Como Francis Fukuyama está desprestigiado los neocons ahora incordian con las simplezas de Friedrich Hayek

[ → Fukuyama y El Final de la Historia ← ]

Hayek fue un economista centroeuropeo y docente de la London School of Economics, ultraliberal ¡  y hasta recibió una medalla de G. Bush ! O sea que es culpable de la catástrofe que se precipita sobre el mundo, culpable de la desregulación y ultraliberalismo y globalización que nos hunde en el desempleo y la miseria, agravada por el agotamiento de las fuentes de energía y los recursos del medio ambiente de lo que Hayek nunca entendió ni supo ni dijo nada.

http://en.wikipedia.org/wiki/Friedrich_von_Hayek

Una versión mía de la controversia entre Keynes y Hayek, llena de humor aragonés, gracia y salero pero diciendo verdades de forma amena en un tema absolutamente árido y cargante, la pueden leer en

El Rap de Keynes y Hayek

En la Red en Castellano pululan desesperados que instan a los hispánicos a leer los insufribles libros del valor  como The Road to Serfdom y The Fatal Conceit.  Van al ABC y en los comentarios lo ponen. Me dan una pena, ya te digo, pobres gárrulos.  Una gente el español que si lee algo son cosas de chismes de porteras o novelas de fantasía o porno, y les proponen unos libracos insufribles y además en inglés y que tratan de economía.

Supongo que sean afuerinos que estudian en la ominosa LSE o en esas universidades americanas -tengo entendido que al graduarse les dan una Fellowship para ir a Detroit y levantar la Motor City.

Como es evidente para cualquier persona enterada, el desempleo cae sobre estos economistas. Hace poco Garicano hizo una observación desesperada sobre la preparación de los dirigentes de las Cajas instando a que fueran a su negocio a aprender, que sería mejor,  iban a tener menos impagos esas cajas protervas.

Por supuesto no le hicieron caso, pobre iluso. Los impagos son en las cajas necesarios, para trasladar el dinero a los bolsillos de sus socios, colegas, parientes y hombres de paja.  Estos tenedores de libros ingleses no saben de la misa la media, y en el caso de los curas de CajaSur nunca mejor dicho.  Ante la ruina, la única salida es ponerle rueditas a la Caja, y llevártela para tu casa y el cobarde Estado que cargue con el muerto.

La cuestión que esta generación se ha cargado en Inglaterra bancos como el Northern Rock de siglo y medio de existencia, también esta caja de los curas en España tenía siglo y medio, y tantas otras, y las demás seguirán ese camino. Ahora mismo le tienen que «prestar»  una fortuna a Caja Madrid, [ 3.000 millones de euros, dice el País ] otra caja arruinada la de Rato, que tiene que devolver a cinco años -imposible, está arruinada y se arruinará más. O sea que es tirar buen dinero tras el mal dinero, mala baraka — por supuesto sus empleados discrepan, le va dinero en la cosa, no voy a discutir contra el estómago de nadie.

Mi impresión es que el gobierno esta aterrorizado ante lo que pasa y frente a  la catástrofe de una ruina de la banca española opta por patear pelota pa’alante  –igualico que Obama y que Mr Brown y otros. Me parece que se van a quedar sin campo.

Esta es la generación Langosta: se lo han comido todo.  Ahora llega la extinción del enjambre. ,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.