A los españoles se les llenó el culo de papelitos prestados

Por los sitios de comentarios en España se preguntan ellos obviedades tales como

«¿Por qué España tiene unos datos tan diferentes, para mal, de los vecinos europeos en paro, precariedad y pobreza?»

Respondo yo: Porque en Francia tienen, no a Monsieur Sarkozy, sobre todo a M Renault, M Peugeot, M Citroen, M Alcatel, M Areva, M BioMerieux y una larga lista de Monsieurs, mientras que en España tenemos a Díaz Ferrán, a Arturo Gil, a Ruiz Mateos, a Martinsa, al Pocero y una larga lista de señores por un parecido y otros no hay.
Aquí una lista, y es sólo en la letra B, de empresas francesas de poderío

Entreprises Françaises B

Si se molestan en leer la lista, letra por letra del abecedario la diferencia es abrumadora.

Se puede buscar esa lista para Alemania, para Holanda, incluso para Italia. Achabo diferencias, y luego se quieren comparar.

España es un país de mostrencos albañiles y analfabetos mozos de bar postFranquistas, por su mayor parte habrá algunas excepciones, que yo no los conozco a todos.  Algunos de estos matracos, como El Pocero o Díaz Ferrán logran ascender al tope de la pila de fiemo y parece que fueran alguien o por tales se les jalea. Al primer problema se ve la calidad que tienen, no valen para nada o valen sólo para robar.

La experiencia del español continuamente y desde 1960 por ejemplo ha sido de un continuo aumento del bienestar y standard de vida, y eso con Franco y con la democracia.  Los deliciosos altibajos de Argentina y Uruguay por ejemplo les fueron desconocidos, eso de tener inflación 1000% al año, no tener ni moneditas porque pierden valor al otro día, gobernantes como la viuda de Perón, que la encontró en un puticlub de Panamá y la puso de presidente y ojo, que estuvo dos años y la tuvieron que sacar por golpe de Estado, no había cojones para darle la baja, en fin, que comparados con los absurdos y criminales sudacas los españoles lo hacían razonablemente, con un poco de seriedad y con eso alcanzaba.

Con el infame Aznar se le prendió la mecha a la bomba de corrupción que acabó con la prosperidad de España.  Vendió las empresas públicas a sus socios, largó una inflación de la vivienda con platita dulce que no había quién se pudiera atrever a pararla -significaba tirar a un millón de obreros al paro, cuando todos se creían que se hacían ricos con esa calesita-  y cuando se acabó el crédito debido a la Gran Depresión II que estamos viviendo le echan la culpa al segundo gobierno de Zapatero, cuando con el primero de ZP se estaban poniendo como chanchos, les ha llegado su San Martín.

Como la inmensa mayoría de los españoles no saben ni lo que es inflación, es que 38 millones no saben ni dividir, y la mitad de los españoles no saben leer, ni leen siquiera el diario es un personal mayormente capaz sólo para tareas de pico y pala y tarea fácil, encima adquirieron gustos y lujos que ya no pueden mantener, se preguntan que esto porqué.

Difícil encontrar un francés o un alemán que no sepa leer (encontrar inglés que no sepa leer, ni lea es facilísimo, hay a millones y es otro país que va de puto culo) pero encontrar un español que cree que 12 y 102 es lo mismo, que el cero no vale nada, eso a millones y entre las mujeres casi todas no lo entienden, las hay a millones incapaces de encontrar un número de teléfono en la guía telefónica, por ejemplo.

Toma un ejemplo: viaja veinte años en un autobús de la ciudad de Alicante, a ver si alguna vez te encuentras con alguien leyendo el diario. Jamás nunca.

Una España alicantina, esa es la herencia del vil Aznar.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.