuego -en casi toda Europa, en algún país como la isla inglesa evolucionó lentamente a mejor.

Cuando en 1776 ocurre la Revolución e Independencia de los Estados Unidos, -el detonante de esa convulsión que cambió el mundo- la Aristocracia Inglesa estaba formada por 558 personas en la Cámara de los Comunes -todos ellos emparentados por lazos familiares y de negocios y que debían su posición al favor de los amos, los Lords, los aristócratas y el Rey.  La mayoría pertenecían a la nobleza terrateniente rural y sólo les votaban ¡ 160.000 hombres en todo el Reino ! Todos los votantes y los elegidos eran ricos, personas de orden, no hace falta decirlo.  En cuanto a los votantes de las ciudades, eran 85.000 y elegían entre abogados, militares, oficiales de la marina, empresarios, empleados del gobierno y otros pudientes.  Aún así, la nobleza rural se las arreglaba para que muy poca gente de la ciudad tuviera voto, por las dudas.

Ocurría cosa parecida ocurría en siglo 18 en el Reino Español, en Francia, en toda Europa.  La aristocracia hereditaria, que poseía la riqueza y las conexiones sociales: compartían las mismas escuelas, las mismas universidades, se casaban entre ellos, compartían las amantes: Mrs Armstead fue sucesivamente amante de Lord Germain, luego amante de su sobrino el Duque de Dorset, saltó a la cama de Lord Derby, fue luego amante del príncipe de Gales y luego de Charles James Fox, con quien eventualmente se casó;  se nombraban unos a otros en diferentes pero lucrativos cargos y se repartían pensiones y beneficios.

[ Datos tomados de The March of Folly, B. W. Tuchman ]

Ahora ocurre lo mismo en Cuba, y empieza a pasar en Uruguay -y en Argentina.  La dictadura cubana, agarrotada por la incompetencia y el miedo a tener que dar cuenta de sus crímenes y abusos, igual que la aristocracia europea del siglo 18 es una nomenklatura familiar de una aristocracia, que igual que la vieja aristocracia europea, obtuvo el poder por la guerra, se mantiene en el poder por la violencia y perpetúa el poder por la corrupción.

La parálisis y la degradación de la vida de estos países es la consecuencia de este nuevo nepotismo -Nepotismo: del latín nepote = sobrino. Nepotismo es acomodar al sobrino idiota.

Y no se me quiera retrucar que en el Siglo 18 la aristocracia inglesa (o francesa, o española) tuvo grandes hombres, notables cerebros, gente de valor. No fue así, y si alguno destacó en esa carrera por la gloria fue desde abajo, ascendió por méritos propios y habilidad social -cómo no.

Por fortuna, cuando los espermatozoides y los  óvulos se forman en los testículos y en el ovario, ocurre un intercambio de genes y reacomodo, que se acentúa en la fecundación  Esto garantiza que la especie humana no se congele en una casta de superiores genéticos y una masa de lelos de nacimiento y por obligación.

Que Uruguay ponga en posiciones de responsabilidad a gente que no demostró en su vida que valieran para nada -el hijo de Michelini es un caso extremo de lo que explicamos, y que mueve a la indignación y a la risa por partes iguales: pobrecito el tonto ambicioso, llorando porque no lo pusieron de ministro- pero que son fijosdalgos, es una garantía del fracaso.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.