En los 1800s nadie podía vivir en España de su pluma. Va a volver a pasar lo mismo

Una de las más desagradables características de los Sinapios, esos finchados fijosdalgos venidos a menos, es cómo engañan y ocultan los diversos colapsos que ha tenido este país.  Yo creo que ni lo saben, acostumbrados a batir el bombo, hablar de lo que no saben y opinar de su país sin conocer su historia.

En el siglo XIX, perdido el Imperio y arruinado el país por inacabables guerras carlitas -causadas y azuzadas por la nefasta iglesia- la pobreza era tremenda, y eso que los españoles trabajaban hasta los domingos -otra cosa que no saben, hace apenas 100 años que se puso el descanso dominical, y curiosamente fue a instancias de la iglesia, que se veía venir un estallido social de odio que los iba a barrer del mapa de la Península.

Si Uds se fijan, pueden ir a leer el artículo de Wikipedia sobre la Literatura española en el siglo XIX   http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_espa%C3%B1ola#El_siglo_XIX:_Romanticismo_y_Realismo     si lo leen con atención verán que hasta que no llega el final del siglo no puede nombrar escritores de novelas  -no había, ¡nadie tenía dinero para comprar novelas !

Había algunos poetas -los poetas con algunos rayos de luz de Luna se pueden alimentar, y cazar algunas polillas y comerlas- y algunos de teatro porque el teatro es espectáculo de masas, y los autores algo cobraban.

Los poetas contemporáneos (1846), de Antonio María Esquivel. En él retrató a numerosos literatos que constituyeron la pléyade del Romanticismo español, junto con políticos, pintores, músicos, actores e intelectuales. Aparecen Antonio Ferrer del Río (1814-1872), Juan Eugenio Hartzenbusch (1806-1880), Juan Nicasio Gallego (1777-1853), Antonio Gil y Zárate (1793-1861), Tomás Rodríguez Rubí (1817-1890), Isidoro Gil y Baus (1814-1866), Cayetano Rosell y López (1817-1883), Antonio Flores (1818-1866), Manuel Bretón de los Herreros (1796-1873), Francisco González Elipe, Patricio de la Escosura (1807-1878), José María Queipo de Llano, conde de Toreno (1786-1843), Antonio Ros de Olano (1808-1887), Joaquín Francisco Pacheco (1808-1865), Mariano Roca de Togores (1812-1889), Juan González de la Pezuela (1809-1906), Ángel de Saavedra, duque de Rivas (1791-1865), Gabino Tejado (1819-1891), Francisco Javier de Burgos (1824-1902), José Amador de los Ríos (1818-1878), Francisco Martínez de la Rosa (1787-1862), Carlos Doncel, José Zorrilla (1817-1893), José Güell y Renté (1818-1884), José Fernández de la Vega, Ventura de la Vega (1807-1865), Luis de Olona (1823-1863), Antonio María Esquivel, Julián Romea (1818-1863), Manuel José Quintana (1772-1857), José de Espronceda (1808-1842), José María Díaz (1813 – 1888), Ramón de Campoamor (1817-1901), Manuel Cañete (1822-1891), Pedro de Madrazo y Kuntz (1816-1898), Aureliano Fernández-Guerra (1816-1891), Ramón de Mesonero Romanos (1803-1882), Cándido Nocedal (1821-1885), Gregorio Romero Larrañaga (1814-1872), Bernardino Fernández de Velasco y Benavides, duque de Frías (1873-1851), Eusebio Asquerino (h.1822-1892), Manuel Juan Diana (1814-1881) y Agustín Durán (1793-1862).

Aunque el pobre artículo de Wikipedia no lo nombra, también florecía la Zarzuela -otro espectáculo de masas como el teatro- y por supuesto el toreo..  De hecho había una manía patológica con el toreo, y la gente empeñaba el colchón para comprar la entrada  –luego dormía en el suelo con las chinches.

Estos poetas románticos encima eran bastante pocos españoles, el Romanticismo es de origen alemán y los nombres de sus principales poetas y escritores, Gustav Adolf Becker  –perdón, Gustavo Adolfo Bécquer.- , Cecilia Böhl de Faber y Larrea  (a.)  Fernán Caballero.y Juan Eugenio Hartzenbusch  -otro tradicional apellido español :-))  los revelan por lo alemanes que eran.  Mariano José de Larra., aunque no parece alemán, es de allende los Pirineos o sea de Francia: porque de niño huyó emigrada su familia habían sido napoleónicos, y se educó en Francia, y para su amargura y desgracia volvió a Sinapia, donde acabó pegándose un tiro por los fracasados amores con una gorda casada.

Se pueden nombrar otros poetas, pero casi no se pueden nombrar novelistas ni autores de obras serias de historia o de otros tipos, algunos hay, pero generalmente eran políticos o altos funcionarios  Gaspar Núñez de Arce.  ←  por ejemplo, que se podían permitir la literatura o la historia como un gusto intelectual  –elogiable, casi todos sus compatriotas preferían ir a los toros, ya que todavía no habían llegado los deportes ingleses como el fútbol.

Es que no había ni diarios,y no me vayan a consultar alguna publicación, porque lo que listan son títulos.  No eran diarios, quiero decir, no eran nada que en Londres o en París o en Nueva York o en Berlín se hubiera reconocido como diarios.  Había títulos, a veces rimbombantes, pero eran dos hojas de papel o sea ocho carillas mal impresas con noticias locales y a veces noticias que mal copiaban de diarios extranjeros que llegaban.

No había periodistas, nadie podía vivir del periodismo.  No vivir decentemente, claro. Muchos periodistas vivían con alguna prostituta que era la que paraba la olla.  Los diarios sobrevivían de los fondos de reptiles que les pagaban los partidos políticos para que les elogiaran, dinero que se embolsaba el director.

Si no me creen, consigan La Novela de un Literato, de Cansinos Assens y entérese de cómo era de pobre y sucia y limitada y prostituida  la vida en Madrid a principios del siglo XX, o sea que en el siglo XIX, nanay.  Naranjas de la China.

Recién al final del siglo XIX,  con  Emilia Pardo Bazán  y con Pérez Galdós, y algún otro  como  José María de Pereda   la novela española resucita, aunque los novelistas españoles gozaban de bastante mala salud, fruto del hambre que pasaban salvo que consiguieran meterse en la política o en la función pública.  Aún así Galdós que era político pero demasiado honrado, murió bastante pobre. Incluso muy entrado el siglo XX, Pío Baroja  por ejemplo llevaba una existencia miserable -por suerte era chiquito y enteco, con poca comida y un abrigo raído le alcanzaba.

☼  Estas consideraciones las hago porque en Sinapia está empezando a pasar lo mismo. Salvando ciertas distancias todavía, claro, pero a los periodista los despiden a cientos, los diarios cierran y reducen sus plantillas y sus páginas, esto nos muestra un país que se deseca en su cerebro.

Y va a peor.

En cuanto a los novelistas, hoy, es un secreto a voces que el que consigue vender 300 ejemplares de su novela en Sinapia se le considera un autor de mucho público  -Umbral con todo y su fama no vendía mucho más de cada título, por eso reimprimía veinte veces el mismo tocho, con distinto nombre.

Se está cerrando el grifo de las ayudas públicas a la cultura, porque no se puede mantener coimas y desfalcos, y cultura, así que el pícaro político recorta de los pobres ganapanes de la pluma  –que ni siquiera tienen lo que tienen que tener los hombres para insultarlos en público, son así de mansuetos, pobrecicos.

Este tiempo con Juan Carlos Borbón, así lo podemos considerar, duro muy poco, apenas produjo obras de cierta calidad, y ahora se acaba.

Chau, pinela.

,,

Por Armando

2 comentarios en «La Novela Española Desapareció en el Siglo XIX»
  1. hola tio. dice la mama que te has olvidado de vicente blasco ibañez; autor de los 4 Jinetes del apocalipsis que vendio los derechos de autor a Hollywood. Dirigia el Peridico Liberal en valencia y fue perseguido por republicano. También escribio Cañas y Barro, Sangre y Arena.Era odiado por otros autores por que se hizo rico

  2. Eh, sí pero ese también escribió hacia el final del siglo XIX, y principios del 20, ya había algunos.
    Lo de los 4 jinetes del Apocalipsis es sobre la 1ª Guerra Mundial, que fue 1914 – 1918
    Hollywood no existía en el siglo XIX
    .
    Yo lo que decía es que en el siglo XIX -que se le diecinueve, o sea 1830, 1850, 1880 etc – no había nadie, o casi nadie que pudiera vivir de la novela o del periodismo
    Eso fue porque el país se pasó todo el siglo 19 de guerras civiles, por las guerras carlistas que las trajeron los curas, los catalanes y los vascos, principalmente
    .
    Busca en Wikipedia «Guerras Carlistas»
    Hubo creo que tres …
    3 guerras civiles en un siglo !
    .
    Aparte de las dos invasiones francesas anteriores, la de 1808, y luego otra no me acuerdo exactamente, sobre 1820 fue, porque los españoles intentaron tener una república, la de Riego, y fue invadida por Francia, más bien por un gobierno europeo de las tiranías de Francia, Inglaterra, Rusia y Prusia.
    Porque mucho mandarse la parte, pero entonces la Europa eran todo feroces tiranías, en Rusia existía la esclavitud, por ejemplo.
    Y por supuesto en Inglaterra entonces no había democracia ni nada que se le parezca. Sólo unos pocos, y muy ricos, y ni siquiera todos los ricos, tenían derecho a votar.
    .
    Es muy recomendable que te leas Los Episodios Nacionales, de Galdós que donde se lee mejor es en un Kindle o Nook o cosa así.
    .
    Blasco Ibáñez es un gran escritor y audaz político, muy de finales del siglo XIX y princios del XX. Claro que era envidiado y odiado por los que no valían para nada y no sólo otros escritores.
    .
    Tuvo un plan de colonizar la Patagonia, que no le salió bien, se arruinó, y como alguna gente valenciana había puesto dinero o había ido allá y les fue mal, fueron a la casa y la prendieron fuego !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.