master-y-commander.jpg

Esta película es muy recomendable para el joven naturalista o estudiante de Zoología interesado en los descubrimientos y aventuras del joven Darwin a bordo del Beagle, es lo más aproximado que tenemos en el cine y vídeo a lo que puede haber sido el pasaje de Darwin a las islas Galápagos.

En este caso el Dr. Maturin, cirujano de un barco de guerra inglés y naturalista aficionado, tiene la oportunidad de visitar las islas Galápagos y estudiar su zoología e historia natural, por un accidente que les obliga a tomar tierra. Es 1805 y es uno de los primeros naturalistas en visitarlas.
Los interesantes insectos, grandes fásmidos por ejemplo, las iguanas marinas sorprendentes para el doctor que las conocía únicamente terrestres, las grandes tortugas terrestres -galápagos- que le dan nombre a la isla y cuyas medidas toma cuidadosamente, así ejemplos de cómo colectar aves y reptiles, el cuidadoso estudio y descripción de los ejemplares, sus dibujos en cuadernos de campo de los que hoy atesoran los museos es muy educativo.
No menos interesante es la vida a bordo en aquellos buques de madera, cuerdas y lona, los entretenimientos de los rudos marineros y oficiales -beber ron hasta caer redondos, tocar el violín y la viola los oficiales y bailar la vil chusma de proa (*) sus animadas danzas en cubierta, azotes a los insubordinados de la chusma para mantener la disciplina y entretener el ocio de oficiales, la animada visita a puertos de Brasil tropical, dar la vuelta al Cabo de Hornos, todo ello hace de esta película un entretenido documento.

Es lástima que para saborear estos buenos momentos de la Historia Natural, uno debe aguantar la visión de batallas marinas, cañonazos y violencias sanguinarias que no agregan nada de interesante.

(*) Vil chusma de proa: así denominada por las antiguas ordenanzas de la Marina Española.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.