El cambio climático y la incompetencia traen enfermedades tropicales a Uruguay

Los mosquitos son los mayores asesinos de la Humanidad.

Uruguay tiene enfermedades propias transmitidas por mosquitos. Hay una mosca por ejemplo que deposita larvas en un mosquito que luego al picar a una persona la larva se suelta del abdomen del mosquito (viaja colgada) al sentir el calor de la persona, perfora su piel, penetra en la carne Y COME. Come mucho, es muy voraz. Hace la mosca un agujero en la piel por donde saca un tubo para respirar. Tradicionalmente se coloca un trozo de tocino sobre el agujero y la mosca, asfixiada, perfora hacia el tocino y se retira. Deja una cicatriz considerable. No se piensen que esto ocurre en barrios pobres, precisamente pasa mucho en Carrasco, el barrio más rico de Montevideo, por su proximidad a un arroyo y está plagado de estos mosquitos y otros igualmente peligrosos. Yo conozco mujeres uruguayas con bastantes cicatrices de esta miasis. Esta enfermedad también ocurre en África.  Por cierto, el mosquito también deposita esa larva de mosca carnicera en sábanas y ropas colgadas a secar, por lo que es importante PLANCHARLAS INMEDIATAMENTE para matar la larva carnicera.

Ahora en las fronteras de Uruguay se extiende el Dengue y la Fiebre Amarilla.

Desde Brasil y desde Argentina estas enfermedades tropicales descienden hacia el Sur.  Uruguay no es un país tropical, pero el cambio climático lo afecta y las condiciones de vida para los mosquitos transmisores son más favorables.

El gobierno responde con una campaña de insecticidas y realmente intenta detener la invasión de mosquitos ya cargados con los virus.

Pero un problema es que los medios de comunicación, siguiendo una lamentable tendencia uruguaya a la blableta inútil, peroran sobre la necesidad de «educar» al público.  Que limpien recipientes que pueden contener aguas, que limpien cunetas, aljibes, neumáticos abandonados… siempre que lo hagan esos pobres, que lo hagan ellos.

Todo eso está muy bien pero es inútil. Los mosquitos transmisores ya están, se reproducen en muchas partes imposibles de controlar y es necesario que el público se proteja de los mosquitos por sus propios medios. También que el gobierno compre y reparta Mosquiteros para proteger a la población, y eso particularmente en las zonas fronterizas.  Y en los hospitales también.  Y exigir inmediatamente que los hoteles ribereños al río Uruguay, sus camas tengan todas mosquiteros y sus ventanas y puertas protegidas con tela mosquitera.

Se debe romper la cadena  Enfermo > Mosquito > Sano evitando que el mosquito pique al enfermo y transmita las enfermedades al sano.

De esta manera, igual que se hace en los países tropicales

.

  • Tela mosquitera en ventanas y puertas. Metálica o de otros materiales como fibra de vidrio, evita que el mosquito penetre en la casa y las habitaciones. Las mejores y más lindas son de hilo de bronce.
  • Mosquiteros protegiendo las camas. Hechos de tul muy finito, e impregnados de insecticida, los mosquitos se posan, el insecticida les sube por las patitas y los mata.

Muy lindo el amor tropical

No se trata de educación, al Uruguay le sobra educación lo que le faltan son mosquiteros.

Se pueden tener al aire libre y pasar un atardecer agradable y libre de ronchas, irritaciones, infecciones por las mandíbulas sucias y contaminadas de los mosquitos, y quizás sufrir una enfermedad mortal.

Aquí una cama fresca y tropical, muy sugerente

Las uruguayas suelen saber de corte y confección, muchas señoras lo sabrán hacer o tienen modista conocida.  Lo de los postes, o un marido manitas o el carpintero vecino del barrio. El otro modelo para camas normales, tiene un aro arriba, de material liviano, y todo bien protegido hecho de muselina la más fina.

¡ Hay que tratar al mosquitero con precauciones !

Por Armando

Un comentario en «Los mosquitos amenazan a Uruguay»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.