Increíbles cuentos para niños nos cuentan

¿Han notado Uds que ahora de forma bastante frecuente, aparecen en los bancos unos cosos sin importancia que se cargan al banco y desaparecen miles de millones y nunca más se supo?

Mario Conde hizo una cosa parecida con el Banco Popular, su banco era, un banco de mierda.  Lo robó, fue preso, y con el dinero que robó enturbia las aguas, adulones a su pago y todo.

Eso demuestra que los gitanos españoles estos no valen para nada.  Otros bancos europeos -porque esa es otra cosa rara, son todos bancos europeos o de raíz europea, esto en EEUU no pasa-  son vaciados a modo, pero a lo sumo al jefe lo despiden, o en otros casos como en Gran Bretaña los Lords -organización que está para tapar cosas graves y entretener al personal con agudezas y dijendos-  relajan todo a los responsables, que se marchan de rositas, siempre.

El perejil -como se dice en lunfardo (*)- por supuesto se come una cana, tampoco gran cosa y luego se enriquece (¿más aún?) escribiendo un libro de como empomó a sus jefes, una película incluso.

☼  El primero de estos perejiles extraños ocurrió en el Barings Bank, en 1995.  Un empleado de baja estofa en una dependencia en Singapur se las arregló para perder ¿quién se lo encontró? más de mil millones de dólares y el tal  Nick Leeson  causó la ruina y quiebra del banco.

Cualquiera que haya trabajado en alguna organización una empresa menor algo complicada, por ejemplo un hotel, por ejemplo una compañía de lácteos, un supermercado mediano, yo les aseguro a Uds que al cabo del día hay un arqueo siempre, y que se sabe y controla hasta el último centavo y hasta el último kilo de azúcar o de leche en polvo.

Nos quieren hacer creer que en un banco importante, con miles de empleados y sofisticados sistemas informáticos, un trader se las puede arreglar para ocultar movimientos de cientos de millones y además durante largos tiempos, no algunos milisegundos.

Estoy leyendo ahora mismo una novela de Iain Pears, Stone’s Fall Stone’s Fall . Parte de la novela se refiere a una ocasión a finales del siglo XIX, cuando el Barings Bank se la jugó en su exposición a deuda de Argentina y Uruguay, fue el famoso  Panic of 1890. que por poco ocasiona la quiebra del Banco de Inglaterra  -la intriga en esa parte de la novela se refiere a una campaña de rivales de Inglaterra (Francia + Rusia) que han quitado oro de los bancos para que no puedan ayudar a Barings y así destruir el crédito de Londres y su poder financiero ¿les suena de algo?

Iain Pears publicó su novela en © 2009, después de la quiebra de Barings en 1995 y no sería extraño que esta novela señale, oscuramente, restrospectivamente y por elevación, a intrigas en las esferas financieras apuntando a destruir a la actual hegemonía de Londres en el tema financiero.

Es muy interesante leer como los Lords entretuvieron al personal en 1995 cuando investigaron esta catástrofe financiera de Barings, uno de sus bancos más prestigiosos.  Más parece salido de las página de una revista cómica, si Ud lee inglés se va a reír mucho !

18 July 1995. Lord Bruce of Donington, in the House of Lords‘ debate on the report, said:

The words I venture to emphasise to your Lordships are these:

«as a consequence of a failure of management and other internal controls of the most basic kind».

Noble Lords who have read through paragraph 14.2 of the report will be aware that it specifies these deficiencies. The report states:

«Management teams have a duty to understand fully the businesses they manage».

Really! They really have to understand the businesses! I would have thought that it was an elementary assumption to make that the controllers should understand the nature of the businesses they are trying to control. The next requirement is this:

«Responsibility for each business activity has to be clearly established and communicated».

Hooray for that! I wonder how businesses in this country manage in their generality to continue without that qualification. The third requirement is:

«Clear segregation of duties is fundamental to any effective control system».

Tut, tut! We are now treating the real elementum of the whole art and science of management, and it needs to be repeated here. The report continues:

«Relevant internal controls, including independent risk management, have to be established for all business activities».

Hooray for that! These are matters of plain, ordinary common sense. One does not need to be an accountant or a management consultant to be aware of that. Finally:

«Top management and the Audit Committee have to ensure that significant weaknesses, identified to them by internal audit or otherwise, are resolved quickly».

Well, well, well! These are all respects which this control body finds were absent from Barings. Do noble Lords really know what is being said? It is being said that Barings ought not to have been authorised bankers from the beginning, because any business — I do not care whether it is a whelk stall (one must not insult whelk stall owners in the context of this catastrophe) or what — knows that these are the basic conditions for the continuance of the business. It seems to me that the Bank of England ought never to have authorised this concern without verifying that all these conditions were in place.

Vaya patraña.

☼  El segundo perejil.  De Jérôme Kerviel, el perejil del banco francés Societé Générale ya escribí en su momento,

El Perejil

Jérôme Kerviel, el perejil Ya han encontrado a quien echarle la culpa, por ahora, del desastre financiero y la decadencia de Occidente, que nos trae la Depresión de 2008. En la City de Londres, donde trabajan 400.000 personas con sueldos fabulosos cuentan con perder 20.000 empleos este año. Que acaba de empezar, o sea. Evil Kerviel como lo llaman al Jérôme. La City está llena de ellos.

Condenan a Jérôme Kerviel, el perejil

Los jueces franceses culpan a Jérôme Kerviel, el perejil francés Sí, un audaz, pero mientras le funcionaba la calesita en el banco Société Générale sus jefes muy contentos. Tres años de cárcel y condenado a devolver 5 Mil Millones de euros que fue lo que perdió el banco, y que por supuesto no tiene ni puede ganar en toda la vida. Y así el banco no tiene que pagar Mil Setecientos Millones …

A los 5 Mil Millones de euros echale un galgo

☼  El negrito zumbón del UBS.  Este perejil ya es descarado,

On 15 September 2011, UBS became aware of a massive loss, originally estimated at US$2 billion, due to unauthorized trading allegedly by Kweku Adoboli, a 31-year old trader on the Delta One desk of the firm’s investment bank. Abodoli was arrested and later charged with fraud by abuse of position and false accounting dating as far back as 2008.

UBS’s actual losses were subsequently confirmed as $2.3 billion

De 2008 hasta 2011 y no lo habían controlado, y el negro trabajaba en la misma orga, Delta One, que Leeson, a ver quién es el gil que se cree esto.

Adoboli es de Ghana, un licenciado en empresariales (ni siquiera tanto, computer science and management un cursito de morondanga) y me voy a creer que a uno así le dejan manejar miles de millones en un banco suizo, ni borracho de coca cola.

UBS es un banco suizo envuelto en tremendos escándalos en todo el mundo.

☼  Debemos sumar a estos el reciente colapso de bancos de tanta enjundia como el Royal Bank of Scotland RBS, el Northern Rock que fue el primer banco comercial inglés en quebrar en varios siglos (Barings era un Merchant Bank, no abierto a depósitos normales del público) y otros bancos ingleses, los  comprados por el Santander por ejemplo o en ruina evidente como Lloyds.

Esto demuestra la ruina financiera de lo que fue el centro mundial de las finanzas y no es raro que ahora aparezcan estos perejiles extraños, que roban para otros, es descarado.

☼  Leyendo

Stone’s Fall

http://en.wikipedia.org/wiki/Iain_Pears

—————————————————————————————————————-

(*) Perejil:  (ins.)  Fanático  ingresado  a una organización extremista  al  que  se  inicia  en  la comisión de actos de violencia // (pop.) confiado (JC.), crédulo (JC.), tonto (JC.), gil, otario //
(medic.), aborto intencional
,,

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.