Los Indignados van a lograr hacer subir al Fascismo

Igual que en la República de Weimar que en 1919 reemplazó al Sistema Imperial de Alemania tras la derrota de la Primera Guerra Mundial y cayó en 1933 con el ascenso de Hitler, y fue acosada por la Inflación y la Decadencia Económica y las ambiciones de los Fascistas, igual en España (y ya en Europa) ocupan los manifestantes las plazas y las calles.  Aunque sin violencia propia -por ahora los únicos que pegan son los policías y a veces los muchachos se defienden

Cet animal est très méchant. Quand on l’attaque il se défend!

En 1933, la República de Weimar concluye, ya que, si bien la constitución de 1919 no fue revocada hasta el término de la Segunda Guerra Mundial, el triunfo de Adolf Hitler y las reformas llevadas a cabo por los nacionalsocialistas (Gleichschaltung) la invalidaron mucho antes, instaurando una dictadura totalitaria, el llamado Tercer Reich.

Está ocurriendo en España que el electorado, o ignorante o confuso, corrupto o cobarde, y siempre supersticioso, manipulado por curas, Opus Dei, ridículas monjas varias, estúpido por necedad propia y heredada de su padre analfabeto, empobrecido sin saber porqué dejó de ser falsamente próspero sin saber porqué había pasado que tuvo un poco de riqueza y consumismo y que culpa a la administración central sin pensar en la responsabilidad de los que tiene más cerca ya que en España las Autonomías tienen transferidas todas las competencias incluyendo las de empleo, de industria, de salud pública y justicia social, en fin todo, y votaron y van a votar a los peores y más demagogos y fascistas.

A lo mejor no voten al fascismo por mayoría, pero a Hitler lo votó una minoría y cuando subió al poder se acabaron las votaciones y Alemania enfila una ruta de sangre.

Esta revuelta ya se extiende por Europa -y ya avisé yo que un nuevo fantasma recorre Europa : el Fantasma del Colapso, causado por el Pico Petrolero.  En Francia los Indignados son desalojados de Plaza Bastilla con gases lacrimógenos, en otras ciudades europeas crece el conflicto y en España se extiende a todas las ciudades principales.

Los Histriones.  Por supuesto los actores apoyan estas revueltas -de boquilla nada más, no sea que se escape un estacazo y les estropee la cirugía estética.  Pero todos apoyan estas demostraciones porque les va popularidad y dinero en ello.  No sé porqué nadie presta atención a lo que diga un actor, basta pensar que Ronnie Raygun (o sea Regan) y el Papa Wojtyla eran actores para despreciar a los actores para siempre, o intimarles que se dediquen a sus momos.

Un Editorial gráfico

El Roto, en sus grafismos, vale por miles de palabras escritas por su poder de condensar en una imagen conceptos bien difíciles.  Lo considero uno de los grandes intelectuales de España.

En el grafismo de hoy ese bouquet de flores de donde cuelga la soga para ahorcar gente me recordó aquello de Mao Tse-tung, que dijo «que florezcan mil capullos», o sea libertad de opinión y pensamiento.

Y luego que los tiene bien identificados Mao los ahorcó a todos por criticar.

Rubalcaba lo tiene difícil.  Pocas veces un Ministro del Interior gana las elecciones, el puesto crea mucho antagonismo y por ejemplo le votarán en contra todos los borrachos que los multó la Guardia Civil por conducir en pedo y gente así.

Sarkozy fue Ministro del Interior y ganó las elecciones pero fue porque creó un verdadero histerismo entre los franceses que se creían que llegaba binLaden y los degollaba a todos, cosas así.  Los sicarios de Sarkozy quemaban coches en el banlieu de París, y luego la TV entrevistaba a les beurs colocados de marihuana y borrachos, que procedían a insultar a la Francia (que los mantenía con subsidios sin trabajar a esa mara de africanos y magrebíes) y amenazaban en plan chulo a los franceses normales.

Pero Rubalcaba es una persona decente y si apalea a los acampados -que ya está bien de ocupar dos semanas la plaza de Sol en Madrid- lo acusarán de brutal, y si los deja lo denuncian de abandonar sus deberes. En todo caso, más pienso para la extrema derecha o sea el PP.

Hitler también agradeció mucho a los que se manifestaban contra la democracia de la República de Weimar y con sus protestas lo auparon al poder.  Se los agradeció tanto que hizo jabón con sus cuerpos en los campos de concentración y cola de pegar con sus huesos.

PARA SABER MÁS

República de Weimar

Tiempo de Panfletos y Manifiestos

La xenofobia echa raíces

,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.