O algo parecido debe ser.
Los británicos deben a los bancos por las hipotecas, los préstamos o las tarjetas de crédito, 1,35 billones de libras (1,99 billones de euros) mientras que el Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido se prevé que alcance a final de este año los 1,33 billones de libras (unos 1,96 billones de euros).
84 % de esa deuda es hipotecaria, 9 % en tarjetas de crédito y 7 % préstamos personales.
Es una economía basada en las deudas, del compre ahora y pague después. La tasa hipotecaria ha subido a 5,75 %, lo que de todas formas en Latinoamérica sería una ganga -y el iva es un máxino del 16 %, comparado con el 22 % en Uruguay: pero ahí es que sois ricos.
Son abundantes los casos de ingleses con deudas sin garantías de hasta 50.000 libras (unos 75.000 euros) o más, distribuidas en cuatro o cinco tarjetas de crédito, a lo que hay que sumar en muchos casos una hipoteca. Estos si que son subprime -y sin embargo no quiebran los bancos.
El desequilibrio de la balanza de pagos tambien es formidable y se disputan el segundo puesto, detras de EE.UU., entre Gran Bretaña y España, otros alegres gastadores arruinados.
Y la libra esterlina a dos dólares.
¡ Que no pare la calesita !

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.