«Guns made Montana«, es su lema que graciosamente traducía Borges: Montana se hizo a balazos.

Uruguay es en el crimen y la inseguridad infinitamente peor que New York, Montana, Texas e incluso Los Angeles.  En la impunidad mucho peor que los peores barrios de New Orleans, mucho peor que los más degradados barrios de Londres -donde si la policía te pilla con un arma de fuego, probablemente te fusila, pasa muy a menudo.

Armas de fuego
El País/Monty
http://www.elpais.com.uy/

Oportuna ha sido la observación de algunos legisladores, en el sentido de que a nivel mundial se han cometido errores cuando se practicó la restricción en la tenencia de armas. La afirmación se produjo en momentos que el frenteamplismo trata de impulsar un proyecto de la ministra del Interior, donde se establecen limitaciones al derecho de los uruguayos a poseer armas de fuego.

Como es sabido, cuando se coarta dicho derecho por la vía de leyes, quienes acatan las mismas son los habitantes del país que se mueven dentro de la legalidad. Quienes están fuera de la ley, tienen armas robadas o contrabandeadas y actúan con mayor impunidad aun, ya que saben que sus víctimas difícilmente podrán oponer resistencia pues les han quitado sus armas, aunque ellas sean solo de caza.

Estamos seguros que el proyecto de ley de esta anciana con malos estudios y tan incompetente, así como su equipo de nulos, que el tal proyecto será una birria jurídica y social total. Pero la presente situación de inseguridad social, causada por la incompetencia notoria de los partidos tradicionales y el abandonismo que practicaron los sucesivos gobiernos de Sanguinetti, Lacalle, Sanguinetti de nuevo (que llenó el país de pistolas) y el anciano Sr Batlle, y sus cuerpos de diputados y senadores tan capacitados en leyes según ellos, esto es insostenible y son culpables.

En nuestra modesta opinión, un problema tan grave exige severas medidas orientadas al control y castigo de los delincuentes.  El tema de su inclusión social es secundario e indiferente. No se puede tener una sociedad donde te asaltan una provisión 30 veces en un mes y donde la gente mata y muere por una botella de cerveza: Agradecedle a Sanguinetti, uruguayos, los favores recibidos.  Los colorados no se han enterado que los uruguayos votaron a los frenteamplistas, desesperados por el país donde vivían: en cierta forma ahora viven en un país peor aún.

Aunque yo para los ladrones soy partidario de la pena de muerte -sí, para los ladrones también, lo has leído bien- entiendo que las leyes TODAVÍA no lo permiten: espera, que ya llegará y estarás vivo todavía para verlo, si tienes suerte.

La ley es la realidad de la idea social, no os quejéis de estos criminales impunes, es lo que habéis querido.

Medidas que parecen necesarias. 

* Permanencia de antecedentes penales DE POR VIDA.  Acceso libre al registro, de manera que otros ciudadanos puedan advertirse sobre la fiera que pretende acceder a un empleo, a casarse con inadvertida.  El mejor control, el control social. En un pueblo pequeño todo el mundo sabe de los antecedentes de todos. En la ciudad el anonimato oculta el crimen. La sociedad de información moderna puede hacer mucho por volver a una deseable situación.

* Prohibición de personas con antecedentes penales de poseer armas de fuego, de cualquier tipo (caza incluída). Prohibición de portar arma blanca fuera de su hogar y en cualquier situación, castigado con 5 años de cárcel, como en Inglaterra. Donde no hacen falta criminales.

* Largas y progresivas penas a los criminales, incluyendo la verdadera cadena perpetua para quien haya cometido dos asesinatos, simultáneos o sucesivos. Tienen que salir de la cárcel con los pies por delante.

* Edad penal, 12 años.  Si la ministro ama tanto a los delincuentes niños bellos, se los lleve a su casa.  En todo caso, en vez de discursos baratos, gratis total, sobre lo que habría que hacer, arbitre medios es decir, gaste muchísimo dinero en la inclusión social.

* Los particulares que se les autorice poseer armas de fuego, de cualquier tipo, pistola, revolver, fusil, escopeta de caza, además de guía y estudio de antecedentes [en el caso de antecedentes penales negado siempre sin excepciones] debe tener un armario de acero con candado y estar ahí.  Eso de tener un arma yirando por la casa resulta en cantidad de suicidios.  Que la pacata sociedad uruguaya se calla, nunca salen en los diarios la cantidad de gente que se pega un tiro.  No se puede tener una máquina de matar a lo baratieri y una pistola no tiene otra utilidad que matar personas.

* Por supuesto, menor, mayor que se le encuentre un arma de fuego sin guía ni derecho, cinco años de cárcel, y yo lamento que llegue al juez sería mejor que la policía solucionara al delincuente, definitivamente.

* Por supuesto, carta blanca a la policía para actuar con la exigible dureza contra el delincuente.

Un ejemplo os hará entender mejor lo que digo.  Un ejemplo inglés, esto pasó hace pocas semanas en Londres.

Un abogado muy rico, loco de cocaína y prepotencia, vapuleó y amenazó a su mujer con un arma. La mujer huyó, el loco disparó por ahí desde su casa -sí, Sr. Aguirre, desde su casa que Ud se cree que la casa es un castillo, o algo.

La policía inglesa armada lo fusiló.  Como lo leen.  Lo mataron a tiros de francotirador, aunque había dejado de disparar ya. Hasta la familia protestó un poco, de que se habían pasado.  La policía contestó que ellos no tienen porqué regalar su vida, contra un tipejo armado que les dispara: una bala en la cabeza desde 300 mts de distancia, y uno menos.

Cómo eran los penales en España.
  Antes de la República y de Franco, al penal de Melilla se mandaba a los peores.  Tenía cierta capacidad, siempre a tope, claro. De repente al alcaide le llegaba un barco con 300 presos  -¿Y dónde los meto a éstos?
El alcaide hacía una saca.  Una saca no es que los sacaba a la calle, como haría un enfermo como el Sr Díaz.  Elegía a los 300 más antiguos y hacía la saca: los fusilaba.
Ya tenía sitio para los nuevos 300.

Uds tienen lo que se merecen, pero no le echen la culpa sólo a sus pésimos legisladores, la culpa es del pueblo cómplice con el crimen.  Si el pueblo se volviera intolerante con el crimen, los legisladores reflejarían esa idea social.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.