El Pasquín Público publica una lista de inventos españoles -llena de mentiras

En realidad hay inventos españoles -no sólo las sopas de ajo- pero la lista de los dos artículos que pone son falsos casi todos, o son cosas sin mayor importancia.

Inventos españoles que cambiaron el mundo – I

Inventos españoles que cambiaron el mundo – II

Submarino – Isaac Peral – 1888

De ninguna manera fue Isaac Peral el inventor de ese vehículo subacuático.  Cuando Peral desarrolla su aparato navegaban muchos submarinos por el mundo, ingleses y franceses.  En honor a la verdad el submarino Peral estaba bastante bien concebido y bien hecho, y se puede ver en Cartagena, lo tienen de adorno en una fuente.

Nunca se usó en la guerra -tuvieron la malhadada idea de transportarlo a remolque desde España a Cuba ! porque no tenían un barco de carga grande y suficiente.  Si lo llegan a hacer se hunde por el camino.

http://es.wikipedia.org/wiki/Submarino_Peral

El artículo de Wikipedia en español, triunfalista y acrítico como es de rigor, se calla que este cacharro no tenía autonomía, no llevaba motores diésel (ni a gasolina), y no tenía casco doble.

Una especie de juguete eléctrico no más.

http://en.wikipedia.org/wiki/Isaac_Peral

¡Grandezas de España !  :-))

Teleférico – Leonardo Torres Quevedo – 1907

Vaya cosa. Pero sí está bien hecho, para la época. Desmerece mucho cuando se compara con los modernos actuales.

http://es.wikipedia.org/wiki/Telef%C3%A9rico

El primer transportador de plano inclinado para pasajeros del mundo fue construido por Leonardo Torres Quevedo en la ciudad de San Sebastián (España) en 1907 para permitir a la aristocracia donostiarra acceder sin problemas a la cima del monte Ulía

¿Y al que no era aristócrata donostiarro no le dejaban subir aunque pagara billete?  Vaya birria de Wikipedia castellana, qué estilo ramplón y bien bobo.

Autogiro – Juan de la Cierva – 1923

Se trata de una aeronave que mezcla los sistemas de impulso de los aeroplanos y lo que después fueron los helicópteros.

Mal explicado y el pasquín se equivoca. Se trata de un vehículo muy peculiar, es un aeroplano pero lo que tiene arriba NO es una hélice conectada a un motor, sino un ala de giro libre, que permite despegar al avión en un trayecto más corto pero de ninguna manera verticalmente, y ofrecería cierta seguridad en caso de pararse el motor frontal cuya hélice es el verdadero impulsor -y las alas que funcionan como en todo aeroplano, y se nota en la foto.

http://es.wikipedia.org/wiki/Autogiro

Realmente tierno y pintoresco pero este cacharro NO dio origen al helicóptero, que se basa en principios muy diferentes.

Bota – Botijo – Porrón

¡Viva el vino! La BOTA surgió ante la necesidad de contar con un recipiente que resultara fácil de transportar y lo mantuviera en una temperatura estable.

Empezamos acá con lo telúrico.  De ninguna manera la bota de vino es invento español, ya la usaban los romanos y supongo que otros pueblos antes que ellos.

Tampoco el botijo es de origen español, muchos pueblos usaban de guardar el agua en recipientes de arcilla similares.

El porrón, puede que sí.  Ha caído bastante en desuso ante el imparable avance de la Cocacola.

— Padre, borrachones los taúros, beben vino a porrón.

Dicho por un niño en Zaragoza a su padre, al ver a unos baturros beber del vino en porrón.

Futbolín de dos piernas – Alejandro Finisterre – 1937

Aunque los orígenes del futbolín son ingleses y se registraron diferentes patentes en Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Suiza e incluso EEUU, desde finales del siglo XIX, la patente española de 1937 es singular, ya que es la única en incorporar dos piernas separadas por cada jugador en la mesa. Ingenio del gallego Alejandro Finisterre, que aseguraba que se le ocurrió la idea al ver a niños heridos durante la Guerra Civil en los hospitales, que no podían jugar al fútbol, no pudo materializarlo al tener que exiliarse a Francia, perdiendo los papeles de la patente en el camino.

O sea, que nada.

Fregona con cubo escurridor – Manuel Jalón Corominas – 1957

Lo único que Jalón merece es felicitaciones por haber copiado una cosa que en EEUU hacía añares que se usaba y fabricarla y comercializarla con gran beneficio.

Este ingeniero aeronáutico había ido de estudios a EEUU. Al regresar se encontró sin empleo -a ver si se creen que esto de la puta España es de ahora- ni modo de utilizar sus conocimientos.  Un tío de él, pequeño industrial, le recomendó si se acordaba de alguna cosa que hubiera visto en los US of A y que se pudiera fabricar en España, y fuera fácil.  Se acordó de aquello, y liberó a las españolas de andar con la aljofifa (*)  y de rodillas por el piso.

Jeringuilla desechable – Manuel Jalón Corominas – 1975

El pasquín hace un somero relato de las jeringuillas, hasta culminar en un disparate chabacano:

hasta que el ingeniero español, Manuel Jalón Corominas, inventaría el concepto de jeringuilla hipodérmica desechable en 1975

De eso nada de nada. Las jeringuillas desechables se conocían y hasta se fabricaban en España desde hacía mucho. Lo que hizo el ingenioso Jalón fue lo que se puede esperar de un ingeniero español: bajarle la calidad para abaratarla.

Las jeringuillas desechables tenían un O-ring de goma que permitía un perfecto cierre estanco del émbolo.  Jalón las hizo sin el anillo ese, que costaba algún céntimo, para abaratarla y el plástico rozaba contra el plástico -tuvo muchos problemas en fabricar los dos componentes plásticos, tubo y émbolo, con la suficiente precisión.

Si Ud necesita fabricar un producto barato y malo, no se lo encargue a los chinos, no hace falta: los ingenieros españoles se lo harán.

Chupachús – Enric Bernat – 1958

Recibe diferentes nombres allá donde se comercialice. Es una bola de caramelo duro de uno 3 centímetros de diámetro, a la que se incrusta un palo para poder comerlo con mayor comodidad.

Otra mentira vulgar. ¿Y el pirulí, qué?  Se conoce desde hace un siglo, lo menos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Pirul%C3%AD

CONCLUSIÓN

Sin duda que hay inventos españoles y a lo mejor de cierta importancia técnica o comercial, pero estos dos birriosos artículos en el pasquín no informan nada y perpetúan errores, porque poner alguna ocurrencia olvidada, como la de la escafandra estratosférica de Emilio Herrera Linares, de 1935, y que nunca llegó a usarse por lo que no se puede discutir de su eficacia o de sus limitaciones pienso que agrega poco al conocimiento.

Ni siquiera el Biscúter se inventó en España, fue en Francia.

En fin, que de esta lista como realmente español y extendido nos quedamos solamente con el porrón.

.

aljofifa (*)  Trapo de piso, para los que conocemos el idioma español.

—————————————–

PS. Un invento e inventor español, e importante

Claro que hay inventos españoles pero no estas vulgaridades y mentiras que publica el pasquín y que perpetúan mentiras en la gente.

Una reciente entrevista en Clarín de Buenos Aires al inventor español de las antenas fractales en los móviles

http://www.lanacion.com.ar/m1/1700720-gracias-a-carles-puente-tu-celular-no-tiene-antena-exterior

Gracias a este hombre, tu celular no tiene antena exterior

Por Ricardo Sametband  |  LA NACION

Se llama Carles Puente; es español, y fue el primero en llevar las antenas fractales a la telefonía móvil, que permitieron miniaturizarlas y dejarlas en el interior del equipo

Fue a principios de siglo 21. En ese entonces, los teléfonos celulares (que casi no hacían otra cosa que llamadas y mandar mensajes de texto) tenían una antena externa; una protuberancia visible (y a veces extensible) para que el teléfono pudiera tener mejor señal.

Su creciente popularidad coincidió con la adición, en Europa, de una segunda frecuencia en uso para celulares, que se sumó a la original para darle más capacidad a las redes de telefonía móvil, que ya no daban abasto en la frecuencia original. Pero esa segunda banda implicaba un problema: había que modificar la antena, y eso afectaba el perfil de los equipos.

La solución la tenía Carles Puente, un investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña, que en 1995 había aplicado para la primera patente por su desarrollo de una antena fractal en móviles.

Las antenas fractales son un tipo de antena que tiene antenas más pequeñas sobre su superficie; las antenas de TV clásicas son una forma de antena fractal. Y toma su nombre de los diseños recursivos de los objetos fractales .

Puente no inventó estas antenas, pero sí fue el primero en aplicarlas pensando en los móviles, permitiendo así la construcción de teléfonos con antenas internas (la antena está dentro del equipo, y no afuera) que se usan actualmente. «La enorme mayoría de los teléfonos que hay hoy en el mercado usa tecnología que desarrollamos nosotros», afirma.

«Surgió como una investigación académica -le explica a LA NACION el Dr Puente-. Demostramos que al darle una forma fractal a la antena adquiere unas propiedades de funcionamiento muy interesantes: primero, que se puede hacer una antena mucho más pequeña de lo habitual; luego, que se puede conectar a varias frecuencias en forma simultánea; estas dos cualidades resultaron luego muy importantes para la telefonía móvil. Las formas fractales están en la naturaleza en muchísimas cosas: las costas, las nubes, los árboles, el coliflor, etcétera.»

Puente y su equipo (Jaume Anguera, Carmen Borja y otros) aplicaron a su primera patente en 1995, y luego fueron desarrollando otras (hoy su compania tiene 150); a principios de la década pasada comenzaron a llegar al mercado los primeros celulares que aprovechaban este desarrollo. «Entre 1995 y 2000 estuvimos haciendo investigación básica y estableciendo los fundamentos de esta tecnología, ver qué propiedades geométricas servían y cuáles no, y fuimos publicando nuestros resultados y aplicando a varias patentes -recuerda-; desde el punto de vista tecnológico hay tres generaciones de antenas fractales entre la primera patente de 1995 y las de 2000».

Cuando los celulares se hicieron bibanda, el desarrollo de Puente fue tomando importancia; hoy un smartphone requiere antenas para sintonizar y transmitir en varias frecuencias de 2G, 3G, LTE, Wi-Fi, Bluetooth, radio FM, GPS, etcétera. Y todo en un espacio cada vez más reducido; una antena fractal, con patrones que se repiten con ligeras modificaciones por su estructura, permite aumentar la longitud de onda que puede sintonizar la antena sin que requiera más espacio. Y todo en el tamaño de un grano de arroz.

En 1999 fundó Fractus, una compañía dedicada a desarrollar estas antenas. Pero tardó en hacer dinero de su investigación: en 2009 presentó una demanda por infracción de nueve patentes contra diez fabricantes: Samsung, LG, RIM, Pantech, Kyocera, Palm, HTC, Sharp, UTStarcom y Sanyo. «En 2011 tuvimos un veredicto favorable del jurado y hemos tenido acuerdos con todas estas empresas, que son licenciatarias de nuestra tecnología. También tenemos acuerdos con otros fabricantes para licenciar las patentes; algunos son públicos, como el que firmamos con Motorola». ¿Por qué no hizo antes la demanda? Porque debieron esperar a que les otorgaran las patentes, dice Puente, algo que llegó recién en 2006; y luego armar lo que se conoce como una familia de patentes, que le daban más fortaleza para negociar acuerdos y, eventualmente, litigar.

Fractus tiene dos modelos de negocios: uno, licenciar la tecnología desarrollada por su compañía para que cada fabricante la adapte a sus necesidades; otro, fabricar sus propias antenas («este año llegaremos a los 40 millones de antenas», dice Puente). Y no sólo de celulares: sus antenas se usan en los autos («queremos eliminar la típica aleta de tiburón que tienen algunos autos en el techo», dice Puente), en tabletas, en auriculares y ratones inalámbricos, en radioestaciones de celulares, etcétera.

El trabajo pionero de Carles Puente y su equipo es uno de los tres nominados al Premio 2014 al Inventor Europeo que entrega la Oficina de Patentes Europea (EPO), que se entregará el martes próximo; es finalista, en la categoría de Pyme, junto con el dúo sueco que creó una suerte de airbag para bicicletas y con un grupo de daneses que inventó un método para purificar agua por ósmosis a escala industrial..

,,

Por Armando

3 comentarios en «Los Inventos Españoles que no fueron tal»
  1. Hola !
    .
    Los chpachúps (chupetines), en España no hay quien los abra.
    .
    El papel que envuelve la bolita de caramelo está super-prensada y finalmente pagada con loctite (o algo así) en el palito…
    .
    Hay que ser ingeniero de la NASA para abrir un chupachup español, ó un niño en Siria, que lo deja en el suelo y le pega 4-5 tiros…
    .
    Salú !

  2. 1-Soy asiduo a este foro desde hace tiempo. Es la primera vez que intervengo.
    2-Soy asiduo porque veo en Ud. ideas y perspectivas distintas, contenidos variados…En fin, me atrae lo políticamente incorrecto, lo directo, lo alejado de los clichés y toda la basura circundante. Resquicios diversos y alternativos por el que ver otra luz.
    3-No seré yo quien defienda a España (me gusta el apelativo de “Hispanistán”, le queda como un guante).
    4-Pero…me sorprende esa rabia interior (superior a la mía) en lo que atiende a un país y su paisanaje.
    5-Dicho lo cual (o “dicho esto” como está ahora de moda), pondero que Ud. sufre algún trauma personal en lo relativo a su “Madre Patria” (jajaja). Quizás la raíz del conflicto está en su relación con sus padres (¿uno español y otro uruguayo?). Le conmino a que lea a Alejandro Jodorowsky, como yo lo he leído, y le garantizo que no solucionará sus problemas, pero los verá desde una óptica con más perspectiva.

  3. Pero que pedazo de cabrón, el coso este.
    .
    Padre yo no le digo al cura, como Ud, padre sólo a mi viejo QEPD. Un aragones petiso y de mal genio, era.
    .
    Pero sí un reproche le haría a aquellos dos jóvenes de Zaragoza, que se casaron y me hicieron, y es que en vez de mi madre parirme en España se podrían haber ido a Francia y dar a luz alla, que no eran los mas pobres de su barrio y yo hubiera nacido en un país civilizado, no en un país de purria fascista.
    .
    Los españoles son tan perros, que si te mueres te piden que no pongas mal gesto, ni des gritos, ni patees la cama con los pies.
    .
    En cuanto al Jodorowsky, que se dedica a la si-lo-cogía o algo así, lo leere a él cuando el me lea a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.