Una copa, setenta mil dólares en Movida nightclub, Londres

Como en Uruguay os creéis que teneis oligarcas, que fueron una invención de Benedetti tal como Tolkien se inventó El Señor de los Anillos, os cuento del cocktail más caro del mundo que se están bebiendo en este momento en Londres, esta Navidad.
¡A vuestra salud, pichones !

En Movida nightclub, Londres han inventado el cocktail más caro del mundo, el Flawless: 70 mil dólares la copa. Habéis leído bien, una copa, 35.000 libras esterlinas.

En Movida van ricos, jugadores de fútbol, estrellas de cine. Botellas de champagne que yo vendo por treinta dólares ahí te cobran dos mil dólares.

El Flawless consiste en cognac Louis XII, media botella de champagne Crystal Rosé, algo de azúcar moreno, angostura y partículas de oro 24 quilates.
En el fondo de la copa, un anillo de diamantes de 11 quilates.
La bebida es agradable y refrescante.

Servirla es un show, y el show se paga. Se mezcla en la mesa en presencia de los otros clientes admirados, con dos robustos guardias de seguridad controlando. Los guardias se quedan hasta que la bebida termina.

Max Reigns, 28 años, inmobiliaria, ha sido uno de los primeros en comprarla para su novia.
“Una cosa linda para ella en Navidad. Qué le voy a regalar si ya tiene de todo. Cuesta lo mismo que unas vacaciones, ¿no?”

70.000 dólares unas vacaciones, a mi para el hotel me alcanza. La comida aparte, claro.
En Uruguay de visita el único que se lo puede permitir es Chávez, presidente, banquero y coronel, que a valijas de 800.000 dólares que va repartiendo le da para unos cuantos cócteles de estos.
De mis antiguos colegas docentes de la Facultad de Humanidades y Ciencias, el millonario Benedetti, el homenajeado por Chávez, es el único que se lo podría permitir. Y lo homenajean de comunista.

Esta copa y la calavera de platino y diamantes que hizo Hirst, puse foto en un blog anteriorblog, me parecen los símbolos de esta época de exceso que como conté en otro artículo, va a acabar mal.

Para algunos, es decir, para los de siempre, es decir va a acabar mal para nosotros.
Ellos, ningún problema. Nunca ha sido tan lindo ser rico como en estos tiempos.
En otra época corrían riesgos: invasiones, guerras, revoluciones, pestes. Si tenían mucho dinero el emperador se lo confiscaba.
Eso se acabó.
Mira Chávez: Banquero, supermillonario petrolero, poderoso político, militar y encima jaleado por la izquierda venal.

Lo único que los ricos no pueden comprar, por ahora, es no morirse de vejez.
Y están investigando para no morirse nunca.

Y si me llamas “envidioso, resentido de la cáscara amarga”, tú, peor: tú, conformista.

Por Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.