La Sra. Beatriz Corredor, Ministro de Vivienda y dónut de España escribe lo siguiente

Con el suelo público no basta

http://www.elpais.com/articulo/opinion/suelo/publico/basta/elpepuopi/20080805elpepiopi_5/Tes [Recordemos que durante varios años, y cada año, España ha construido más viviendas que toda la Unión Europea junta. No son precisamente viviendas lo que falta en España.]

En España se crean unos 400.000 nuevos hogares cada año, lo que da idea del número de viviendas que nuestro país necesita para satisfacer los proyectos vitales de miles de ciudadanos. En los últimos años se han edificado muchas más viviendas de las que el mercado podía absorber -hasta 700.000 anuales- y, además, a precios imposibles. La paradoja es que hay un exceso de oferta de viviendas sin vender, y una gran demanda por parte de las familias que, sin embargo, no pueden acceder a las existentes por su precio inasumible. En consecuencia, muchas han decidido aplazar la decisión de adquirir una vivienda, y las que se deciden a hacerlo, tienen serias dificultades para acceder al crédito hipotecario.

Este párrafo introductorio está lleno de contradicciones, de ocultamientos y directamente engaños. Si España necesita 400.000 viviendas por año, habla de familias, serían 800.000 personas/año: España entonces tiene un incremento de la población tipo bacterias pululantes, se reproducen cada 20 minutos.

Esas casas 700.000 construidas el año pasado -y las del 2007, tampoco vendidas- si no pueden acceder los demandantes a crédito hipotecario, son construcciones especulativas hipervaloradas: que se arruine el especulador, hasta que la oferta equilibre con la demanda. Ese especulador las construyó para blanquear dinero negro, allá él.

Esta falta de financiación afecta también a los promotores, que necesitan crédito para continuar con su actividad empresarial. Por tanto, el sector ha sufrido un brusco frenazo, como demuestran las estadísticas de transacciones inmobiliarias e hipotecas. Además, nuestro mercado del alquiler es aún raquítico -apenas un 11% del total de viviendas-. Por eso es imprescindible generar más oferta de viviendas en alquiler a precios competitivos, tanto entre particulares como en la promoción de viviendas protegidas.

Otra falacia. Ocurre que el constructor, si no construye está en el paro. Y él al paro manda a otros, pero no quiere ir él, así que se inventa todo tipo de ocurrencias para seguir con una actividad que simplemente ha superado la demanda  -a los precios que él quiere. Los ministros, asustados y poco perspicaces se lo quieren poner fácil a él y a otros especuladores compradores, en vez de limitar una actividad ya nefasta.

Y otra falacia más. Esta guitarreada del alquiler se las venimos oyendo desde siempre y no hacen nada positivo o muy poco.

A continuación la Ministro se manda un sermón lamentable lleno de falsedades

Para salir de este círculo vicioso, el Gobierno ha afrontado la situación desde varios frentes. En primer lugar, dando salida al exceso de oferta, a las viviendas que los promotores tienen sin vender. …

Es decir, el Gobierno ha sostenido precios altos de estas viviendas sin demanda, que sometidas a las leyes del mercado se hubieran vendido más baratas.

Se debería llamar la Ministro para Enriquecer Ladrilleros y Empobrecer Españoles.

Y con el suelo público no basta: para que puedan construirse las viviendas protegidas que nos demandará la sociedad dentro de cuatro, cinco, seis años, para cumplir nuestro compromiso de promover 1.500.000 en diez años, es necesario que ahora obtengamos suelo a precio asequible para poder urbanizarlo, es decir, prepararlo para que esté en condiciones de ser edificado cuando se vaya necesitando

Además del desagradable estilo escolar que tiene esta señora cuando escribe, si hay 700.000 viviendas invendibles [son muchísimas más, hay más de dos millones de clavos remachados en España] no hace falta apresurarse en construir para ese falaz millón y medio en diez años.

¿Va a aumentar la población española en TRES Millones de personas en diez años? Porque si piensa construir 1.500.000 viviendas es para meter tres millones de personas. No las vemos en la calle en estos momentos.

En cuanto al OTRO mercado inmobiliario -porque en España en realidad hay DOS mercados inmobiliarios bien diferenciados- ni lo nombra, lo que muestra la deshonestidad de su artículo.

El Otro mercado inmobiliario es el Residente Extranjero. Mayoritariamente situado en la Costa del Ladrillo  (Alicante, Málaga, Murcia, etc) y también movido por la especulación, en este caso complicidad española y extranjera. El típico inglés (o inglesa, la estupidez no conoce de género) que vende su casa, abandona su poco cerebro en el aeropuerto, viene a España, adquiere tres hipotecas [el inglés dice que ha comprado, mentira. Lo que hizo fue adquirir una enorme deuda]; sueña el iluso que se le va a valorizar diez veces en un par de años para endiñarselos a otro inglés pero más tonto, se gasta ese dinero que cobró de su vivienda inglesa, en una vacación permanente y vive de restaurante en borrachera.

De trabajar en España, de qué, si no aprende el idioma ni quiere trabajar. Al poco maldice a España, a la madre que la parió, y a la hora que se le ocurrió ir a ese puto país, porque se está arruinando. Las casas no las puede vender, las hipotecas aumentan, como hay crisis en Inglaterra nadie compra, otros ingleses también quieren vender. Es el acabose.

A este tipo de persona se dirigió la construcción de tanta vivienda en la Costa del Brick. Especulación total, que se ha hundido. Agreguemos, porque esto lo sabemos, que en Alicante, en Murcia, en plena fiebre de construcción no podías comprar aún si querías. Porque los especuladores iban y ponían una seña, compraban todo y cuando iba el ciudadano normal que tiene que trabajar y no tiene tiempo de andar culebreando, se encontraba que la urbanización de marras estaba «vendida totalmente». Y entonces le tenía que comprar no al constructor, sino al especulata. A un precio multiplicado.

Esto los viles gobiernos españoles de Aznar y de Zapatero no hicieron nada por limitarlo, y fácil era. Ahora esta señora Ministro, un dónut inútil, dice que el precio está muy alto, cuando ha sido impulsado por esta delincuencia a vista y paciencia de ellos.

Qué curioso que en Alemania no padecen de estos problemas de los españoles, y de los ingleses en Inglaterra. A pesar de que Alemania es un país más pequeño que España y con el doble de habitantes.

Es que los alemanes no son unos delincuentes como los guiris y los gitanuzos españoles.

En Alemania, me escribe hoy el Dr. A. M. que vive ahí

El tema inmobiliario en Alemania es que un particular puede comprar una casa o apartamento, pero para evitar especulaciones, NO puede vender el inmueble dentro de los próximos cinco (5) años, a menos que pague impuestos muy elevados, lo que desanima toda idea de enriquecimiento relámpago. Así de simple.

No tiene el dónut de ministro que tenemos los españoles la menor intención de poner leyes así, que se les acabaría el chollo a los especuladores, y esta birria de gobernantes que tenemos en España -es lo que da la tierra- se ilusionan que los delincuentes nos van a dejar vivir a los demás.

Y no oculto que yo los voté a los socialistas, a sabiendas de que son unos inútiles que no valen para nada. Pero los pepotes peor.

———————————————————————————–

Si alguno piensa que he sido poco caballeroso o que mis conceptos son ásperos e infundados [pero en los periódicos ingleses se rasgan las vestiduras sobre este desastre español, así que no soy sólo yo] Lea esto abajo sobre la crisis del ladrillo, en el mismo periódico que hoy.   Está clarísimo que algo tan enorme no se cura con soluciones de parche poroso como quiere administrar la ministro, o ministra como le quieran decir.

En los últimos meses, con el desplome del ladrillo, la situación económica se ha dado la vuelta. Y el mercado laboral de Murcia, es el que más se resiente: en el último año, el número de parados registrados en la comunidad ha pasado de 45.188 a 68.632 personas, un significativo incremento del 52%.

Como ocurre en las otras dos autonomías mediterráneas que siguen a Murcia en aumento anual de paro, Comunidad Valenciana (un 36,8% de desempleados más) y Baleares (36,1%), el impacto del frenazo de la construcción es muy notable. El peso absoluto en el mercado laboral del sector servicios, que emplea a un 67% de los ocupados, también se refleja en el número de parados (55%), pero la evolución del desempleo en la construcción es explosiva. En Murcia, Comunidad Valenciana o Cataluña, el número de parados en el sector se ha duplicado en los últimos 12 meses. En Baleares, o las provincias andaluzas más vinculadas a desarrollos inmobiliarios orientados al turismo, como Málaga, Almería o Cádiz, el incremento del desempleo en la construcción entre este mes de julio y el de 2007 ronda el 80%.

Del vertiginoso incremento del paro en la construcción también se pueden encontrar signos evidentes en la evolución mensual. En Canarias, otra de las comunidades en las que se dobló el número de parados en el sector en el último año, el aumento del desempleo entre junio y julio se explica exclusivamente por las 1.506 personas que se quedaron sin trabajo en el ladrillo, pese al aumento del empleo en el resto de los sectores. Y en la Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha más de dos tercios de los nuevos parados en el último mes corresponden a la construcción.

En total, de las 36.492 personas que engrosaron la lista del paro en julio, 20.231 corresponden a la construcción. En verano es habitual que la actividad pierda impulso, pero nunca en los últimos años el aumento del desempleo había sido tan notable, una señal más de la crisis del sector.

La falta de tajos también se deja sentir en la negativa evolución del mercado laboral para los inmigrantes. En la construcción, el número de parados extranjeros se ha más que duplicado en los últimos doce meses (41.437 parados más) y entre junio y julio, el impacto es evidente: el 90% de los 7.658 nuevos desempleados en el último mes corresponden a la construcción.

El ladrillo explica también otro dato significativo de estadísticas que distribuyó ayer el Ministerio de Trabajo. Aragón, la comunidad más dinámica en 2007, con un crecimiento del PIB del 4,5% acusa el fin del ciclo expansivo que causó las obras de la Expo. Figura entre las comunidades con un mayor avance mensual (5%) y anual (29%) del desempleo, de nuevo con un protagonismo notable de la construcción, que dobla el número de parados.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.