Unos vídeos de Félix de Azúa que no deben faltar en el ordenata de todo el que se precie de inquietudes intelectuales.  O séase los Lletraferits.

Lletraferit
Lletraferit

Félix de Azúa es uno de los intelectuales españoles de más valía y ampliamente reconocido –artículo de Wikipedia.

Tiene un Blog muy recomendable.

Lletraferit, es un palabra catalana pero admitida por los castellanos, o sea letraherido para que se entienda.
Me lo estoy pasando bomba mirando ahora este
http://www.youtube.com/watch?v=70j-XKjQ5Ns&feature=channel

Que habla de Benet, y sobre todo el tema de vanguardia y casticismo en los comienzos de la democracia española, la llegada de los americanos a liberarlos
-¡ los americanos del sur !
100 años de soledad
Cortázar, Borges, Onetti  estaba con la botella
Vargas Llosa cuando era comunista y etc.
que llegaron a un país zarrapastroso -literal de Azúa.  Una oleada que barre el cañizar que tenían montado en España.
Umbral el castizo, lo llamaba a Marías ‘angloaburrido’

Otro video muy bueno es este  http://www.youtube.com/watch?v=hdzHR2qLkqQ&feature=related
-son de conferencias que dictó en la Universidad de Verano Internacional Menendez y Pelayo. Si Ud no pudo ir hay muchas otras en la misma página de You Tube, así que vos mismo.

☼  Me escribe un botija uruguayo que le mandé los enlaces:

Me picó la curiosidad y empecé a ver el primero. Voy por el cuarto y no voy a parar hasta ver todas sus charlas.
Me las pongo de fondo en el trabajo. Impresionante. Delicioso. Como sabe contar cosas en principio aburridas aderezadas con anécdotas, detalles bibliográficos, etc…
Muchas gracias Armando

¡ Menudas charlas el Catedrático de Estética !  Como en la que dice: «¿El LSD ahora? ¡Eso es para niños!  Ya no es lo que era.  LSD el que tomábamos en París los filósofos exiliados de España en el franquismo, eso era el puro. »

De Azúa cuando estaba exiliado en París era de los maoistas, o algo así. Estaba con toda la mara intelectual española, siempre en número muy escasa, no se vayan Uds a pensar que en tiempos de Franco florecía el genio español.  Yo creo que si sacamos la cuenta capaz que eran 30.

Impagable cuando le dicen al energúmeno del catedrático Agustín García Calvo que había ganado el socialista Felipe las elecciones.
– ¿El de Sevilla? Pero si fue alumno mio, ese es un chisgarabís, un católico, un … (lo pone verde al Felipe que les había roto el brazo a los viejos sociatas.

Y cuando Cela, el franquista Cela y delator que se ofreció a los franquistas para delatar rojos intelectuales y que los fusilaran (cómo sería la cosa que no lo tomaron), y de Azúa y Javier Marías estaban en Venecia y cuando les voceó una italiana desde una ventana, que Cela había ganado el Nobel, se querían tirar al Gran Canal y suicidarse.

O la vez que con García Calvo convencían al ministerio que les diera dinero para escribir un Diccionario Etimológico, y ya lo tenían concedido dos años se iban a tirar bien pagados haciendo lo que querían, y los llevan a hablar ¡ con el Ministro Fraga Iribarne !

(de Azúa imita el hablar atrabancado de Fraga medio en gallego y que nunca se le entiende lo que dice)

Inmediatamente el anarquista García Calvo se peleó con Fraga, los echaron a patadas del Ministerio y se perdieron la papa -oye, pero la bandera Roja y Negra bien en alto, eh.

Por eso escribió Historia de un idiota contada por él mismo (V Premio Herralde; Barcelona, Anagrama, 1986)
Por cierto, que le echa falsa modestia pero esa novela del idiota
– Sí, el idiota era yo, dice, si yo me lo creí todo
ha vendido como trescientos mil ejemplares y sigue vendiendo.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.