Los niveles de Fitoplancton han descendido 40% desde los años  1940

Ud se cree que el oxígeno que respira lo fabricaron los árboles, o la hierba, pero la mayor parte del oxígeno de aire lo generan algas microscópicas marinas, que forman el llamado Fitoplancton  –y no sólo oxígeno, las algas alimentan crustáceos muy pequeños copépodos por ejemplo que a su vez alimentan a otros organismos mayores.

Esto forma parte de la red invisible que mantiene la vida en el planeta, incluso la vida altera la meteorología para adecuarla a sus necesidades y por ejemplo cierto fitoplancton libera DMSO -dimetil sulfóxido- que funcionará como núcleos para que se condensen gotas de lluvia, nubes, y llueva.

Tres mil millones de personas dependen del mar para sus proteínas, al menos en parte; la vida y prosperidad de la décima parte de la población mundial depende del mar.

Aquí diatomeas del fitoplancton, algas microscópicas de paredes de silicio  ¡plantas que son como cajitas de cristal, con dos tapas transparentes!  vistas bajo el microscopio.

Pensará Ud que es fácil saber si el fitoplancton disminuye o no, después de todo ciertos satélites VEN la clorofila por su característica color -o espectro de absorción para ser más precisos.

Pero sólo hay observaciones buenas y continuas de nivel de fitoplancton desde satélites  desde 1997, y esto no es suficiente tiempo para saber realmente qué está ocurriendo.

Desde los años 40 hasta ahora los oceanógrafos usan espectrofotómetros, aparatos que miden la absorción de una muestra de agua de mar a diferentes longitudes de onda, o  a diferentes colores hablando rápido y mal.  Estos aparatos son muy precisos, pero  ¿Y antes de los años 40?

.

Se usaba (y aún se usa)  el disco de Secchi, que es un disco pintado a secciones blanco y negro, se sumerge desde el bote y se mide la profundidad a la que ya no se ve.

Este método tan simple si se hace en aguas limpias alejadas de la turbidez de la costa es muy preciso.

.

Así, combinando los datos históricos de miles de observaciones con el disco de Secchi, datos con los espectrofotómetros y los satélites un equipo de investigadores llegó a una sorprendente y aterradora conclusión  (Nature, vol 466, p 591) :

☼  En 8 de cada 10 zonas del océano el fitoplancton está descendiendo, 1% por año, desde hace 40 años

El fitoplancton, algas microscópicas o sea plantas que son, necesitan nutrientes igual que la hierba, el trigo, los árboles.  Necesitan Fosfato, Nitratos, Hierro y estos nutrientes sobre todo les llegan por corrientes ascendentes upwelling desde el fondo del mar.

Zonas de surgencia costera, o Upwelling

¿Qué está causando este mortal desastre?   El calentamiento global causado por el CO2 creado por la actividad humana, los coches, los aviones, los barcos, quemar petróleo y carbón.

Más del 90% del exceso de calor que retienen los gases de invernadero, va a parar al mar. El agua superficial al calentarse se vuelve menos densa y el agua profunda tiene más dificultad en mezclarse hacia arriba y no le llegan nutrientes.

Esto no ocurre en el Ártico ni en el Antártico, donde no hay caída de producción primaria de Fitoplancton, pero sí en los demás mares y especialmente en zonas tropicales.

☼ No todos los investigadores están de acuerdo con este hallazgo de que haya caído el fitoplancton a la mitad:

the response to the claim that phytoplankton levels have nearly halved already was swift, and mostly negative. «I don’t know of any phytoplankton ecologist that believes this,» says Paul Falkowski, an oceanographer at Rutgers University in New Brunswick, New Jersey.

«When I read it I said, ‘Wow, that’s the opposite of what we see’,» says Abigail McQuatters-Gollop of the Sir Alister Hardy Foundation for Ocean Science in Plymouth, UK, and the lead author of one of three scathing critiques published in Nature.

En Plymouth, Inglaterra, hogar del mejor laboratorio de investigación marina de Europa, encuentran que la biomasa HA AUMENTADO, usan una técnica de filtración por copo de seda: para que vean Uds lo que es un país que se plantea bien las cosas:  llevan OCHENTA AÑOS investigando el fitoplancton así.

For the past 80 years, the foundation has been measuring phytoplankton in the Atlantic using the Continuous Plankton Recorder – a device towed behind a ship that filters seawater through the exposed part of a slowly moving silk «tape». The roll of silk is preserved and sent back to Plymouth, where technicians assess plankton abundance. The results, based on more than a quarter of a million samples, suggest phytoplankton biomass has gone up in the North Atlantic (Nature, vol 472, p E6) – the opposite of what Worm’s team found.

Otro laboratorio en los Países Bajos, que usa una técnica aún más cruda, el Forel-Ule (compara color de muestras con otras conocidas) y tiene datos DESDE 1899 encuentra que el Mar del Norte se vuelve más verde  ¡hay más fitoplancton! y que el poco productivo Mediterráneo mejora, tiene más fitoplancton

Marcel Wernand of the Royal Netherlands Institute for Sea Research in Texel has compiled more than 250,000 Forel-Ule readings since 1899, and finds these, too, contradict Worm’s results. «The North Atlantic is greening, the Mediterranean is greening. We see more plankton there,» he says. Several other regional data sets also show increases in plankton.

Pero el equipo de Worm que encontró este sorprendente descenso ha recalibrado los datos del Forel-Ule y del disco de Secchi y ven una disminución clara y grande.  La magnitud de esta disminución está abierta a discusión -dependiendo de los lugares investigados ha disminuido la clorofila entre el 20% y el 70%.

Woods Hole, Massachussetts, el líder mundial en investigación marina coincide con estos resultados tan preocupantes, y otros investigadores también.

Worm has yet to convince McQuatters-Gollop and Wernand, but he does have some supporters. Scott Doney of Woods Hole Oceanographic Institution in Massachusetts, for instance, says that several climate models predict declines in phytoplankton. «[Worm’s results] are certainly in line with what some of the models are suggesting,» he says.

Si sumamos a esto la conocida menor productividad de los océanos tropicales (se debe a que son pobres en diatomeas y más abundantes en unas bacterias fotosintéticas muy pequeñas) y la acidificación del mar producida por el CO2 también, además de la sobrepesca y contaminación por plásticos,  y el peligroso fenómeno de las aguas muertas, sin oxígeno y cercanas a la desembocadura de ríos contaminados como el Mississippi y en la espantosa y muerta costa de la China -el río Amarillo es una cloaca muerta, y muchos ríos de Asia vemos que el mar está enfermo, que el hombre lo está matando, y la naturaleza reacciona quitándonos el alimento marino para eliminar este exceso de gente que hace crujir la Tierra con su demasía y prepotencia.

Y nos vamos a quedar sin saber lo que ocurre:  los satélites que leen el fitoplancton marino llegan pronto al final de su vida, la crisis financiera ha dejado sin dinero para lanzar nuevos satélites, una era más oscura se aproxima.

,,

Por Armando

2 comentarios en «Océano transparente y mortal»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.