Compré en Blackwell’s, Oxford,  The Original of Laura, de Nabokov. Vamos a compartir enseñanzas de este volúmen

The Original of Laura (artículo en Wikipedia) es una fiel reproducción de este póstumo libro de Nabokov. Examinarlo enseña mucho sobre el modo de creación de un artista.  Esto es importante en un escritor, pues el público sólo tiene acceso a la obra final, no a los cuadernos, esbozos, correcciones, errores y otros azares de la construcción de la obra.

La obra no se construye como resulta publicada el producto final.

Nabokov escribió su obra con lápiz y en tarjetas -no en cuaderno, ni en hojas sueltas, ni en ordenador ni con plumas caras Montblanc ni nada de eso.

Estas tarjetas están reproducidas exactamente en el libro, con el texto impreso abajo para una mejor lectura de las tarjetas manuscritas. Reproduce el anverso y el reverso (aunque Nabokov no solía escribir en el reverso) de las tarjetas.

Estas tarjetas están exactamente perforadas, así que uno puede separarlas del libro y tener un paquetito de tarjetas que es, exactamente, reproducción de lo que Nabokov escribió.  Aquí foto que tomo yo de una página de mi libro -lo llamo mio porque lo pagué.

(desapareció la afoto !)

Son 137 tarjetas -las he contado, el artículo de Wikipedia no lo dice- y un par de páginas de su mano, escritas a lápiz sobre papel cuadriculado, del tipo que usan los escolares en España.

El artículo de marras se explaya copiando críticas a la obra, incluso con moralinas como que no se debe leer porque el autor no quiso que se publicara.  Ya le vale.

Yo prefiero concentrarme en el aspecto mecánico, en el CÓMO de la cosa, no en el porqué.

Estas tarjetas que usa Nabokov son las normales de archivar, con líneas horizontales.  Adjunto una foto mía, con un fajo de ellas y un ingenioso dispositivo para que no se caigan o pierdan, es un alligator clip, así llamado. La primera de las tarjetas de este fajo es para escribir en vertical, una lista de tareas para hacer, con una columna para marcar si las hice.  Estas tarjetas en blanco, venden, pero generalmente las recorto de algún papel fuerte porque no gasto muchas de ellas.

Así que ya sabe.  Un paquete de tarjetas normales, un clip para sujetarlas, (detrás del paquete se distingue una cajitas de cartón donde entran exacto, y entran, exacto, porque me la hice yo), unos cuantos lápices bien afilados (una goma) .  Camino al genio.

Y un poco de calidad.

¡Ah, se me olvidaba!

Diez mil horas practicando.  Sí, 10.000 horas. El mínimo para dominar cualquier arte, técnica o trabajo.

De nada.

Por Armando

Un comentario en «Original Laura, de Nabokov»
  1. 3,42 años , 8 horas por día, de lunes a domingo.
    Ahora entiendo como aquí en Uruguay hay tanta gente que domina la vagancia con tanto arte!!!
    Toda una vida de práctica !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.