Los otros se fueron. Ahora guardamos a los banqueros aquí

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.