Llego a la conclusión de que están matando a la gallina a propósito -quiero decir a la Gran Bretaña.

Peter Cummings que perdió en un año 11 mil millones de libras en el banco HBOS, que se lo queda el Lloyds, que los van a tener que nacionalizar a los dos. Es difícil perder 11 mil millones de libras, no es moco de pavo: alguien se los habrá encontrado.

Vaya robos descarados.  Este coso le prestó dinero a sus amigos, es decir socios del crimen que no pagaron y se la reparten.  Muchas de estas tiendas y cadenas se las está quedando Philip Green -es judío, pero se cambió el apellido para aparentar ser inofensivo- así como se queda con todas las tiendas que eran de los islandeses también ‘arruinados’: pero el dinero de los ingleses no aparece por ninguna parte.

Durante la Gran Depresión de los 30 en Gran Bretaña no quebró ni un solo banco -en EE.UU. a miles quebraron.  Por eso que algunos opinan que GB no sufrió la Depresión, es discutible.  En el Norte Industrial de Inglaterra y en Escocia sí, en el sur financiero menos.

Pero a este paso quiebran todos, y una cosa:  Que las deudas o compromisos o liabilities que tienen superan de lejos todo el dinero que hay en Gran Bretaña.

A estos cosos no hay que dejarlos entrar en el euro ni aunque vengan de rodillas, porque nos meten la peste a todos.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.