Por usar la voz pasiva, un adolescente fue asesinado por un policía, según la noticia.

No se alarmen Uds: La noticia la publicó así La Nación
«Un adolescente de 16 años fue asesinado de un balazo esta madrugada en la zona céntrica de La Plata al ser sorprendido por un policía cuando escalaba por la pared de un edificio platense, armado con un revolver calibre 32.
El  «hombre araña» que violaba mujeres en edificios fue abatido por un policía que salió en auxilio de una vecina a la que el delincuente estaba por abusar, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió a las 2 de hoy en un edificio de calle 10, entre 64 y 65, de la capital bonaerense, donde un policía escuchó los gritos de una joven y su madre y al intentar detener al delincuente, le disparó.

El «hombre araña» muerto es un menor de 16 años y el policía que intervino está detenido hasta que se aclaren las circunstancias en las que efectuó los disparos. »

La noticia causó un revuelo en el sitio web de La Nación, que increparon al periodista y al diario por llamar asesino a un servidor de la ley que en defensa de terceros, mujeres débiles e indefensas y forzado por las circunstancias hizo uso de su arma de reglamento.

Esto ocurre porque es un mal hábito usar la voz pasiva para contar algo.
En la voz activa se pudo informar así

Policía mata a presunto violador armado cuando iba a ultrajar a unas mujeres, tras escalar el edificio.
El presunto «hombre araña» delincuente, menor de edad, iba armado con un revolver de calibre 22 y sería el supuesto autor de otras violaciones ocurridas por el barrio.

¿Verdad que así la noticia es más neutra? El policía no es gratuitamente calificado de asesino y se continúa con la noticia.

Un lamentable defecto del castellano es su flexibilidad, la abundancia de verbos reflexivos («me se olvidó») y la tendencia de muchos hispanohablantes (incluso periodistas) de abusar de la voz pasiva -«la yegua fue montada por el gaucho», en vez del más correcto, «el gaucho montó en la yegua»: el uso de la voz activa no da lugar a malos entendidos.

El autor, el sujeto de la acción, es el policía. El objeto de la acción el (presunto) delincuente.
«El policía mata al delincuente.»
A la voz pasiva «El delincuente fue matado por el policía».
Si cambiamos el orden natural de la oración sujeto activo, verbo, complementos (que en castellano es facilísimo) inmediatamente entramos en un lio de verbos en voz pasiva («fue asesinado», «ser sorprendido»). En realidad «fue matado» aunque posible de decir no es usual, se suele emplear «fue muerto». Este es otro verbo, no «matar» sino «morir», son los dos irregulares y difíciles: infinitivo morir, gerundio muriendo, participio morido ¡no, no, animal! participio, muerto.
Como «fue matado por el policía» suena raro, el presunto periodista se lía la vincha del querandí la cabeza y ya lo transforma en asesino: «fue asesinado» y ahí queda eso.

O dando vuelta todo, para que quede peor: «el policía es presuntamente asesinado en su carácter de fiel servidor de la ley y el orden, y defensor del débil inerme ciudadano, por un supuesto periodista argentino que se habría hecho la picha un lío con el retorcido idioma castellano.»

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.