El Éxito Industrial y Tecnológico de Chile debe imitarse en Uruguay

Felicito a Chile por el ejemplo que ha dado al mundo y especialmente a América Latina de que sí, se puede cuando un pueblo está unido buscando el éxito.

Chile está logrando asentarse como un país industrial importante (también Brasil).  En cambio Argentina y Venezuela desfallecen y Uruguay, está claro, Uruguay no es industrial en absoluto o en forma mínima.

Un pueblo de oficinistas nunca hubiera podido salir con bien de una dificultad como la que se le presentó a Chile, un pueblo de obreros industriales, ingenieros y técnicos sí.

EL HIERRO DE URUGUAY.  Actualmente plantean de exportar mineral de hierro de Valentines para enriquecer a las empresas de la India.  Este enorme disparate no se debe permitir,

URUGUAY DEBE FABRICAR SU PROPIO HIERRO Y ACERO

El problema de la minería, y en Uruguay no se entiende porque no es país industrial y minero, es que toda mina se acaba, y luego ya no hay más mineral. Además al extraerlo deja un gasto terrible, siempre, en limpiar la contaminación y recuperar el terreno destruido.  Puede asegurarse que entre la destrucción enorme y rápida de los campos, para sacar el mineral, recuperar el terreno catástrófe ambiental, y el poco dinero que vale el mineral de hierro exportado y el poco empleo que crea especialmente de usar métodos modernos, el negocio para Uruguay de exportar su mineral será ruinoso, pérdida pura.

Y se habrá perdido el mineral para siempre jamás.  Consecuencia de la Mentalidad Colonial que tantas veces he denunciado.  Por cierto, Mentalidad Colonial que en su momento y hace años el Frente Amplio criticaba, pero ahora en el gobierno, desfalleciendo ideológicamente y sin saber plantearse alternativas, caen en la trampa de neocolonialismo y esta vez para un país emergente, la India  –donde hay algunos de los hombres más ricos del mundo, y a quienes el presente y el porvenir del Uruguay les importa un pijo.

LA PIRÁMIDE DEL billion u$d en Bombay/Mumbai

Esta es Antilia, la casa del billonario hindú Mukesh Ambani  -no es el metalúrgico Mittal que es el del proyecto de explotar el hierro de Uruguay para el beneficio de la India, Mittal tiene mucho más dinero todavía que Ambani.

Esa pirámide es la casa de Ambani y su familia -que son CUATRO- y emplea a 600 personas en este palacio que sería la envidia de Nabucodonosor.  Con helipuertos, piscinas, incluso jardines colgantes como nunca conoció Babilonia, se alza  Antilia (es el nombre fabuloso de una isla tropical en el Caribe) en una ciudad donde la mayor parte de los indios vive en la absoluta miseria.

Los grandes billonarios de la India viven así, en pirámides elevadas sobre la base de la plebe.  Que el gobierno Uruguayo les ayudé a ser más ricos todavía y que no sepan los uruguayos montárselo ellos mismos explotar ellos mismos sus riquezas muestran el pueblo decadente y gandul que son, y no sólo los comunistas, ché, ricuras.

UNA ALTERNATIVA

Uruguay debe explotar estos yacimientos, pero nunca exportar el mineral.  Se debe hacer durar generaciones, ahí hay una riqueza que daría trabajo y dinero a generaciones de uruguayos.  Y una oportunidad para los que mandan de sacar un dinero, dejar riqueza al país y a su familia.

La demanda de metal en Uruguay es baja, pero es importado todo. Por lo tanto producirlo en el país tiene la ventaja de ahorrar divisas, la gran ventaja de crear puestos de trabajo en un país reventado por el desempleo y el delito.  El público  -antes se decía «el pueblo»- la mejor manera de salvar su economía es por el salario fruto del trabajo, no por limosnas que crean delito y pobreza siempre.

No es necesario recurrir a procedimientos de alta tecnología.  Inglaterra en el siglo 18 y aún antes, y China cuando Mao producían hierro por procedimientos tradicionales.

Estos son los procedimientos que debe implantar el Uruguay, al menos inicialmente. ¿Carbón para la reducción del mineral? Con carbón vegetal producido de plantaciones de pinos y eucaliptos de rápido crecimiento. Como se hizo durante siglos y miles de años, el uso de hulla y coke es muy reciente, es caro y sólo países muy industriales, de larga tradición y con ricos yacimientos de buen carbón pueden hacerlo.

Una vez obtenido este hierro dulce, su beneficio a hierro y acero se puede hacer usando métodos eléctricos que al tratarse de volúmenes menos importantes son económicos.

OPORTUNIDAD PARA QUE MUCHOS SALGAN DE POBREZA Y MEDIOCRIDAD.   Desgraciadamente para Uruguay los frenteamplistas, oficinistas y universitarios montevideanos por su gran mayoría (y que parecen salidos de un cuento de Benedetti, tal es su inoperancia) se han pasado tanto tiempo insultando a las empresas que no se dan cuenta que ahora es cuando pueden integrar el Consejo de Administración de empresas privadas, llegarles un buen dinero a ellos, hacer algo decente por el país que no sea la blableta, y crear empleo.

El gobierno debe tratar este tema con la máxima prioridad, autorizar que se cree una empresa privada por acciones totalmente uruguaya para fabricar hierro en Valentines y que en el Consejo se sienten frenteamplistas, tupamaros que quieran sacar el vientre de mal año, y otros empresarios en positivo contubernio: hágase el milagro y hágalo el diablo.

Quitarle impuestos todos, esto es tan importante que hay que ponérselo a caldo, incluso hacerse cargo de la Seguridad Social durante unos años, los sueldos cobrados por los trabajadores y el aumento de la actividad económica y el ahorro de divisas compensan con creces.

La asesoría técnica:  si faltan técnicos  uruguayos con experiencia se debe traer del extranjero, sea Europa, sea Bolivia, sea incluso China. Y estudiar cómo se hizo en el pasado, recuperar esas técnicas que funcionaron bien y que para Uruguay sería novedad, entrar en el camino industrial verdadero, en la real base industrial que es el beneficio del hierro y de los metales.  Crear mineros y metalúrgicos donde casi no existen levantará una sociedad industrial.

Una multitud de mineros, varios hornos pequeños y primitivos tipo siglo XVIII, un hierro dulce mejorable pero útil para la industria siderúrgica, las empresas que fabrican y suministren carbón vegetal, y todo el entramado industrial que se forma inmediatamente alrededor de una industria tan básica cambiarán el panorama del Uruguay durante varias generaciones, durante todo el siglo XXI y más.

En contraste, arrancar el mineral y exportarlo no dura ni veinte años, no dejará más que gastos y pobreza.

Si Mujica quiere dejar para Uruguay una riqueza sostenible aquí tiene cómo hacerlo.

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.