Una notable novela histórica, se aprende mucho de ella

The Silk Tree traduciendo, El Árbol de la Seda, es una novela de Julian Stockwin, una novela histórica inteligentemente planeada y escrita, un buen ejemplo de la habilidad que tienen los anglosajones en escribir novelas, incluso a partir de muy pocos datos históricos lo que les da oportunidad de crear personajes, ambientes y aventuras.

silk-tree-cover

Durante el reinado del emperador Justiniano (527-565) en el siglo 6º, en Constantinopla (Bizancio), gobernante del Imperio Romano del Este (pues Roma había caído bajo los bárbaros), la seda era el más importante producto que China exportaba a Europa.

Llevado en largas caravanas desde el Imperio de China, tras años de viaje y dificultades, atravesando desiertos, montañas nevadas y afrontando enormes peligros, llegaba la seda y las especias y otros productos de China, la sociedad más desarrollada del mundo entonces, y de la India también y de fabulosas islas de Oriente, transportaban especias, seda y objetos demandados por Bizancio y la Europa romana.

Entre China y Europa se alzaba una barrera política y militar infranqueable, el Imperio de Persia, que dejaba pasar estas caravanas cobrando un precio exorbitante.

Se calcula que sólo en la seda, Bizancio tenía que pagar anualmente seis toneladas de oro a Persia, de lo que los persas se quedaban casi todo en realidad, la menor parte para pagar a los camelleros de Sogdiana [Samarkanda]  por el transporte, y a China por el producto.

[esas toneladas probablemente eran de 900 kgs c/u, pero eso es un detalle, lo importante es que esa sangría de oro y plata hacia los imperios de Oriente empobrecía a Europa que apenas podía exportar a Persia y mucho menos a la India cosas que les interesaran, y desde luego China no tenía necesidad de torpes productos de Europa, a ellos sólo les interesaba cobrar en monedas de oro y plata]

Despite the popularity of silk, the secret of silk-making only reached Europe around AD 550, via the Byzantine Empire. Legend has it that monks working for the emperor Justinian I smuggled silkworm eggs to Constantinople in hollow canes from China. All top-quality looms and weavers were located inside the Great Palace complex in Constantinople, and the cloth produced was used in imperial robes or in diplomacy, as gifts to foreign dignitaries.

No es una leyenda, Procopio lo cuenta, que dos monjes fueron enviados al lejano Oriente y regresaron con los huevos del gusano de seda.

At about the same time there came certain monks. They promised Emperor Justinian Augustus that they would provide the means for making silk from Sinae where they has learnt the art. After they had announced these tidings, they returned thither and brought back eggs of a worm that feeds on leaves of the mulberry. Thus began the art of making silk in the Roman Empire.

Procopio, Yper ton polémon lógoi

Por aquella época llegaron ciertos monjes. Prometieron al emperador Justiniano que traerían el medio de hacer seda desde Sinae (China) donde habían aprendido el arte.  Después de anunciar estas nuevas, volvieron allá y trajeron los huevos de un gusano que se alimenta de las hojas de la morera.  Así empezó el arte de hacer seda en el Imperio Romano.  Procopio.

La mariposa Bombix mori es cultivada sobre hojas de morera, que come vorazmente y luego teje un capullo con una fibra que puede tener hasta 900 metros de longitud. De ese capullo saldrá la mariposa, perforando un agujero, por lo que los capullos se echan en agua hirviendo, eso mata al insecto y elimina una goma y minerales del capullo, y con dedos hábiles se saca el hilo, y se enrolla en un palito.

(yo he criado gusanos de seda en una caja de zapatos cuando escolar, entretenimiento muy lindo, ver desde un huevito insignificante salir un gusanito fino y temblón, la oruga, que devora las hojas de morera -ojo, del árbol de morera, no de las moras salvajes y sólo puede comer morera- crece, engorda, teje el capullo, forma la pupa dentro que dormita y reconstruye todo su organismo, sale la mariposa un bicho gordo con alas pero que no vuela y se reproduce con las otras mariposas, ponen los huevos y mueren.)

Cocoon

Capullos de seda

Stockwell imagina a dos aventureros ansiosos de riqueza, un valeroso soldado romano, Marius, y un astuto comerciante griego, Nicander de Leptis Magna (hoy en Libia pero entonces del Imperio Romano) que proponen al emperador Justiniano I ir a China y volver trayendo las semillas del árbol de la seda.

En aquel entonces qué cosa era la seda no se sabía con certeza ni en Roma ni en Constantinopla. Plinio precisamente había acertado, en aquel entonces anterior, en la gloria del Imperio Romano, las relaciones y comercio entre Roma, India y China eran fáciles, por barcos grandes y protegidos por las legiones. Plinio escribió que era el hilo de un capullo tejido por un insecto -de hecho muchas mariposas y otros insectos y arañas tejen seda para sus capullos y nidos, incluso en Europa.

Pero en la decadencia la información se volvió fantástica, unos autores hablaban de lana muy fina de ovejas, otros de árboles, y esta era la opinión más aceptada: que la seda crecía en árboles en Serica, o Sinae, en el lejano Imperio de los Seres -los chinos les llamamos hoy, pero como eran los productores de la seda en Grecia y Roma los llamaban los Seres.

Nicander en la gran biblioteca de Constantinopla consulta los libros y mapas, pero no consigue, porque no existían, mapas confiables; en los mapas que encontró el Imperio de los Seres aparece en el extremo Este, sin detalle de las rutas y ciudades en el camino.

Nicander y Marius convencen al emperador que les financie una expedición de ellos dos solos, que disfrazados de monjes de un reino olvidado, van a China a aprender sabiduría y volverán a Constantinopla trayendo las semillas del mítico Árbol de la Seda.

Para ir a India y China había dos modos principales, o por tierra pasando inmensos peligros, o por mar, y entonces Egipto estaba bajo control de Constantinopla, así que para tener un viaje más rápido y seguro deciden tomar la ruta a China que se ve en el mapa, en azul.

Silk_route_r

Las rutas de la seda, por tierra y por mar

La verdadera idea de los dos aventureros disfrazados de monjes, es ir a la fabulosa  Trapobana como llamaban a Ceylán (Sri Lanka hoy), esa isla que cuelga al sur de la India, como una perla, y huir con el tesoro que les había dado Justiniano para la expedición, pero el destino se interpone, los piratas toman el barco, roban el tesoro y los venden como esclavos.

Así llegan a China, y tras muchas peripecias los dos aventureros conocen a la princesa Kuo Ying Mei, hija del ministro Kuo Ming Lai; el ministro había sido cruelmente tratado por el usurpador emperador y los tres, más una dama de la princesa, o sea cuatro, deciden escapar hacia la lejana Constantinopla, por tierra, a regiones completamente desconocidas por los chinos y donde la princesa estará a salvo de la venganza del emperador.

Para ello el ministro les provee de oro, Nicander con astucia consigue huevos del gusano de seda que esconde en una caja que contiene libros sagrados de China, y escondidos en una caravana, la princesa y su dama, acompañada de dos hombres santos (los dos aventureros) parten hacia Chang’an, entonces capital de China y la primera ciudad del mundo, para en la caravana de La Ruta de la Seda y por sucesivos transbordos lanzarse hacia Grecia, al lento paso del camello o la carreta.

silkRoad, camello, carreta

Esta es la parte más apasionante de la novela, el relato de las inmensas penalidades y peripecias por desiertos y montañas, al paso lento de los camellos, con la amenaza de la muerte por sed siempre presente en el desierto, o por frío en las montañas.

Tampoco pueden atravesar Persia, porque están en guerra con Bizancio y al identificarlos los matarán inmediatamente, para preservar el secreto de la seda y así sus inmensas ganancias por el comercio de la Ruta de la Seda, que tiene que pasar obligado por su territorio interpuesto.

632AD,SassanidEmpirebeforeArabConquest

En verde el imperio persa, poco antes de ser conquistado por los musulmanes

Así, los cuatro antes de entrar en Persia toman una ruta más al norte, peligrosa y poco transitada, que los lleva al mar Caspio y luego al Mar Negro, ¡y eso ya, es Grecia !

Finalmente tras meses de penalidades los cuatro aventureros llegan a Constantinopla y ante el emperador Justiniano muestran los huevos del gusano de seda -no voy a contar el modo impactante en que lo hacen !

Vencen así, y Constantinopla y Grecia cultivarán el gusano de seda y la seda la hacen en tejidos y el monopolio de China es destruido, y la exacción de los persas eliminada.

Luego esta industria se propaga a Italia, y a España durante el Imperio Musulmán, eran famosas las sedas de Valencia, industria luego destruida por el cretinismo de los cristianos españoles al expulsar a los laboriosos moriscos.

El impacto de la seda en Grecia: la caída del imperio persa

Cuando Nicander le cuenta avergonzado a la princesa el verdadero motivo de su viaje a China, que es hurtarle a los chinos el secreto de la seda, la princesa se pone contenta. Porque la seda era para el pueblo chino una carga y una tiranía, el emperador les obligaba a trabajar en la seda, gratis, tras laborar los campos, y sólo se beneficiaban comerciantes y el emperador. La ruta de la seda le proveía de riquezas inmensas para pagar a sus ejércitos, y Kuo Ying Mei ve con alegría que se va a vengar de las crueldades del emperador contra su familia, al perder esos tesoros, y su imperio caerá en consecuencia.

Esto no fue tan así, Grecia organizó la producción de seda y su manufactura, pero no instantáneamente, y aunque China a finales del siglo 6º y siguientes tiene grandes convulsiones, no son muy diferentes de las que ocurrían antes y eso porque el Imperio Chino tenía grandes riquezas de todo tipo, y aunque ya no exportaban tanta seda a Occidente otros productos eran muy demandados por todos los países cercanos y lejanos.

Pero el imperio persa clásico, el de los sasánidas, sí cae poco después.

En el siglo 7º, con Persia debilitada por la pérdida del oro que les pagaban los bizantinos, y derrotados por Bizancio, los árabes que en pura lógica es imposible que conquistaran un imperio tan extenso y poderoso, conquistan Persia, un imperio milenario cae bajo los hijos del Profeta.

Khosrau II, cae bajo la espada del general cristiano bizantino, año 628

ReyPersia, decapitado

La conquista de Persia por los árabes, 633-651

.

CONCLUSIÓN

En varios artículos he contado como para un país la posesión de una ventaja tecnológica, de una industria principal, de un recurso energético -como la turba para los Países Bajos, o el Carbón para Inglaterra- o el monopolio del comercio con América, como tuvo España en el siglo 18 especialmente, es una fuente de inmensa prosperidad para sus sociedades, y este caso, obtener el secreto de la producción de seda, es otro ejemplo muy notable; otros casos destacados y que he comentado: el robo del secreto del caucho por Inglaterra y Holanda, produciendo caucho en plantaciones y arruinaron a la industria y economía de Perú y de Brasil que colectaban el caucho salvaje. Otro ejemplo idéntico, el robo de la producción de quinina, con gran perjuicio para Bolivia y Perú.

España debería retomar la producción de seda y su transformación, lo primero prohibir el uso de la palabra «seda» o «tejido de seda» o similares, para fibras sintéticas o que no sean de seda pura, con severas inspecciones y multas para tejidos falsos e imitaciones -falsedad que perfectamente puede venir de China, famosos defraudadores son.  La fibra de la seda se identifica inmediatamente con un microscopio y diferencia de las demás, no es necesario caros análisis químicos.

La protección y estímulo de esa producción, en un país que tanto dinero ha tirado en macanas, sería una importante fuente de trabajo y riqueza -y de tecnología, exige telares especiales y obreros hábiles- exportando esos productos necesariamente caros y de calidad a otros países.

————————————————————

Una Polémica Sobre la Contribución de España a la Cultura Europea y Universal

.
.
.

La era industrial comenzó hace tres siglos

.

Malthus en el Paraíso (Trapobana)

 

15 batallas de Adrianópolis

.

El Imperio Romano cayó por el Socialismo

.

El Último Emperador Romano

Shadow of the Silk Road, de  Colin Thubron

Un extraordinario libro de viajes sobre este mismo trayecto por la Ruta de la Seda en la actualidad

La seda china y la Ruta de la Seda, Esteban Llagostera

,,

Por Armando

Un comentario en «Leyendo ‘The Silk Tree’ -cómo Constantinopla conquistó la seda»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.