Cuando un uruguayo tiene la fortuna de emigrar a un país moderno, pongamos por caso España, cuando regresa de visita a Montvideo lo paraliza la idea de conducir en medio del salvajismo y la barbarie habitual. Él ha cambiado, los que ya tenemos que llamar aindiados, ni cuenta se dan.

Más de 60 muertos, y de 600 heridos muy graves en lo que va de año. En una ciudad de tamaño comparable a Valencia, con muchos menos coches pero degradada y retrasada.
Culpa de los comunistas por supuesto, que llevan 18 años destruyendo Montevideo, una ciudad absolutamente tercermundista por culpa de ellos.

Pero no es de Montevideo que voy a tratar ahora, sino de todo el país, de sus carreteras miserables y africanas. No hay en todo el Uruguay ni un tramo de Autovías: España está surcada de modernas autovías.
Hay que explicar qué cosa son, porque los uruguayos ignorantísimos y petulantes en su ignorante arrogancia, no saben lo que es.

Foto de Autovía en España.
autovia1.jpg

Como se destaca, los carriles en uno y otro sentido están separados por un foso, otras veces un muro o similar y por lo tanto los coches no pueden chocar de frente.
Además, NO están cruzadas al mismo nivel, es decir, que las incorporaciones se hacen por pistas de aceleración y si un tren, carretera o acueducto la cruza, es por elevado o por túnel.
Están además bien señalizadas y vigiladas por la Guardia Civil. Hay áreas de descanso, incluso con agua de beber y otras amenidades. Tienen teléfonos de auxilio cada ciertos kms y a veces están iluminadas al menos cerca de las ciudades.

autovia.jpg
En esta foto se ve salida de la autovía por pista de desaceleración.

Hay un chiste sobre autovías que os viene bien.
Resulta que va el ministro de Transporte uruguayo, conocido dirigente sindical corrupto, a España a visitar al ministro del ramo, socialista. El español lo lleva a conocer su cortijo y el sub-americano se queda muy impresionado.
– Sí, pero dale, decime. Esto no lo compraste con el sueldo de Ministro.
– Claro que no. ¿Ves esa autovía que pasa ahí enfrente?
– Divina, sí. Vine por esa autovía. Qué adelantos más grandes que teneis en España.
El ministro socialista español se golpea el bolsillo.
-La mitad de la autovía, aquí.
-Ah, ya veo, dice el uruguayo. Cuando vengas por Uruguay ven a ver mi estancia, ya verás que sabemos vivir también.

Al tiempo el español visita a su colega, que lo pasea por una estancia más grande que Bélgica o así.
– Esto es gigantesco, pero esto no lo hiciste con el sueldo de ministro.
– Qué va. ¿Ves esa autovía que pasa por ahí?
El español mira, mira.
– Tú, que ahí no hay nada, ni autovía ni nada.
Y el uruguayo se golpea el bolsillo
¡La autovía entera aquí!

trebol.jpg

Modernidad, eficacia, hacer las cosas bien. Incluso: hacerlas aunque sea de cualquier manera. Algo completamente desusado en el país de los prostáticos y ancianos gobernantes.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.