El fin del milagro económico de la Gran Bretaña ya es evidente

Tom Utley es un periodista inglés que suele escribir artículos de opinión, “Op-Eds” que los llaman los americanos: porque que se publican en la página Op-uesta al Ed-itorial. No es un periodista especialmente brillante u original, por eso su opinión nos interesa como representante de la opinión del mítico “hombre de la calle”. Utley se recibió en Cambridge, ojo al dato, y nosotros no y la inmensa mayoría de los ingleses tampoco, es un hombre excepcionalmente preparado, así que eso hace su punto de vista aún más interesante: y sus errores u omisiones aún más significativos.

Hace unas semanas Utley escribió en The Daily Telegraph (el diario más comprado por las clases acomodadas), candorosamente, que él no entendía cómo funcionaba la economía británica, que le permitió vivir toda su vida en gran comodidad, pudo comprar una casa en Londres que sus hijos no se podrán permitir, puso comida en su mesa y la de sus hijos y cara educación universitaria: un país que no produce apenas nada, y cuya industria y comercio y sociedad están en decadencia. Cuanto más estudiaba los libros de economía menos lo entendía y al final pensaba que eran esos magos de la City de Londres, y sus misteriosas maniobras financieras.
En todo su artículo no salió la palabra “petróleo”. Es como si un universitario uruguayo, hablando de la economía de su país nombrara al turismo, a la “patria financiera”, a los eucaliptos. Y no nombrara la carne.

No se sabe por Latinoamérica que a finales de los sesenta el Reino Unido era un país pobre, reventado por huelgas sectoriales y en solidaridad (como el Uruguay de entonces; estaba siendo destruido por los sindicatos) y que estaban en La Semana de los Tres Días: trabajaban tres días por semana, pero no porque estuvieran en ningún paraíso socialista, sino porque no había electricidad. Dos cosas ocurrieron a continuación y según Ud. sea Idealista o Vulgar Materialista elija cual fue la causa que impulsó esta pequeña isla a ser una de las primeras economías mundiales, la más dinámica de Europa.
Ud es Idealista. Margaret Thatcher tomó el poder, aplastó la soberbia de los sindicatos comunistas, vendió o cerró industrias ruinosas del Estado, tiró a la gente al paro, ganó una guerra contra una decadente dictadura argentina, y liberalizó y dinamizó el espíritu y las fuerzas vivas del país al grito de “En esta vida no hay un plato de comida gratis; alguien siempre lo tiene que pagar”.
Ud es Materialista Vulgar. Los británicos encontraron petróleo y gas en el Mar del Norte, se transformaron en un país exportador de energía e inyectaron ese dinero en su economía, revalorizando la libra y transformando la City de Londres en una potencia financiera mundial.

Hasta la Cara del Cielo nos mira sañuda
Los buenos tiempos se han acabado, el futuro nos alcanza. Es sorprendente la cantidad de malos augurios que se confabulan contra estas islas. Esta lista es incompleta.
* Fin del Gas del Mar del Norte. La producción ha caído bruscamente y las importaciones aumentan. No se construyó depósitos y la importación desde Rusia, Argelia, Noruega, etc. ha levantado los precios. Dos años se tardará en solucionar, pero éste y el próximo invierno serán malos. Esto ha puesto en crisis a la siderurgia y a la industria del vidrio, para nombrar dos importantes, además que la electricidad se produce sobre todo a partir de gas.
* Agotamiento del Petróleo. Quedan unos 28 millardos (“billions”, 109) de barriles de petróleo, se han extraído unos 35 millardos. Ya se pasó el pico de producción y el petróleo que queda es cada vez más difícil y caro de extraer. La administración sobevive de los impuestos que le pone, pero las compañías empiezan a retirarse.
* Problemas con la Electricidad. Thatcher cambió la generación eléctrica del carbón (para cerrar las minas y aplastar a los mineros) al gas, que fluía barato y es combustible limpio. Cambiar de nuevo al carbón, a pesar de nuevas y limpias tecnologías, no será barato. Las Energías Alternativas, se hace mucho en ese campo, no se ha hecho en el cercano pasado lo suficiente y no pueden mantener un modo de vida tan dispendioso energéticamente. Un dato sorprendente: sólo el pequeño consumo de la tv en stand-by, atenta al toque del mando a distancia, y multiplicada por todos los millones de TVs, videos, DVDs, etc. equivale a una central nuclear.
* Problema Centrales Nucleares. Hace más de veinte años que no se construye una central nuclear nueva en el Reino Unido. Las actuales se están cerrando y con el tiempo normal que se tarda en construir nuevas y las dudas sobre la rentabilidad -no es cierto que la electricidad nuclear sea más barata que la del carbón o el gas- y los residuos, y la necesidad de subvencionarlas, el gobierno, el país, tiene un gran problema.
* Deudas Privadas y Bancarrotas. Los ingleses se deben un “trillion” de libras. Eso es más que la deuda externa de Latinoamérica y Africa junta, ¡esta pequeña isla! Un “billion” de los gringos no es un billón decimal, sino un millardo decimal, es decir, mil millones o en notación exponencial, 10^9. Un “trillion” es un millón de millones de libras (=billón decimal), es decir, 10^12. Eso se va en tarjetas de crédito, en hipotecas disparatadas, en sostener un modo de vida lujosísimo y vicioso: cualquier laburante aquí se bebe seis litros de cerveza en el pub, cerveza cara, y otras bebidas, todos los días. Amen de videos, dvds, ropa, vacaciones en España o Tailandia, comer fuera, etc. Sus abuelos comían una rodaja de pan y le ponían grasa de vaca “dripping”, no tenían para manteca.
Las bancarrotas aumentaron este año casi el 100 % al anterior.
* Desastre con las Jubilaciones. El sistema estatal de pensiones y también el privado está arruinado. Se manejan alternativas abracadabrantes. La última propuesta es subir la edad de jubilación de 65 a los 69 años y proponen subirla a los 75 años -para que según las tablas actuariales se hayan muerto casi todos, clavando el pico en el laburo- y otros argumentos absurdos, como que quienes ganan más se jubilen a los 75 (son ricos, mayor expectativa de vida) y los que ganan menos, a los 70 -son pobres, mala salud, fuman: la van a diñar en seguida. Esto lo escribo en serio, esto es así, éste tipo de cosas lo ponen en los diarios y lo proponen en la Cámara de los Comunes.
Las compañías con fondos privados de pensiones están todas, y todas sin excepción, en quiebra técnica. Incluso Correos. Sus responsabilidades de pagos son muy superiores al valor de las empresas. Esto es así, porque los fondos de pensiones son una golosina para los administradores, que se ponen altos sueldos por manejarlos -sueldos que salen del fondo de la compañía- entran en conspiración con Directores y dueños y al poco el dinero ha desaparecido.
Curiosamente, el patrón en UK no contribuye a la pensión del empleado, sea a la jubilación estatal o privada -sí contribuye en España y Europa. Claro, eso abarata costos laborales y dinamiza la economía británica en lo inmediato -al disminuir el ahorro, pues en los hechos es un consumo- “pan para hoy y hambre para mañana”, llamamos a estas avivadas inglesas los desconfiados españoles: el mañana ya ha llegado y los ingleses están aterrorizados, yo conozco gente sobre los 40 años que me dice que no sabe que será de su vida, gente que trabaja en empleos buenos.
* Inflación del Precio de la Vivienda. La noticia de la semana, de cualquier semana, a bombo y platillo publicada, es que los precios de la vivienda subieron 4,7 % en seis meses. Ellos creen que esto es bueno y lamentan que no sea el 16,8 % que era en Noviembre del año pasado. El precio promedio de una casa es de £ 200.000, unos u$a 400.000: En Londres con eso no compras una plaza de garaje, en Kansas te compras un rancho o una mansión. En Londres compras una casa en Notting Hill, antes era de un obrero o pequeño empleado, sin plaza de garaje, y no te van a dar mucho cambio de un millón de libras, la mayoría valen sobre los 4 millones de libras. ¿Cómo pueden pensar que esto es bueno? Los ilusos se lo creen, pero Utley y otros graduados de Oxford y Cambridge que la saben lunga están que tiemblan viendo la que se viene: el Crash del valor de la vivienda.
Ocurre que ante el desastre de los fondos de pensiones la gente ha metido su dinero en una espiral de comprar propiedades más y más hipervaloradas. Piden ampliación de hipotecas y otros mecanismos financieros para financiar un elevado modo de vida y también comprarse propiedades en España y hasta en Dubai.

¡Platita dulce! Ya sabéis lo que les pasó a los vecinos argentinos y su famoso grito, ¡Tá barato, poneme dos!, y las consecuencias. En la TV vi yo a una pareja de ingleses de mediana edad y mediocre situación, él un encargado de obra, ella una gorda infame, yendo a Dubai a comprarse un apartamento -tan ordinario como los de Benidorn en España- encantados de la vida. En Dubai, la mitad del año no te puedes bañar en el mar porque hierve, es una existencia rarísima. Pues en el poco tiempo desde que firmó el contrato y lo fue a ver (a ver construir, porque no está hecho, le mostraron el piso piloto), se le había valorizado más del cien por ciento; el tipo había metido un pelotazo sin hacer nada, y si lo vendía ganaba muchísimo, apenas había puesto una seña.
Estimulados por diarios histéricos y mendaces, los ingleses sacan dinero de rehipotecar su casa -es lo único que tienen, y son propiedades vulgares- y se compran propiedades en Estonia, en Miami, en Praga, en Barcelona, en Sofía, en Dubai. Pero “comprar” en lo inmobiliario es una palabra ambigua: lo que han hecho es adquirir una hipoteca y llenarse de más gastos, pensando pegar el pelotazo y, como dicen en España, ¡maricón el último!

* Retracción del Consumo. Los primeros signos de que la crisis empezó ya se notan en la calle: la gente ha dejado de comprar este verano y otoño pasados y este invierno será el peor en ventas desde hace muchos años. Y el primer signo yo lo vi hace un par de años: la ruina del mercado de antigüedades, fue lo primero que cayó.
* Islamismo. Asusta el avance del islamismo en Gran Bretaña. Están construyendo una mezquita al lado del Estadio Olímpico para la Olimpíada de Londres, 2012. Es una mezquita para 70.000 arabizantes de Londonistán, como ya nos empiezan a llamar. No consigues 70.000 fieles cristianos en un templo -no hay ninguno tan grande de todos modos- ni pastoreándolos a todos: las iglesias están vacías.
Conociendo como se las gastan los ingleses, basta pensar en Irlanda del Norte, esto va a acabar en alguna limpieza étnica como la que tuvimos que hacer en España hace 500 años.
* Guerras. Guerra en Irak; todo apunta a una próxima guerra en Irán; guerra en Afganistán; voces que piden intervención en Sudán: qué pena me dan los negritos del Sudán ¿Sabían Uds. que en Sudán hay petróleo, y están metidas compañías chinas y británicas y de otros países? Bien callado se lo tienen, dicen que van a ir por humanidad.
* Conflictos con la Unión Europea. Esto sólo merecería un libro. En Europa están tan hartos de la mendacidad británica que ya se alzan voces influyentes diciendo que los expulsen. Blair ha tenido que acallar las críticas pagando una fortuna al presupuesto de la UE.
* ¿Incurrimos en el disgusto de los dioses? La Corriente del Golfo, que transporta agua caliente desde el Trópico y el Caribe hacia las Islas Británicas y el Norte de Europa, se ha debilitado un tercio en pocos años. Gran Bretaña está a la latitud de Siberia y de Canadá, es la Corriente del Golfo que da un clima soportable en esta isla superpoblada. En la película El Día Después, la corriente se detiene y el hemisferio norte queda bajo la era glacial, en una semana. Incluso si tardara más, no es una perspectiva tranquilizadora, y en el Támesis, la Gran Barrera que impide que Londres quede sumergida bajo las altas mareas, como Nueva Orleans, debe alzarse varias veces al mes: cuando se construyó la alzaban un par de veces al año. Van a tener que construir nuevas y más potentes defensas contra el mar que nos amenaza.

En su último artículo Utley dice que se alegra, viendo lo que pasa, de que él fuma y bebe mucho y de que no vivirá mucho tiempo para sufrir lo que se viene.

Publicado Impreso en el semanario Entrega 2000, Mercedes, Uruguay. Editor: José Olazarri

Por Armando

3 comentarios en «La Realidad Atropella a un país Borracho de Vapores de Nafta»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.