Uno de los poemas más amados por los ingleses es Daffodils, de Wordsworth. Ahora en Primavera es el tiempo que las colinas de Inglaterra lucen estas lindas flores amarillas y para el estudioso del idioma inglés es importante conocer no sólo la gramática, también aquellas obras literarias por las que vibra la sensibilidad del pueblo de las islas. Como la literatura inglesa, y la literatura en inglés, es tan abundante y de calidad variable, sin alguna mano que guíe, en plan Virgilio con Dante es fácil perderse.

( D A F F O D I L S )

I wandered lonely as a cloud
That floats on high o’er vales and hills,
When all at once I saw a crowd,
A host, of golden daffodils;
Beside the lake, beneath the trees,
Fluttering and dancing in the breeze.

Continous as the stars that shine
And twinle on the milky way,
They stretched in never-ending line
Along the margin of a bay:
Ten thousand saw I at a glance
Tossing their heads in sprightly dance.

The waves beside them danced; but they
Out-did the sparkling waves in glee:
A poet could not but be gay,
In such a jocund company:
I gazed – and gazed – but little thought
What wealth the show to me had brought:

For off, when on my couch I lie
In vacant or in pensive mood,
They flash upon that inward eye
Which is the bliss of solitude;
And then my heart with pleasure fills,
And dances with the daffodils.

El interesado puede intentar traducirlo por su cuenta, siendo consciente que «poesía» es lo que en la traducción se queda por el camino. Pero el lenguaje que usa Wordsworth no presenta mayores dificultades de comprensión.

Wordsworth escribió Daffodils seguramente hacia el final de 1804, lo publicó en Poems (1807). Muchas personas quedaron muy irritadas por la extensión metafísica del poema basado en unas florecitas silvestres pero muy pronto los amantes del Romanticismo naciente lo ensalzarían.

Puesto que en nuestro idioma, «narciso» es una flor ya inevitablemente teñida de clasicismo y psicoanálisis, una flor que ya más que flor silvestre es una flor de la biblioteca de Ovidio, una flor del búcaro de la consulta de Freud, alguien que escribiera en español un poema sobre esta flor de la familia de las Amarilidáceas se vería enriquecido y a la vez impedido por 2 400 años de literatura Mediterránea. Pienso que escribiría un poema muy diferente, mucho menos espontáneo.

Wordsworth llegó a ser «Poeta Laureado», es decir reconocido oficialmente como el epítome de la poesía inglesa de su tiempo.
El poeta laureado de nuestros tiempos, Andrew Motion, ha querido leer en el poema referencias a la Revolución francesa, de entonces. Esa me parece una lectura extravagante.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.