Juan Antonio Roca era el capo de la corrupción urbanística en Marbella.  Este ladrón hizo una fortuna inmensa a base de coimas e invertía dinero en arte.  Inversión con la que piensa pagar parte de su deuda con las autoridades.

Hay un uruguayo implicado, otro más del país de la estafa, el dolo y el desfalco, supuesto marchante internacional de arte.

Los investigadores policiales de la ‘operación Malaya’ están convencidos de que Juan Antonio Roca logró sacar fuera de España las obras de arte más importantes que tenía en su pinacoteca y que lo hizo a través de uno de sus principales marchantes, el uruguayo Alberto Pedronzo.

En la actualidad Pedronzo se encuentra en situación de busca y captura y elmundo.es ha podido saber que el marchante uruguayo tiene abierta delegaciones en Montevideo, Miami y Moscú.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.