Hasta los mejicanos lo dan por desplomado

Vamos a entendernos, NO es que Méjico deja de producir, es que deja de exportar pronto.  Las noticias alarmistas y demasiado agoreras de que el Estado Mejicano recibe el 40% de sus entradas por el petróleo y de cesar de exportar se arruina, eso es por el negocio entero y no sólo por la exportación.

Pero va a ser un palo.  Los problemas, que son muchísimos naturalmente, pero dos principales: El Yacimiento Cantarell se agota; el Yacimiento Chicontepec es de mala y escasa producción, y cara.

Cantarell además es un yacimiento marino, es decir que cuando produce ya poco tienen que quitar las plataformas petroleras porque cuestan de funcionar una fortuna por día.  Y el petróleo que queda, ahí abajo se queda.  Cuando es un yacimiento en tierra le conectan unas bombas que de a poco chupan hasta dejarlo casi seco, aunque produzcan un par de barriles al día cada bomba si en el terreno tienes 200 bombas al cabo del tiempo es un dinero.  Pero eso es imposible en el mar,  por lo que las cifras de «reservas» cuando se trata de yacimientos submarinos están muy exageradas.

La producción de petróleo mejicano ha seguido la curva propia de todo yacimiento

Tuvo su pico entre 2004 – 2005  y cae precipitadamente. Esta caída es irreversible; aparte de la gráfica hay que saber que los yacimientos fueron tratados con la última tecnología, les inyectaron gas y agua para exprimir todo lo posible y alargar la producción en el máximo eso también causa que cuando empieza a caer lo hace con gran fuerza.

Méjico necesitará bajar su consumo probablemente subiendo el precio de la gasolina y el diésel e implantar otras medidas de ahorro.

Este mismo problema estas mismas curvas se presentan en los EEUU, en el Mar del Norte y en todas partes, es la naturaleza de la Geología petrolera.

Las consecuencias serán … pero eso es usar un tiempo futuro cuando las consecuencias ya son, ya están aquí y se están viviendo, es la Gran Depresión 2, y es peor aún es el Colapso de la Civilización Industrial que ya esta aqui, vivimos los momentos iniciales de ese terrible proceso.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.