Esta es la tierra del quiero y no puedo, las paridas ocurrencias y las falsas apariencias. Y los engaños al público, no veas.
Montaron por ahí un parque que la iba de Laponia, la tierra de Papá Noel vale. Lamentablemente carecía de nieve, de hielo, de todo y había unos enanos que se pegaban con los pitufos.
Cobraban por entrar, la gente estaba indignada al ver la estafa.
A Papá Noel lo encontraron fumando detrás de la gruta y el niño inglés lo delató a los padres, este va mostrando la hila de delator que tienen todos ellos.
Un desastre, lo cerraron.
Salió otra Laponia, éste ni tenía Licencia. Habían pintado de blanco un suelo de tablas para que pareciera una pista de hielo, para patines de ruedas.  Cutre total.
Aquí, no digo todo -todo, no- pero aquí demasiado es un plan cutre y pobretón y pequeño que da asco y con unas pretensiones risibles. Imprimen unos folletos -en imprimir papel son unos capos- luego ves la realidad y lo que te cobrarían, y es para mandarlos a cagar.
Caveat emptor ! Que es latín y quiere decir, cuidado con la billetera aquí hay mucho vivo.
Independent

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.